Hoja Parroquial - Encuentro Nº 260

13/03/10
Carta del Párroco

Queridos amigos

A Lucas se le conoce como el evangelista de la Misericordia, porque es quien más y mejor nos habla de la misericordia de Dios y de Jesucristo. Lo hace sobre todo en la Parábola del Padre pródigo, cuyo derroche de amor se muestra muy superior al derroche de desamor del hijo. Ciertamente el retrato genial que Lucas hace del hijo menor con su happy end, dio pie a que, desde muy antiguo, el relato fuera llamado la Parábola del Hijo Pródigo. Malamente, pues aún siendo tan importante en sí mismo y como retrato tipo del pecador arrepentido (yo y ustedes), lo central de la parábola es el Padre. Es Él, hecho amor y ternura, quien lo llena todo: su acogida generosa, su alegría sincera, la fiesta que prepara… Así es el Padre Dios, nos viene a decir Jesús: Padre y madre al mismo tiempo, como lo muestra Rembrandt en su cuadro.

Amor y ternura con el descarriado hijo menor y amor y paciencia con el orgulloso hijo mayor, que llega a disgustarnos tanto o más que el menor. Por su dureza en la expresión y en el trato, tanto con su padre como con el hermano, a quien no quiere reconocer como tal. “Ese hijo tuyo…”, le espeta al padre como si no fuera su hermano. Resentido, malcriado, intransigente, orgulloso, es un triste ejemplo del hombre que se cree cumplidor y justo (a lo mejor yo y ustedes). ¡Qué contraste con la actitud del padre, que lo llama hijo y le recuerda que “el perdido” es su hermano! . No sabemos si logró hacerlo entrar en la fiesta…

La parábola nos hace ver ante todo lo que es el amor paterno, tan distinto del de los hermanos. Y que recoge y vive todas las cualidades que para Pablo debe tener el amor (1 Cor 13, 4-7). Todo esto es muy importante en el plano humano, sobre todo en nuestros tiempos en los que tanto se habla del amor de las madres y tan poco del amor de los padres. Como si este no tuviera que ver ya con las entrañas y con la ternura del corazón, sino sólo con el sostén, la disciplina y el control de los hijos. Al respecto, la Parábola del padre pródigo nos dice que el amor de los papás por sus hijos debe ser entrañable y tierno, pendiente de ellos (no importa donde estén) y dispuesto a la acogida cordial y al abrazo (más allá de cómo los hijos se hayan podido portar). Como para la mamá, para el papá los hijos deben ser amores imprescindibles, carne de su carne, no importa lo que haya pasado.

Ciertamente, para Jesús la Parábola del Padre Pródigo es ante todo la historia del amor de Dios (y del  mismo Jesucristo) para con los hombres. Nos presenta a dos clases de hombres, pero podrían ser todos, pues lo que importa no es tanto la variedad del descarrío y del pecado humano sino el perenne y total amor de Dios. Que nos llama sus hijos, que vive pendiente de nosotros, que sale a nuestro encuentro (dándonos tantas oportunidades), que nos acoge con abrazos y besos y que nos reintegra a la familia. Al respecto, los maestros de vida espiritual ven y nos presentan esta parábola como una invitación a la conversión y a la Confesión. Nuestro buen Padre Dios nos espera para darnos el abrazo que perdona e invita a la Eucaristía.

Noticias

Noticias

AGENDA DE MARZO (2ª Quincena)
19  San José, esposo de María y custodio de la Sta. Familia y de la Iglesia.
19-21 Retiro Espiritual de Catequistas, CAVI
25  La Anunciación y Encarnación del Hijo de Dios.
      Día del Niño por Nacer, que recordaremos el domingo 21 el sábado 27
27  Novena Perpetua a la Virgen de la MM. hrs. 11.00 a.m.
28  Domingo de Ramos: Procesión de Ramos a hrs. 11. 30
28-06  SEMANA SANTA. Programa especial

EN SUS ANIVERSARIOS, FELICITAMOS
al “Equipo Misionero” por su 25º aniversario, el 14 de marzo; y al “Movimiento Discípulos Misioneros” por su 3º aniversario, el 16 de marzo. Encontrarán lo que estos Equipos son y hacen en la HP 207. Aquí y ahora, sólo queremos orar por ellos, desearles lo mejor y prometerles tener muy en cuenta su invitación a integrar sus Grupos.

FERIA INTEGRAL DE SALUD
Organizada por el Centro de Salud de San Isidro, se la tendrá en el frontis del Establecimiento, en las mañana del 16 al 26 de marzo. Como en años anteriores, será una atención casi integral y gran parte gratuita. Favor de pasar la voz.

CATEQUESIS DE PRIMERA COMUNIÓN Y CONFIRMACIÓN
Las inscripciones, ya abiertas en la Oficina Parroquial, terminarán el 07 de abril.
REQUISITOS:
COMUNES PARA AMBAS CATEQUESIS:
1. Inscripción en la Oficina Parroquial por los papás hasta el 07 de Abril.
2. Ser feligreses de la Parroquia o estudiar en un Colegio del vecindario.
3. Partida de Bautizo (o de nacimiento, si no está bautizado).
4. Asistencia mensual de los padres a las reuniones en fechas a programar.
5. Inscripción:  S/ 20.00 ( En una o dos cuotas )
6. Inicio de Clases : domingo 11 de Abril. Término: 21 de Noviembre

ESPECIFICOS PARA LA PRIMERA COMUNIÓN:
1 Edad mínima 8 años o estar en cuarto (4º) grado de Primaria.
2 Asistencia todos los domingos de 9.00 a.m. a 12:00 m., con misa a las 9.00
3 Tener Libro de Catequesis ( Su costo va incluido en el derecho de Inscripción). Y Biblia.

ESPECIFICOS PARA LA CONFIRMACIÓN
1. Edad mínima 15 años o cursar 4to o 5to de Secundaria.
2. Asistencia todos los domingos de 5.00 a 7.00 p.m., con misa a las 7.00 p.m.
3. Compromiso de integrar un grupo Juvenil Parroquial y de participar en alguna actividad parroquial.

CATEQUESIS DE ADULTOS (mayores de 18 años). Trabajadoras del Hogar, etc.
1.- La Preparación es para: bautizo, Primera Comunión, Confirmación
2.- Asistencia todos los domingos de 10 a.m. a 12:00 m., con misa a las 12.00

 

Tema

EL JUBILEO DE UNA MUERTE.

¿Puede una muerte convertirse en Jubileo? Sin duda, cuando se trata de la muerte de un santo  (Sal 116, 15), que es su nacimiento para el cielo. Concretamente, es el caso de la muerte de Luisa de Marillac, cofundadora con San Vicente de Paul, de las Hijas de la Caridad, quien nació para el cielo un 15 de marzo de 1660. En este día, millones de personas de todo el mundo, nos reuniremos para celebrar con júbilo aquel día de hace 350 años. Cuando una nueva estrella se encendió en el cielo al consumirse la llama de la vida de Luisa. Tenía 68 años, que gastó con generosidad y dulzura, amando a Dios en el servicio de los pobres.

Sucedió un lunes de Semana Santa, hacia las 11. 30 de la mañana. Media hora antes había hecho llamar a todas las Hermanas para darles su bendición. Delicada siempre de salud  -viviendo de milagro, dirá Vicente de Paul, que la conoció por 38 años-, sus males se agravaron el 4 de febrero, por lo que, presentes su hijo, nieto y nuera, y las Hermanas de la Casa Madre, recibió con gran fervor el sacramento de los enfermos. El Señor le concedió un mes largo más de vida. Recibido el viático el día 13, su última bendición la reservó para las Hermanas, que recibieron y guardan sus palabras como si fuera el Testamento Espiritual de la Madre. Expiró diciendo SI, sin duda al llamado de su Señor. Antes un sacerdote de la Misión, enviado por San Vicente de Paul, que estaba enfermo, le había impartido la bendición apostólica.

“¡Qué alma tan hermosa! Parte para el cielo con la gracia del bautismo”, exclamó el párroco de San Lorenzo cuando la vio expirar. Siendo la parroquia de la Casa Madre de las Hijas de la Caridad, el cuerpo de Luisa fue enterrado el miércoles 17, en la Capilla de la Visitación, junto a los cuerpos de las Hermanas fallecidas desde 1641. Una sencilla cruz verde de madera en la que estaba escrito: Ave Spes Unica, resumen de su vida, era lo único que indicaba e indicó por muchos años el lugar de Luisa. Eso y un aroma de violetas, que inexplicablemente salía de la tumba, la que se convirtió pronto en centro de peregrinaciones.

“Tienen en el cielo una madre que goza de mucha influencia”, dijo Vicente de Paul a las Hermanas en una de las dos conferencias que dedicó a compartir las virtudes de Luisa de Marillac. Sin duda había sido una mujer que supo integrar en profundidad la contemplación y la acción, la piedad sincera y la prudencia y eficacia en el gobierno. Pequeña de estatura (1.46), “hija natural” y huérfana desde los 12 años, casada y enviudada con un hijo, consagrada a Dios en el servicio de los pobres y cofundadora contra viento y marea de una Compañía que habría de ser toda una revolución en la Iglesia y en el mundo. A su muerte la dejaba oleada y sacramentada, con 74 fundaciones -73 en Francia y 1 en Polonia- y 250 Hijas de la Caridad.

Siendo una santa cantada ya en vida, tuvieron que pasar ¡¡260 años!! antes de que la iglesia la declarara Beata (en 1920). Hasta que la Iglesia y la Compañía dejaron de considerar vergonzoso y óbice para la canonización el hecho de que Luisa fuera “hija natural” ¿¡Qué culpa tenía ella!? En compensación, Dios quiso que fuera declarada santa sólo 14 años más tarde (en 1934). Y que, por la boca del Papa Bueno Juan XXIII, la Iglesia la proclamara Patrona Celestial de cuantos se dedican a las obras sociales cristianas (1960). Cada año que pasa la figura de Luisa de Marillac crece y se nos hace más cercana y amorosa.


Archivo de la Hoja Parroquial

A continuación el archivo con los números anteriores de la Hoja Parroquial Encuentro

Hoja Parroquial - Encuentro Nº 506
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 503
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 501
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 500
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 499
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 497
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 496
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 495
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 493
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 494
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 200
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 200
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 482
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 480
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 479
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 478
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 477
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 476
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 474
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 473
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 472
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 470
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 471
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 469
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 468
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 466
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 465
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 464
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 462
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 461
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 463
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 460
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 458
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 457
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 456
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 455
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 455
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 454
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 453
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 450
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 452
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 451
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 450
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 449
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 448
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 447
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 446
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 445
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 444
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 443
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 442
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 441
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 440
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 439
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 438
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 437
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 436
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 435
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 434
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 433
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 432
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 430
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 429
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 428
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 427
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 426
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 425
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 424
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 423
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 422
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 421
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 420
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 419
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 417
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 416
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 415
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 414
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 412
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 411
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 410
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 409
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 408
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 407
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 406
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 405
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 404
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 403
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 402
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 401
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 399
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 398
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 397
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 395
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 394
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 392
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 391
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 390
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 389
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 388
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 387
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 386
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 385
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 384
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 383
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 382
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 381
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 380
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 379
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 378
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 377
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 376
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 375
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 374
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 373
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 372
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 371
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 370
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 369
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 368
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 366
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 365
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 364
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 363
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 362
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 361
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 360
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 359
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 358
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 357
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 356
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 355
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 354
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 352
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 351
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 350
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 349
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 348
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 347
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 345
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 343
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 342
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 341
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 340
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 339
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 338
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 337
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 336
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 335
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 334
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 333
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 332
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 331
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 330
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 329
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 328
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 327
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 326
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 325
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 324
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 323
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 322
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 321
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 320
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 319
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 318
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 317
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 316
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 315
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 314
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 313
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 312
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 311
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 310
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 309
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 307
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 304
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 274
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 273
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 272
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 271
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 270
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 269
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 268
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 267
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 266
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 265
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 264
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 263
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 261
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 260
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 259
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 256
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 258
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 257
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 255
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 254
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 253
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 252
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 251
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 250
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 249
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 248
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 247
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 246
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 245
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 243
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 242
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 241
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 240
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 239
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 238
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 237
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 236
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 235
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 234
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 233
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 232
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 231
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 230
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 229
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 228
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 227
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 226
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 225
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 224
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 223
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 222
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 221
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 220
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 219
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 218
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 217
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 216
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 215
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 214
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 213
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 212
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 211
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 210
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 209
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 208
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 207
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 206
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 205
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 204
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 203
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 199
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 198
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 197
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 196
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 195
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 194
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 193
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 192
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 191
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 190
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 189
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 188
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 187
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 186
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 185
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 184
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 183
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 182
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 181
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 180
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 179
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 174
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 173
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 172
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 171
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 170
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 169
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 168
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 167
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 166
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 165
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 161