Hoja Parroquial - Encuentro Nº 256

06/03/10
Carta del Párroco

Queridos amigos

Ustedes han oído hablar de las Bienaventuranzas de Jesús y hasta sabrán que hay dos versiones: la de Mateo (5, 1-11)  -con 8 Bienaventuranzas, dirigidas a quienes frecuentan la iglesia- , y la de Lucas (6, 21-26)  -con 4 Bienaventuranzas y sus correspondientes Malaventuranzas, dirigidas a la gente en general. En relación con la versión de Lucas, digamos que así como las llamadas Malaventuranzas no son maldiciones sino lamentaciones, tampoco las Bienaventuranzas son bendiciones sino motivaciones. En ambos casos, las Bienaventuranzas son presentadas como el pórtico de entrada al código de perfección de Jesús, que Mateo presenta en 3 capítulos (5,6 y 7); y Lucas sólo en 1 (en lo que resta del 6).

Para Lucas y Mateo, en especial para este último, el hecho de que Jesús haya querido dar su enseñanza principal desde un monte, lo muestra como un nuevo Moisés, el Moisés de la Nueva Alianza. Lo muestra también entregando lo que habrá de ser la nueva Ley de la Nueva Alianza. Es decir, que lo que fueron los Diez Mandamientos para Israel, deben ser las Bienaventuranzas para el Nuevo Pueblo de Dios. Es decir, que las Bienaventuranzas son los Diez Mandamientos del nuevo Pueblo de Dios. No los anulan ni les restan importancia  -y habrá que cumplirlos fielmente-, pero la perfección del seguidor de Cristo no puede reducirse a cumplir los Diez Mandamientos. Cumplidos estos, deberá aspirar a vivir y ayudar a vivir las Bienaventuranzas.

Cumplir los Mandamientos es el mínimo que puede hacer un cristiano. Al cristiano se le pide mucho más. Se le pide vivir según las Bienaventuranzas, que es vivir según el Espíritu de Jesucristo. No sé si a ustedes, pero a mí, cuando llego a este punto, me da la impresión de que nos hemos quedado en el Antiguo Testamento; de que, salvo por los santos, los demás a duras penas estamos entrando en el Nuevo. ¡Y han pasado 2000 años! ¿Cuál es nuestro problema con las Bienaventuranzas, que son tan importantes? ¿Por qué no las recitamos como una oración?  No digo de paporreta como hacemos (o hacíamos) con los Diez Mandamientos. Recitarlas como una oración, dejaría entrever la alta estima en que las tenemos. Así como nuestro deseo de vivirlas y de ayudar a vivirlas a otros.

Ciertamente, para algunos está el problema de saber qué es lo que las Bienaventuranzas exactamente dicen, en especial las de Mateo. Pero las de Lucas, que son las del evangelio de la misa de hoy, son claras, sobre todo si partimos del hecho de que Jesús no quiere la pobreza ni el sufrimiento ni la humillación; y de que no deja la felicidad sólo para la otra vida. Es con estos criterios que les invito a leer y a sentirse felicitados por el Señor. Ánimo y felices ustedes los pobres, porque el reino de Dios es suyo. Ánimo y felices ustedes los que tienen hambre, porque van a ser saciados. Ánimo y felices ustedes los que lloran, porque su llanto pronto se convertirá en risa. Ánimo y felices ustedes los perseguidos por mi causa, porque Dios los va a recompensar…

Noticias

Noticias

SE BUSCAN LECTORES PARA LAS MISAS
Los hay y muy buenos, pero el Equipo de Liturgia quiere contar con un equipo de lectores fijos para cada una de las misas de horario de la parroquia, empezando por los domingos. Es decir, seis (6) Equipos: de 7, 9, 11. 12, en la mañana; y 5.30 y 7.30 por la tarde. Un liturgista esperará en la sacristía a los voluntarios, para informarles de qué se trata y anotar sus nombres. El primer y fundamental requisito es que sean participantes asiduos de la misa para la que se anotan. Les esperan desde el domingo 21. Gracias por acudir.

EL EQUIPO MISIONERO SE PONE EN MARCHA
Después de un merecido descanso y entrándole al trabajo poco a poco, pues el calor arrecia y muchos vecinos andan de vacaciones. Se reunieron el sábado 13, a las 9.00 a.m., en el salón parroquial. Y fue una jornada feliz de reencuentro, para saludarse, para retomar la hora de formación sobre la base del evangelio (Hoja Parroquial), y para refrescar cosas y casos de la misión. ¿Vendrán nuevos este año? Ellos los esperan con los brazos abiertos. Vengan. Les gustará el ambiente y el trabajo.

EL MOVIMIENTO DE DISCÍPULOS MISIONEROS
Quiere institucionalizar la fecha del 16, en que, hace un par de años, nació el Movimiento parroquial, que hoy tiene 82 misioneros. Por ello está invitando a la Misa de 11 del martes 16. Ante todo para darle gracias a Dios por habernos llamado a ser misioneros como Jesús y luego para alimentar y reforzar el Compromiso asumido. Por la hora, muchos no podrán participar en la santa misa, pero desde donde estén, se unirán espiritualmente a los presentes, orando con ellos por las misiones. ¿No querrían unirse también ustedes?

FERIA INTEGRAL DE SALUD
Organizada por el Centro de Salud de San Isidro, se la tendrá en el frontis del Establecimiento, en las mañana del 16 al 26 de marzo. Falta más de un mes, pero estamos cumpliendo con el pedido que nos han hecho de apoyarles con la difusión y propaganda. Como en años anteriores, será una atención casi integral y gran parte gratuita. Favor de pasar la voz.

MIERCOLES DE CENIZA
Será el 17, dando inicio a la Cuaresma, con la imposición de la ceniza y el mandamiento del ayuno y la abstinencia. Miércoles de Ceniza y Viernes Santo, son los dos únicos días del calendario, que han quedado como obligatorios, desde los 18 a los 70 años. La abstinencia, que obliga en todos los Viernes de Cuaresma, puede ser reemplazada por alguna obra de caridad o alguna oración. Las lecturas de la misa (profeta Joel (2, 12-18) y evangelista Mateo (6, 1-6. 16-18), nos hablan de oración, penitencia y ayuno.
La Bendición e Imposición de la Ceniza es un sacramental, que nos predispone a reflexionar y a comprometernos con el Señor. La haremos al inicio de la misa de 11 de la mañana, y de las de 6.30 y 7.30 de la tarde. Conviértete y cree en el Evangelio, dice el sacerdote al imponer la ceniza bendita en la frente. Amén, así sea, le responden los fieles. Como ya se dijo y es costumbre muy buena, tendremos el viacrucis todos los viernes de la Cuaresma, a las 6 de la tarde.
El mensaje de Benedicto XVI para la Cuaresma 2010 se titula “La justicia de Dios se ha manifestado mediante la fe en Jesucristo”. La veremos en la HP 257.

 

Tema

LA CUARESMA O 40 DÍAS DE CAMINO HACIA LA RESURRECCIÓN

La Cuaresma se inicia significativamente el miércoles de Ceniza. Significativamente porque en ese día se nos impone la ceniza, con su mensaje de levedad, y porque en ese día nos comprometemos a convertirnos y a creer en el evangelio. Conviértete y cree en el evangelio, nos dirá el sacerdote. Amén, así es y así será, le respondemos nosotros. Y empezamos a transitar, humildes y decididos, por un camino que, en 40 días (es lo que literalmente significa Cuaresma: 40 días), va a llevarnos a la alegría de la Pascua de la Resurrección del Señor.

¿Qué idea tenemos de la Cuaresma? Durante un buen tiempo  -y aún hoy, por muchos fieles- , se la consideró como un tiempo litúrgico (40 días) cerrado en sí mismo, es decir, que se inicia mirando a la pasión y muerte del Señor y se cierra o termina cuando el Señor muere en la cruz. Todo es cárdeno, severo, penitencial, doliente, como corresponde en un velorio, en este caso el del Señor. Su resurrección era otra cosa y otro tiempo, el tiempo pascual. Tal visión y práctica litúrgicas de la Cuaresma, hicieron que, sobre todo la religiosidad popular, centrase su mirada en “el Crucficado” y llenase el mundo cristiano de de cruces y crucifijos.

Hoy la Cuaresma es vista como un tiempo totalmente abierto a la Resurrección, como “el gran tiempo de preparación a la Pascua de Resurrección”. Tiempo fuerte de espera, como el de invierno cuando el grano de trigo muere, pero para romper y abrirse en un tallo y luego en una espiga con abundante y nuevo trigo, como quiere el Señor (Jn  12,24). Lamentablemente, esta bonita y real comparación  -cuaresma=invierno-, es difícilmente captada por el pueblo fiel en el hemisferio sur, donde la Cuaresma cae y se celebra en pleno verano, que invita a la disipación más que a la interiorización.

Desde siempre hemos identificado la cuaresma con la oración, el ayuno y la limosna, y no está mal, pero siempre que no confundamos el fin con los medios. Que no reduzcamos la cuaresma a un tiempo en el que se nos pide rezar algunas oraciones más, privarnos de algunas cositas que nos gustan, y dar unos soles más en la colecta. Está bien hacer todo esto, pero teniendo en cuenta que eso no es la cuaresma. Y que la oración, el ayuno y la limosna tendrán valor y sentido en la medida en que sean expresión de un espíritu y lo lleven a su culminación. Este espíritu se llama y es conversión y renovación según el evangelio.

En expresión feliz del Papa Benedicto XVI, la cuaresma es “una peregrinación interior”, dinámica y generosa, que acompaña a Jesús en su camino al Gólgota (su muerte) y al sepulcro vacío (su resurrección). Es en esta peregrinación donde encajan y cobran todo su sentido, la oración, el ayuno y la limosna, como expresión externa.


Archivo de la Hoja Parroquial

A continuación el archivo con los números anteriores de la Hoja Parroquial Encuentro

Hoja Parroquial - Encuentro Nº 506
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 503
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 501
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 500
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 499
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 497
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 496
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 495
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 493
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 494
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 200
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 200
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 482
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 480
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 479
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 478
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 477
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 476
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 474
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 473
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 472
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 470
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 471
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 469
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 468
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 466
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 465
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 464
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 462
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 461
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 463
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 460
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 458
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 457
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 456
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 455
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 455
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 454
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 453
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 450
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 452
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 451
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 450
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 449
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 448
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 447
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 446
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 445
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 444
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 443
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 442
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 441
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 440
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 439
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 438
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 437
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 436
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 435
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 434
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 433
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 432
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 430
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 429
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 428
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 427
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 426
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 425
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 424
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 423
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 422
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 421
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 420
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 419
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 417
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 416
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 415
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 414
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 412
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 411
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 410
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 409
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 408
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 407
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 406
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 405
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 404
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 403
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 402
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 401
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 399
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 398
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 397
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 395
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 394
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 392
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 391
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 390
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 389
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 388
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 387
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 386
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 385
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 384
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 383
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 382
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 381
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 380
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 379
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 378
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 377
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 376
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 375
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 374
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 373
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 372
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 371
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 370
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 369
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 368
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 366
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 365
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 364
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 363
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 362
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 361
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 360
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 359
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 358
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 357
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 356
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 355
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 354
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 352
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 351
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 350
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 349
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 348
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 347
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 345
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 343
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 342
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 341
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 340
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 339
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 338
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 337
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 336
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 335
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 334
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 333
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 332
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 331
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 330
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 329
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 328
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 327
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 326
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 325
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 324
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 323
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 322
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 321
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 320
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 319
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 318
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 317
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 316
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 315
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 314
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 313
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 312
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 311
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 310
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 309
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 307
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 304
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 274
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 273
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 272
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 271
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 270
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 269
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 268
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 267
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 266
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 265
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 264
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 263
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 261
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 260
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 259
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 256
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 258
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 257
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 255
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 254
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 253
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 252
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 251
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 250
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 249
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 248
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 247
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 246
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 245
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 243
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 242
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 241
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 240
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 239
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 238
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 237
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 236
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 235
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 234
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 233
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 232
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 231
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 230
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 229
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 228
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 227
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 226
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 225
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 224
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 223
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 222
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 221
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 220
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 219
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 218
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 217
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 216
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 215
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 214
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 213
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 212
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 211
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 210
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 209
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 208
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 207
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 206
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 205
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 204
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 203
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 199
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 198
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 197
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 196
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 195
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 194
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 193
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 192
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 191
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 190
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 189
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 188
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 187
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 186
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 185
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 184
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 183
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 182
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 181
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 180
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 179
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 174
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 173
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 172
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 171
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 170
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 169
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 168
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 167
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 166
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 165
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 161