Hoja Parroquial - Encuentro Nº 241

13/11/09
Carta del Párroco

Queridos amigos

Todos los santos, es la fiesta que celebramos en este domingo. Una fiesta muy simpática y muy cercana, aunque sea asi mismo tiempo muy solemne y maravillosa. Tanto que le podemos dar los títulos más llamativos: Fiestas de la Gracia de Dios, Fiesta del Amor Hermoso, Fiesta del Espíritu, Fiesta de los Amigos de Dios, Fiesta del Heroísmo Humano, Fiesta del Hombre y de la Mujer Nuevos… Yo prefiero llamarla Fiesta de las Bienaventuranzas, porque es lo que, en última instancia, estamos celebrando: a los hombres y mujeres que supieron vivir según las Bienaventuranzas, que es la Carta Magna de la Santidad. Es lo que nos dice y hace la Iglesia al poner las Bienaventuranzas como el evangelio de la Fiesta de Todos los Santos (Mt 5, 1-12; Lc 6, 21-22).

Ciertamente el sentido de la Fiesta de Todos los Santos es celebrar su vida, dar gracias a Dios por su regalo al mundo, sentirnos orgullosos de ellos y tenerlos como intercesores, vernos cuestionados por ellos e imitar sus ejemplos, animarnos a ser santos como ellos lo fueron… La Fiesta de hoy no puede dejarnos indiferentes y sin preguntarnos como san Agustín: ¡¿lo que ellos pudieron, incluso niños y ancianos, no lo podrás tú?! Inquietante pregunta, que se apoya en la de Jesús, que movió a tantos hombres y mujeres a ser santos: “¿de qué le sirve a uno ganar el mundo entero si se pierde a sí mismo” (en este mundo y para la eternidad)? (Mt 16, 26)

¿Quiénes son Todos los Santos, que celebramos hoy? Y ¿qué hicieron para serlo? Quiénes son es la pregunta más fácil de contestar: son los hombres y mujeres  -no importa su edad, raza, condición y estado-, que gozan de Dios en el cielo. Y son millones y millones, que me permito presentarlos en dos grandes grupos: Los con nombre propio, que probaron su amistad con Dios mediante algún milagro, que llevó a la iglesia a anotarlos en su Santoral. Y los anónimos, que, como solemos decir, fueron con zapatos y todo al cielo, o sólo después de ser “probados por el fuego” (1 Cor 3, 13-14). A todos ellos Dios los tiene ya inscritos e su Libro de la Vida y la Iglesia los celebra especialmente hoy. Son los más, y, entre ellos, hay hombres y mujeres que conocemos y que quizá son familiares y amigos nuestros. ¿Qué hicieron para merecer este honor?

Simplemente vivieron las bienaventuranzas. Con normalidad. Nos llamó la atención, sin duda, la inmensa confianza que tenían en Dios, en cuyas manos se ponían y lo ponían todo. Su empeño permanente por ser mejores, que ellos nunca creyeron estar logrando, aunque para nosotros eran unos santos. Fueron sufridos y lloraron muchas veces por sus supuestos pecados y por los pecados de los demás, que ofendían a Dios y no dejaban ser felices a los hombres. Fueron siempre misericordiosos y limpios de corazón, transparentes. Gente de paz. Incomprendidos y hasta perseguidos a veces… Ahora son bienaventurados y están en el cielo, porque fueron amigos de Dios y de los hombres.

Noticias

Noticias

NOVIEMBRE. (1ª Quincena). MES DE LA MEDALLA Y DE LA PARROQUIA.
01  Fiesta de Todos los Santos, en domingo. Misas por los Difuntos
02  Conmemoración de los Fieles Difuntos. Misas por los Difuntos
03  San Martín de Porres
05  Jueves eucarístico. Adoración al Santísimo a las 5.30
06  1º Viernes: Corazón de Jesús, 11.00 Misa y Adoración Santísimo
06-08 Retiro Profundo vicentino para laicos
07, 14, 21, 28, Rosario de la Aurora (6.00) y Misa (7.00)

CONVIVENCIA VOCACIONAL
Se realizará los dias 13, 14 y 15 de noviembre, en la Casa de Retiro "Cardenal Cushing". Está dirigida a jóvenes que expresamente hayan manifestado inquietud por la vida sacerdotal,  Costo S/. 50.00, que incluye, tambien, la movilidad a Chaclacayo. Las fichas de inscripción deberán ser presentadas hasta el 4.11. Mayor información en la Secretaría Parroquial.

NO A LAS “ORACIONES CADENA”
Las conocemos todos, esas oraciones, con premio o castigo, a la Virgen de Guadalupe, a San Judas Tadeo, etc., Y que terminan pidiendo hacer un número determinado de copias y distribuirlas en las iglesias o por las casas. No se sabe el motivo de tal práctica: ¿religiosidad malentendida? ¿forzar a la oración? ¿intereses económicos?  La respuesta en cualquier caso es la misma: NO, a las oraciones-cadena, que hacen pensar en un Dios y en una religión “automáticos” y de temor o interés. Nuestro Dios es un Dios de Amor, un Padre Bueno, que siempre escucha sus hijos (Mt 6,8; Lc 11,1-13). Conclusión: si te llega alguna oración-cadena, rómpela en cuanto te des cuenta de lo que es. No pierdas tu tiempo leyéndola ni menos haciendo las copias que manda.

EL DOMUND PARROQUIAL 2009
La colecta ascendió a S/.              o sea,                menos que la del año pasado.
El llamado a integrar el Equipo Misionero o el Movimiento de Discípulos Misioneros de la Parroquia, sólo lo respondió una señora, que se inscribió en el Equipo Misionero. Se vuelve a hacer el llamado y se les pide dar su nombre en Secretaría.

FIESTAS DE TODOS LOS SANTOS Y DE LOS FIELES DIFUNTOS Son hoy y mañana, en que todas las misas serán ofrecidas por los difuntos, nominalmente por aquellos cuyos nombres estén escritos en los Sobres de Intenciones, que serán colocados sobre el altar. En esos dos días se puede ganar Indulgencia Plenaria aplicable a nuestros difuntos, con las condiciones acostumbradas: comulgar y visitar el cementerio o una iglesia, y rezar 5 Padrenuestros con Avemaría y Gloria, por las intenciones del Santo Padre.

RETIRO “PROFUNDO” PARA LAICOS VICENTINOS, se lo tendrá los días 6, desde las 6  p.m., 7, y domingo 8 hasta las 4 p.m., en la Casa de Retiro de las Hijas de la Caridad, cuadra 24 de Ejército. Costo S/.70.00. Mayores informes en Secretaría.

 

 

Tema

GRACIAS AMIGO, POR SER SACERDOTE

(Dentro del Año Sacerdotal y como referido a los sacerdotes de la Parroquia, transcribo aquí este correo electrónico de Claudio de Castro, que recibí el otro día. HP se lo dedica nominalmente al P. Arturo Aguirre, por su cumpleaños).

“Los sacerdotes tienen algo de sagrado, un Cristo metido en sus almas, que nos ve a través de ellos y nos bendice y nos perdona.

Hace poco fui a misa. Sentía una necesidad de ir a la Iglesia y saludar a Jesús, de participar de la Eucaristía. Me encontré con un sacerdote diferente. Celebraba la misa con una particular devoción. Me impresionó cuando elevó las especies consagradas y las miraba con tal cariño, con una ternura tan grande y profunda, que te llegaba al alma.

La misa continuó y nos sentimos transportados al Paraíso, en la presencia de Jesús. Cuando terminó, fui a la sacristía, y le dije emocionado:
–"Gracias... por ese amor y delicadezas con el buen Jesús, por su amor a Jesús Sacramentado".
Me tomó de las manos agradecido. Sonrió y me dijo algo que nunca olvido:
- "Rece mucho por mí".

En ese momento pensé: "¿Cómo un hombre santo me pide que rece por él?"
A menudo reflexiono en ello: "Rezar por los sacerdotes". Comprendí que se parecen tanto a nosotros. Y a la vez, son tan diferentes. Tienen algo de sagrado, un Cristo metido en sus almas, que nos ve a través de ellos y nos bendice y nos perdona.

Pienso también en su gran lucha espiritual. Son los más atacados y golpeados. Por los que no les comprenden. Por los que hablan mal de ellos.

¿Te has dado cuenta? Cargan con sus problemas y con los nuestros. Es justo que también lleven, en sus almas, nuestras oraciones y nuestro afecto. Siempre he tenido un cariño muy particular por los sacerdotes, sin importar su carácter, su raza o su idioma. Me han dado los mejores consejos. Han estado presentes en los momentos más importantes de mi vida. Y he tenido la gracia de conocer y cultivar la amistad de algunos.

Qué bueno saber que aún hay almas que se atreven a vivir el Evangelio, a escuchar el llamado de Jesús. Hay que ser valientes, decididos, y tener una confianza grande en la voluntad del Padre. Abandonarse en sus brazos.

Esto es un sacerdote: un Cristo en la tierra. Pidamos por ellos, para que Dios, en su bondad infinita, les preserve de todo mal y les haga crecer en santidad.

¿Eres sacerdote? Gracias. Gracias, por tu entrega. Gracias por tu amor a Jesús Sacramentado. Por tu fidelidad. Por enseñarnos el camino. Dios te bendiga.

 


Archivo de la Hoja Parroquial

A continuación el archivo con los números anteriores de la Hoja Parroquial Encuentro

Hoja Parroquial - Encuentro Nº 506
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 503
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 501
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 500
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 499
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 497
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 496
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 495
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 493
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 494
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 200
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 200
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 482
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 480
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 479
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 478
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 477
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 476
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 474
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 473
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 472
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 470
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 471
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 469
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 468
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 466
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 465
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 464
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 462
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 461
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 463
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 460
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 458
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 457
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 456
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 455
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 455
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 454
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 453
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 450
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 452
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 451
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 450
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 449
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 448
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 447
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 446
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 445
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 444
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 443
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 442
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 441
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 440
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 439
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 438
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 437
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 436
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 435
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 434
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 433
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 432
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 430
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 429
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 428
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 427
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 426
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 425
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 424
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 423
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 422
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 421
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 420
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 419
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 417
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 416
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 415
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 414
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 412
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 411
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 410
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 409
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 408
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 407
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 406
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 405
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 404
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 403
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 402
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 401
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 399
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 398
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 397
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 395
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 394
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 392
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 391
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 390
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 389
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 388
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 387
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 386
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 385
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 384
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 383
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 382
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 381
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 380
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 379
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 378
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 377
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 376
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 375
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 374
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 373
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 372
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 371
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 370
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 369
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 368
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 366
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 365
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 364
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 363
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 362
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 361
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 360
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 359
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 358
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 357
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 356
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 355
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 354
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 352
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 351
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 350
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 349
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 348
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 347
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 345
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 343
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 342
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 341
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 340
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 339
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 338
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 337
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 336
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 335
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 334
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 333
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 332
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 331
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 330
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 329
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 328
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 327
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 326
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 325
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 324
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 323
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 322
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 321
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 320
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 319
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 318
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 317
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 316
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 315
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 314
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 313
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 312
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 311
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 310
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 309
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 307
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 304
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 274
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 273
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 272
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 271
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 270
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 269
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 268
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 267
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 266
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 265
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 264
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 263
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 261
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 260
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 259
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 256
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 258
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 257
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 255
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 254
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 253
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 252
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 251
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 250
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 249
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 248
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 247
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 246
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 245
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 243
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 242
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 241
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 240
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 239
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 238
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 237
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 236
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 235
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 234
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 233
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 232
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 231
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 230
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 229
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 228
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 227
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 226
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 225
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 224
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 223
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 222
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 221
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 220
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 219
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 218
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 217
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 216
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 215
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 214
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 213
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 212
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 211
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 210
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 209
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 208
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 207
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 206
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 205
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 204
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 203
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 199
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 198
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 197
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 196
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 195
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 194
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 193
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 192
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 191
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 190
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 189
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 188
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 187
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 186
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 185
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 184
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 183
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 182
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 181
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 180
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 179
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 174
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 173
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 172
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 171
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 170
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 169
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 168
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 167
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 166
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 165
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 161