Hoja Parroquial - Encuentro Nº 233

19/09/09
Carta del Párroco

Queridos amigos

“Todo lo ha hecho bien”, dijeron de Jesús cuando sanó a un sordo semimudo, devolviéndole el habla y el oído. Sin duda, la frase, digna de un epitafio, se refería al hecho de que el sordo semimudo había quedado sanado. Pero se refería también al modo como lo había curado. Todo un espectáculo, inusual en Jesús. Milagros mayores los había hecho con una sola palabra: “¡Ve!” “¡Camina!” “Levántate”… y el ciego había visto, el paralítico caminado y el muerto resucitado. ¿¡Por qué en esta ocasión quiso Jesús sanar a este hombre tan aparatosamente!? Es una buena pregunta, que se la dejo para que ustedes la respondan leyendo atentamente el evangelio de hoy (Mc 7, 31-37). Les doy una pista: Jesús no estaba en Israel ni eran mayormente judíos los que le seguían.

Tampoco era judía la mujer que, en este extraño viaje de Jesús al extranjero, se le acercó y le pidió que sanara a su hijita, poseída por el demonio. La sirofenicia hablaba griego y en griego debió haberse desarrollado el diálogo que sostuvo con Jesús. Un diálogo directo, hasta parecer duro, ágil y chispeante, que les invito a leer (Mc. 7, 24-30). Al final, ganó la mujer, que le sacó a Jesús el milagro de la curación de la niña: “puedes irte; por tu fe el demonio ya ha salido de tu hija… Con sus apóstoles, Jesús había llegado a Tiro, ciudad portuaria del Mediterráneo, próspera y cosmopolita. Estaba de incógnito y no tenía la menor intención de hacer algún milagro entre esa gente no-judía. Pero fue reconocido por la sirofenicia y terminó haciendo un milagro. ¿Qué había pasado?

Lo que había pasado, en este caso como en el anterior del sordo semimudo, se explica con una sola palabra: compasión. Jesús tuvo compasión en ambos casos e hizo el milagro. Y lo haremos nosotros si tenemos compasión. De paso nos enseñó que el amor no tiene fronteras y hace lo imposible para ayudar y ganarse a la gente. Primero fue con la sirofenicia, a quien, con un dicho judío, le dio a entender que Él había venido sólo para Israel... La respuesta humilde y confiada de la mujer tocó el corazón de Jesús y lo llenó de compasión haciendo caer todas las barreras y falsas creencias. También para ellos había llegado él Reino de Dios y la salvación.

En el caso del sordo semimudo, Jesús fue aún más allá. Adaptándose al ambiente y al auditorio, paganos en su mayoría, empezó a llamar su atención con gestos significativos. Para Jesús, no se trataba sólo de hacer un milagro o de que ellos vieran que se había hecho un milagro, sanando al hombre. Era mucho más importante que vieran el milagro como un signo o señal de que algo nuevo estaba pasando, de que el reino de Dios ya había llegado. No sabemos si lo logró, pero sí sabemos que Jesús hizo todo lo que estuvo a su alcance para lograrlo. Y esto es la otra gran lección del evangelio: saber adaptarse a las circunstancias  y hacer lo imposible para ganar a la gente para Dios.

Noticias

Noticias

MISA DE SALUD EN EL DÍA DE LA FAMILIA,
La celebraremos a las 12 m. del próximo domingo 13. La liturgia será netamente de la familia, con la bencición y la ofrenda del Pan Familiar, por los abuelos, papás e hijos presentes. La Pastoral Familiar que ofrece esta eucaristía, les pide que pasen la voz a sus familias amigas para que vengan ese domingo a la misa del mediodía. Gracias mil.

DOMINGO DE LA CARIDAD
Será el próximo domingo 13, para ayudar a las familias más necesitadas de la Parroquia. El Domingo de la Caridad de agosto dio sólo 89 paquetes por S/. 177.90. Gracias igualmente y que el Señor nos ayude a dar hasta que duela, como decía San Alberto Hurtado

LA XXII SEMANA VICENTINA
Se llevará a cabo del 7 al 11 de setiembre, de 6.30 a 9.00 p.m. en el Auditorio del Colegio San Vicente de Paul (Domingo Elías s/n ,Surquillo, espalda de la Parroquia San Vicente de Paul, alt. Cdra. 6 de Angamos Este. Estacionamiento, en el patio del Colegio). El tema es: María en la Familia Vicentina, el que ha sido elegido por estar celebrándose el Centenario de la Asociación de la Medalla Milagrosa. Ver el detalle de los temas en los afiches respectivos y en Secretaría.  La entrada es gratis
Para facilitar su participación en la Semana Vicentina, no habrá reuniones en la Parroquia en las noches de lunes a viernes, incluidos.

FIESTA DE SAN GABRIEL PERBOYRE (1802-1840).
La celebraremos el viernes 11 en la misa de 11. San Gabriel Perboyre es el santo cuya imagen de mártir en China vemos y veneramos en nuestra Capilla. Es un misionero de la Congregación de los PP. Vicentinos. Nacido y educado en Francia, donde se ordenó de sacerdote misionero, murió mártir en China a los 3 años de su llegada, y después de haber aprendido a hablar el chino a la perfección. Delatado por uno de sus discípulos padeció el martirio en Uchanfu el 11 de septiembre de 1840, tras prolongadas torturas. Tenía 38 años. Se le llama alter Cristus (otro Cristo) y fue canonizado el 2 de junio de 1996.

BEATO FEDERICO OZANAM  (1813-1853)
Su fiesta la celebraremos a las 11 de la mañana del miércoles 9.  Nacido en Milan, pasó casi toda su vida en Francia. Se distinguió por su ciencia, defendiendo y comunicando las verdades de la fe. Fue profesor de la Universidad de La Sorbona, en París, donde en 1833, para ayudar a los pobres, fundó, con algunos amigos, las Conferencias de San Vicente de Paul, que siguen siendo el Movimiento Laical más grande de la Iglesia.. Casado, fue buen esposo y padre de familia, haciendo de su hogar una Iglesia domestica. Vivió siempre en íntimo contacto con Dios, siendo para muchos modelo de virtudes cristianas. Tenía 40 años, cuando murió en Marsella, tras larga enfermedad. Fue beatificado por Juan Pablo II, en París, el 22 de agosto de 1997.

INDULGENCIA PLENARIA EN LOS PRIMEROS JUEVES DE MES
La da la Iglesia por el Año Sacerdotal y la pueden ganar todos los fieles que en el primer jueves de mes asistan con devoción a misa, comulguen, se confiesen, oren por las intenciones del Santo Padre, y ofrezcan oraciones y cualquier obra buena del día por los sacerdotes.


Tema

SAN VICENTE DE PAUL Y LA FAMILIA

El título del tema quiere recoger, integrándolas, las celebraciones de la Familia y de San Vicente que empiezan esta semana. Quiere hablar de la Familia y de San Vicente, mostrando cómo la familia, las familias mejor, influyeron en la vida del santo. Me referiré sólo a tres familias, que están en el inicio de su vida, de su misión y de su caridad

Ante todo su familia carnal, compuesta por el matrimonio Juan de Paul y Beltrana de Moras, que tuvieron seis hijos: cuatro hombres y dos mujeres, siendo Vicente el tercero. Vivían en el caserío de Ranquines, que, junto con otros, formaba el pueblito de Pouy, cerca de Dax. Hoy se llama Saint Vincent de Paul. Se trataba de una familia campesina, pequeña propietaria, laboriosa, modesta y piadosa. Ntra. Sra. de Buglose, presidía el santuario del lugar, pero también los hogares y los corazones de los campesinos. Más tarde, ya santo y famoso, Vicente recordará muchas veces las virtudes humanas, la religiosidad popular y la confianza en Dios de las familias campesinas, y las propondrá como ejemplo a imitar.

Educado en este ambiente, Vicente se mostró muy pronto como un muchacho piadoso, caritativo, organizado e inteligente, destacándose entre sus hermanos y compañeros. Así lo vieron sus padres, quienes decidieron hacerle estudiar… para sacerdote, que era entonces el único camino para la promoción social y la mejora de la familia. Vicente iba a cumplir 15 años cuando el padre lo llevó al internado franciscano de Dax, para empezar sus estudios… Vale la pena ayudar a Vicente y es una buena inversión, se dijeron los papás cuando, recibida la tonsura clerical, decidieron vender un par de bueyes para costearle los estudios universitarios. Lamentablemente la muerte sorprendió al buen Juan antes de que su hijo terminase exitosamente el primer año de universidad. Beltrana sería más afortunada y vería al hijo graduarse en teología y derecho…

Está luego la familia de los Gondi, que es la que influirá en el inicio de la vida misionera de Vicente. Fue el más tarde Cardenal Berulle, quien lo presentó a la poderosa familia para ser preceptor de sus hijos. Estamos en 1913 y Vicente tiene ya 32 años, con 12 años de sacerdote, en los que ha sido esclavo en Túnez, limosnero de la Reina Margarita y párroco de Clichy. Golpeado por la vida, el Espíritu del Señor lo está llevando fuertemente tras las huellas de Jesús. Es cuando Vicente entra como preceptor de los hijos de Gondi, cuyo cariño se gana, pero se gana aún más la estima y la admiración de los esposos: Manuel, Mariscal de Francia, entre otros títulos, y Margarita, mujer piadosa y muy preocupada por la salvación de sus vasallos. Será ella quien le lleve a vivir la experiencia de las misiones en sus tierras y quien le costee después la fundación de la Congregación de la Misión. La influencia de la familia continuará después gracias a uno de sus hijos, Arzobispo de Paris.

La tercera familia, que influirá en el inicio de la vida de caridad de Vicente, no tiene  nombre, es muy pobre, vive en las afueras del pueblo, y está en extrema necesidad. El llamado que Vicente hace a los fieles para ir en ayuda encuentra una gran respuesta, pero es desordenada. Hoy y mañana tendrán mucho, pero ¿y después? Organicemos la ayuda, dice el párroco, y crea la primera Cofradía de Caridad, origen de la actual Asociación Internacional de Caridad. Es el año 1617 y Vicente está de párroco en Chatillon.


Lecturas Bíblicas de la semana

LECTURAS BÍBLICAS SEMANA 07 al 13/ 09/ 2009
Lun: 7 Col 1, 24--2, 3; Sal 61; Lc 6, 6-11   
Mar: 8 Mi 5, 1-4a (o: Rm 8, 28-30); Sal12; Mt1, 1-16(o: Mt1, 18-23) 
Mié: 9 Col 3, 1-11; Sal 144; Lc 6, 20-26     
Jue: 10 Col 3, 12-17; Sal 150; Lc 6, 27-38 
Vie: 11 1Tm 1, 1-2. 12-14; Sal 15; Lc 6, 39-42    
Sáb: 12 1Tm 1, 15-17; Sal 112; Lc 6, 43-49  
Dom:13 Is 50, 5-9a; Sal 114; St 2, 14-18; Mc 8, 27-35 

Archivo de la Hoja Parroquial

A continuación el archivo con los números anteriores de la Hoja Parroquial Encuentro

Hoja Parroquial - Encuentro Nº 506
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 503
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 501
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 500
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 499
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 497
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 496
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 495
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 493
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 494
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 200
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 200
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 482
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 480
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 479
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 478
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 477
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 476
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 474
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 473
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 472
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 470
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 471
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 469
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 468
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 466
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 465
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 464
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 462
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 461
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 463
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 460
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 458
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 457
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 456
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 455
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 455
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 454
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 453
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 450
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 452
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 451
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 450
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 449
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 448
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 447
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 446
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 445
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 444
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 443
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 442
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 441
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 440
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 439
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 438
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 437
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 436
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 435
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 434
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 433
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 432
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 430
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 429
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 428
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 427
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 426
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 425
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 424
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 423
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 422
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 421
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 420
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 419
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 417
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 416
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 415
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 414
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 412
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 411
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 410
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 409
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 408
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 407
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 406
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 405
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 404
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 403
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 402
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 401
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 399
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 398
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 397
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 395
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 394
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 392
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 391
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 390
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 389
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 388
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 387
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 386
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 385
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 384
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 383
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 382
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 381
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 380
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 379
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 378
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 377
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 376
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 375
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 374
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 373
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 372
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 371
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 370
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 369
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 368
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 366
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 365
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 364
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 363
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 362
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 361
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 360
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 359
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 358
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 357
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 356
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 355
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 354
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 352
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 351
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 350
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 349
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 348
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 347
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 345
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 343
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 342
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 341
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 340
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 339
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 338
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 337
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 336
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 335
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 334
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 333
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 332
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 331
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 330
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 329
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 328
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 327
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 326
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 325
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 324
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 323
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 322
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 321
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 320
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 319
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 318
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 317
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 316
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 315
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 314
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 313
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 312
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 311
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 310
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 309
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 307
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 304
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 274
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 273
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 272
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 271
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 270
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 269
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 268
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 267
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 266
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 265
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 264
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 263
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 261
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 260
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 259
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 256
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 258
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 257
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 255
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 254
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 253
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 252
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 251
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 250
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 249
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 248
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 247
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 246
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 245
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 243
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 242
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 241
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 240
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 239
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 238
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 237
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 236
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 235
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 234
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 233
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 232
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 231
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 230
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 229
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 228
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 227
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 226
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 225
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 224
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 223
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 222
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 221
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 220
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 219
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 218
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 217
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 216
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 215
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 214
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 213
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 212
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 211
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 210
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 209
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 208
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 207
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 206
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 205
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 204
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 203
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 199
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 198
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 197
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 196
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 195
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 194
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 193
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 192
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 191
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 190
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 189
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 188
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 187
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 186
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 185
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 184
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 183
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 182
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 181
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 180
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 179
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 174
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 173
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 172
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 171
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 170
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 169
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 168
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 167
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 166
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 165
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 161