Hoja Parroquial - Encuentro Nº 224

05/07/09
Carta del Párroco

Queridos amigos

Pero ¡¿quién este Jesús?!, fue la pregunta de los apóstoles asombros al ver que mandaba al viento y al mar, y estos le obedecían (Mc  4,40). ¡¿Quién es este Jesús?! ¡¿De dónde le viene todo esto?! (Mc 6,2), se preguntaron asombrados también sus coterráneos ante los milagros que hacía y la sabiduría con la que hablaba. ¡¿Quién es Jesús?!, es la pregunta que Marcos busca que nos hagamos todos, personas y grupos. Pero no teóricamente, de memoria, sino de verdad, interpelados, cuestionados, conmocionados por Jesús, hasta que nos demos una respuesta que cambie nuestras vidas. Que no nos deje indiferentes sino que tomemos partido: por Él o contra Él. No se admiten neutrales (Mt 12, 30).

Lo que nos cuenta Marcos de la visita de Jesús a su pueblo Nazareth (Mc 6, 1-6), es un ejemplo de lo que les digo. Esta visita la relatan también Mateo (Mt 13, 54-58) y Lucas (Lc 4, 16-30), siendo este último quien da mayores detalles y mejor recrea el ambiente de lo que allí pasó. Jesús quiso dar a su pueblo, personalmente, la primicia sobre quién de verdad era Él, y allí se fue, acompañado de los Doce. La fama de que era un Gran Profeta y de que hacía milagros, había llegado al pueblo hacía ya tiempo y lo había dividido en dos bandos: “los en contra” de Jesús y “los a favor” (sus parientes con María a la cabeza. Sobre sus supuestos herman@s les invito a leer el TEMA de esta HP).

“Pueblo chico, infierno grande”, es lo que resultó ser Nazareth. Aquí y ahora, yo quiero referirme sólo a la reacción de los no creyentes en Jesús, exponiendo sus argumentos y cómo se convierten pronto en fanáticos y violentistas. En este caso, quisieron matar a Jesús, tirándolo barranco abajo. Pero Él “pasó por entre medio de ellos y se fue” (Lc  4, 29-30). Los argumentos de los no-creyentes, si se los puede llamar argumentos, se reducen a uno: ¡Esto no puede ser y además es imposible! No les cabe en la cabeza lo que están viendo y oyendo! “¡¿De dónde le viene todo esto?!

Le han visto crecer y hacerse un adulto joven. Trabajó toda su vida de carpintero y estuvo todo el tiempo con María su madre. Y con sus primos y primas hermanos, bastante numerosos. Nada muy especial, salvo su comportamiento siempre correcto, su participación fervorosa y atinada en la sinagoga, los sábados, y el acabado perfecto de sus trabajos de carpintero. (Nadie hizo nunca yugos para buey tan suaves como los suyos). Pero de aquí a lo que es y hace ahora hay un abismo. ¿Quién le ha enseñado esa sabiduría? ¿Y de dónde esos milagros que hace? Aquí hay trampa. No podemos dar crédito a lo que vemos...

Es la tragicomedia de los incrédulos de entonces y de los ateos de hoy. Aunque ellos se lo pierden. Están a un pelo de creer. Sólo les falta dar fe a lo que ven…, pero, por ceguera espiritual (soberbia y obstinación, muchas veces), prefieren negar la evidencia. Es imposible, dicen. Y como no se lo imaginan o no pueden experimentarlo, no lo creen.

Noticias

Noticias

DEL AÑO PAULINO AL AÑO SACERDOTAL
El paso lo dimos en la parroquia en el mismo día (jueves 25), con dos actividades importantes y muy bien organizadas y participadas. (Ver las respectivas notas). Un Almuerzo vocacional a la 1 de la tarde y un Taller Paulino a las 7.30 de la noche. Con el Taller se cerraba, en la parroquia, el Jubileo del Año Paulino y con el almuerzo se abría oficialmente el Año Sacerdotal. De este modo, la gran figura de Pablo, santo y apóstol, realzada a lo largo del 2009, seguirá propuesta a los fieles y, de modo especial, a los sacerdotes, hasta junio del 2010.

ALMUERZO VOCACIONAL
Ágape, mejor, por el ambiente fraterno que se vivió. Se lo tuvo en el salón parroquial, que acogió en 16 mesas redondas y una “presidencial”, bellamente decoradas, a 170 comensales. Todos deseosos de pasar un rato agradable y de testimoniar así su aprecio por los sacerdotes y las vocaciones. El menú de “la Casa Palomares” abundante y rico, amenizadazo por el conjunto Coloma, que hizo corear y bailar varias de sus composiciones. Hubo cortos discursos y se rifaron bastantes y buenos premios. Los miembros del Equipo Vocacional pueden estar (y están) más que satisfechos por la estupenda respuesta que obtuvieron a su llamado. Y por haber logrado su propósito de dar realce a las vocaciones y de obtener unos dinerillos (S/. 3,500 netos) para una beca.

TALLER PAULINO
Contó con 67 participantes y estuvo a cargo de Mons Revoredo, que desarrolló el tema: San Pablo y “Aparecida”. Sobre la base de una separata, que entregó a cada uno de los participantes, estos reflexionaron y trabajaron sobre media docena de tópicos importantes y actuales. Ni se sintió la hora y media que duró el trabajo. Al final, los talleristas brindaron a Monseñor un caluroso aplauso. El compartir, que vino a continuación,  fue rico y abundante, gracias a lo llevado por los Grupos, que realmente se pasaron. Gracias.

LA MISA VOCACIONAL DEL DOMINGO 28
Fue como siempre una rica experiencia de Dios y de iglesia. Esta vez con el transfondo del Año Sacerdotal, cuya oración, al final, fue coreada por todos. El templo estuvo lleno de fieles, entre los que se contaron  siete (7) Comunidades Religiosas. Correspondió a las Misioneras de San Vicente de Paul organizar la liturgia y dar su testimonio vocacional e institucional. El “coro integrado” lo hizo muy bien y hubo una muy buena participación, en especial de los 78 confirmandos asistentes. La misa vocacional de julio será el domingo 19, a las 7.30 de la noche,

COLECTA PARA LA CARIDAD DEL PAPA:
Fue bastante generosa ascendiendo a S/ 5,840. Muchas Gracias.

TE y LUNCH, QUE BUSCAN COLABIRADORES.
Son el Te Juego Benéfico, que la Asociación del Sr. de la Divina Misericordia realizará el jueves 8 desde las 3.30 p.m. en el Lima Cricket, pro niños discapacitados. Ticket S/:35.00. Y el “Lunch Pastoral” que la Pastoral Familiar llevará a cabo el viernes 17, a las 4.30 p.m. en el salón parroquial, para la realización de sus actividades Pro Familias. Ticket S/. 15.00

 

Tema

LOS SUPUESTOS HERMANOS DE JESUS

El NT habla de los hermanos y hermanas de Jesús (Mt 3,31; 6,3; 12,46; Lc 8,19; Jn 2.12; He 1,14; 1 Cor 9, 5; Gal 1,18). Da incluso el nombre de algunos de ellos, como Santiago, Joset, Judas y Simón (Mt 6,3). Aunque no se menciona el nombre de ninguna de sus supuestas hermanas. Para los evangélicos se trata de hermanos carnales de Jesús. Para los católicos se trata sólo de parientes (¿primos?) de Jesús, y lo prueban con los siguientes argumentos.

Los supuestos hermanos de Jesús nunca son llamados hijos de María ni se dice que María sea la madre de alguno de ellos, como sí se dice de Jesús (Mt 13,55; Mc 6,3). Por otra parte, si María hubiera tenido más hijos, no habría sido necesario que Jesús la encomendase a nadie, pues hubiera quedado con ellos. Ni la hubiera confiado a Juan, como lo hizo (Jn 19, 26-27), sino a alguno de los herman@s.
 
En el Antiguo Testamento (de la Biblia de los LXX), el término hermano designa toda una gama de relación familiar y hasta amical. Puede designar tanto al hijo de unos mismos padres (ver en Gen 37, 27) como al hermanastro (Gen 37, 16), o a los sobrinos (Gen 13,8), o a los primos hermanos (1 Cron 23,22), primos (Gen 14,14.16; 24,48; 29,12.15; 31,23.32; Lev 10,4); parientes en general (2 Rey 10,13); y hasta al israelita en contraposición al extranjero (Lev 19,17; Dt 15,3.12); al amigo (2 Sam 1,26); al compañero de oficio (2 Cro 31.15; Esd 6,20), etc. En el Nievo Testamento se continúa con las mismas aplicaciones de la palabra hermano. Son también hermanos los creyentes (Rom 15,1; Gal 3,7-29; 1 Cor 5,11; 2 Cor 11,26)) y los que hacen la voluntad de Dios (Mc 3,31-35), etc.
 
La razón de este uso de la palabra hermano, se debe a que, cuando “los LXX”, tradujeron el AT al griego, no usaron más que el término adelfos (que en griego quiere decir hermano). Influidos por esta traducción griega (de los LXX), los autores del NT siguieron aplicando el término adelfos para todo tipo de parentesco y de membrecía. Sólo en una ocasión se usa la palabra anexios que significa primo (Col 4,10), referido a Marcos, anexios o primo de Bernabé.

Por lo demás y en relación con los nombres dados, tenemos que Santiago (el Menor) y Josét aparecen después (Mc 15, 40; Jn 19, 25-27) como hijos de otra María, “hermana” homónima de la madre de Jesús y esposa de Cleofás. Esta otra María es reconocida también como “María la de Josét” (Mc 15, 47) y “María la de Santiago” (Mc 16,1; Lc 24,10). Judas (¿Tadeo?) y Simón eran también hijos de Cleofás, según Hegesipo citado por el Historiador Eusebio de Cesarea en su “Historia Eclesiástica”


Archivo de la Hoja Parroquial

A continuación el archivo con los números anteriores de la Hoja Parroquial Encuentro

Hoja Parroquial - Encuentro Nº 506
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 503
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 501
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 500
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 499
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 497
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 496
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 495
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 493
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 494
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 200
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 200
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 482
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 480
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 479
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 478
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 477
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 476
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 474
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 473
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 472
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 470
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 471
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 469
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 468
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 466
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 465
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 464
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 462
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 461
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 463
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 460
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 458
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 457
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 456
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 455
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 455
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 454
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 453
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 450
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 452
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 451
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 450
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 449
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 448
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 447
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 446
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 445
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 444
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 443
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 442
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 441
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 440
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 439
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 438
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 437
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 436
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 435
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 434
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 433
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 432
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 430
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 429
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 428
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 427
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 426
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 425
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 424
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 423
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 422
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 421
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 420
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 419
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 417
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 416
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 415
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 414
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 412
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 411
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 410
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 409
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 408
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 407
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 406
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 405
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 404
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 403
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 402
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 401
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 399
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 398
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 397
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 395
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 394
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 392
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 391
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 390
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 389
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 388
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 387
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 386
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 385
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 384
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 383
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 382
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 381
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 380
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 379
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 378
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 377
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 376
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 375
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 374
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 373
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 372
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 371
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 370
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 369
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 368
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 366
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 365
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 364
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 363
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 362
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 361
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 360
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 359
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 358
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 357
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 356
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 355
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 354
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 352
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 351
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 350
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 349
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 348
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 347
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 345
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 343
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 342
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 341
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 340
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 339
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 338
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 337
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 336
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 335
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 334
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 333
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 332
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 331
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 330
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 329
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 328
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 327
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 326
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 325
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 324
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 323
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 322
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 321
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 320
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 319
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 318
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 317
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 316
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 315
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 314
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 313
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 312
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 311
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 310
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 309
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 307
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 304
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 274
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 273
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 272
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 271
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 270
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 269
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 268
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 267
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 266
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 265
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 264
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 263
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 261
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 260
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 259
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 256
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 258
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 257
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 255
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 254
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 253
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 252
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 251
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 250
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 249
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 248
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 247
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 246
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 245
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 243
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 242
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 241
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 240
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 239
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 238
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 237
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 236
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 235
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 234
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 233
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 232
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 231
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 230
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 229
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 228
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 227
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 226
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 225
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 224
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 223
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 222
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 221
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 220
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 219
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 218
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 217
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 216
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 215
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 214
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 213
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 212
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 211
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 210
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 209
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 208
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 207
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 206
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 205
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 204
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 203
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 199
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 198
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 197
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 196
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 195
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 194
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 193
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 192
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 191
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 190
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 189
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 188
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 187
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 186
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 185
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 184
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 183
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 182
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 181
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 180
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 179
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 174
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 173
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 172
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 171
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 170
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 169
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 168
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 167
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 166
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 165
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 161