Hoja Parroquial - Encuentro Nº 223

05/07/09
Carta del Párroco

Queridos amigos

“Dos milagros en uno”, es lo que nos ofrece el relato del evangelio de hoy (Mc 5, 21-43). Dos en uno, porque el segundo  -la curación de la hemorroísa- , no está en la intención inmediata de Jesús y como que se lo sacan de matute. Aparte de esta curiosidad, el relato abunda en detalles y frases sumamente interesantes. Y tiene un final realmente de antología, al resucitar a la hijita (12 años) de Jairo. El ¡talita kumi! (niña, levántate), que Jesús le dice en arameo, es una frase sugerente  -(país, familia, juventud…, levántate, parafraseó Juan Pablo II en su visita al Perú en 1985). Es sobre todo, una frase que encierra la visión que Jesús tiene de la muerte  (es una dormición); y el poder que tiene sobre ella  (la niña se levantó inmediatamente). Con el detalle tan humano de pedir que le dieran de comer...

En sí, todo este relato de Marcos es de una alta calidad humana. De principio a fin. Ciertamente, son de admirar los dos milagros que Jesús realiza, pero son de admirar aún más la calidad y calidez humanas de los personajes que en él intervienen. Ante todo del Señor que anima con sus palabras (Mc 5, 34. 36) y hace de catalizador de Jairo y la hemorroísa, los otros dos personajes centrales. Por lo que sufrían, debieron estar llenos de tensión, prisas y angustias, pero ni se nota, pues la fe  que tienen en Jesús y la confianza que Él les inspira, les hace estar y aparecer tranquilos, como si nada pasara. ¡Y cuánto necesitamos nosotros de es fe en el Señor!, para que desaparezcan nuestras tensiones y depresiones…

Jairo es uno de los jefes si no el jefe de la Sinagoga de Cafarnaún, una gran sinagoga de una gran ciudad cosmopolita de más de 200.00 habitantes. Es un alto oficial laico judío muy importante y de connotada figuración social, a quien siempre le sigue mucha gente para verlo. Es lo que dice el evangelio (Mc 5,24). Pero es también un hombre sencillo y humilde, que no tiene reparos en postrarse a los pies de Jesús para lograr lo que tanto ansía: la curación de su niña, que agoniza. Es también un hombre sereno y paciente, comprensivo y tolerante, que no da señales de fastidio, cuando, por culpa de la hemorroísa, Jesús tiene que detenerse retrasando así la llegada a casa, tanto que en el ínterin, la niña muere… Me pregunto que hubiéramos hecho nosotros en su lugar.

El caso de la hemorroísa es muy especial. Afligida durante 12 años con un flujo de sangre y arruinada por los médicos, se siente cada vez peor, e impura según la ley (Le 15,25-27). Ahora, con lo que sabe de Jesús, está segura de que Él puede sanarla. ¡Si desde lejos y sin ser notada, pudiera tocar el borde de su manto…! Su impureza legal y el hecho de que Jesús vaya con Jairo, no le permiten hacer otra cosa. Le robará al Señor un “milagro al paso” y nadie se dará cuenta. Y Jesús podrá llegar a tiempo para sanar a la niña. Afortunadamente las cosas no salieron así. Véanlo en Mc 5, 27-34. y por qué digo afortunadamente.

Noticias

Noticias

AGENDA DE JULIO.  MES DE LA PATRIA
02  Jueves eucarístico. Adoración al Santísimo a las 5.30
      20º Aniversario de la consagración episcopal de Mons. Juan Luis Cipriani
03  1º Viernes: Corazón de Jesús, 11.00: Misa y Adoración Santísimo.
07  Consejo Pastoral Parroquial, hrs. 7.30: evaluación del semestre
12  Jornada Nacional del enfermo misionero
17  Formación Vicentina 7.00-9.00 en Angamos 647, 3º piso
18  XII Juegos Florales Vicentinos: Power Point, Poesía, Dibujo y Pintura, Happening.
27  Novena Perpetua a la Virgen de la MM. Hrs. 11.00
28  Día de la Patria y de Ntra. Sra. de la Paz: Misa de 11 por la paz...

“MATRIMONIOS UNIDOS EN VICTORIA”
Es un Movimiento Católico de apoyo a los matrimonios. Organiza Fines de Semana, que ayuden a los matrimonios a construir la Paz-Unión y Comunión dentro de la Familia. Uno de estos Fines de Semana, al que nos invitan, lo tendremos los días 17, 18 y 19 de julio, en La Planicie. Para más detalles llamar a los tel. 2757839, 998192830; 2664127, 998676868

TE JUEGO BENÉFICO
Lo llevará a cabo la Asociación del Señor de la Divina Misericordia, por sus obras sociales con los niños Será el miécoles 8 de julio, de 3 a 8 p.m. en el Club Lima Cricket (C/ Justo Vigil, 200, entre las cdras. 7 y 8 de Pérez Aaranibar. Magdalena.). La donación es de S/ 35.00. Tickets y más detalles en Secretaría.

ORACIÓN POR LOS SACERDOTES (en el AÑO SACERDOTAL)
Jesús, Buen Pastor,
que has querido guiar a tu pueblo
mediante el ministerio de los sacerdotes:
¡ gracias por este regalo para tu Iglesia y para el mundo !
Te pedimos por quienes has llamado a ser tus ministros:
cuídalos y concédeles el ser fieles.
Que sepan estar en medio y delante de tu pueblo,
siguiendo tus huellas e irradiando tus mismos sentimientos.
Te rogamos por quienes se están preparando
para servir como pastores:
que sean disponibles y generosos
para dejarse moldear según tu corazón.
Te pedimos por los jóvenes a quienes también hoy llamas:
que sepan escucharte y tengan el coraje de responderte,
que no sean indiferentes a tu mirada tierna y comprometedora,
que te descubran como el verdadero Tesoro
y estén dispuestos a dar la vida "hasta el extremo".
Te lo pedimos junto con María, de la Medalla Milagrosa,
y San Juan María Vianney, el Santo Cura de Ars,
en este Año Sacerdotal. Amén.


Tema

CARTA DEL PAPA A LOS SACERDOTES

La escribió y la envió con motivo del Año Sacerdotal, en el 150º aniversario de la muerte de Juan María Vianney, el Santo Cura de Ars (  - 4.08.1859), patrono de los párrocos y desde ahora también de todos los sacerdotes. Dirige la carta a sus “hermanos en el sacerdocio” y les propone el ejemplo de S. Juan María Vianney. Abunda en las consideraciones que le motivaran a declarar el Año Sacerdotal. Un año, dice, para “promover el compromiso de renovación interior de todos los sacerdotes, para que su testimonio evangélico en el mundo de hoy sea más intenso e incisivo”. Y añade: “Confío este Año Sacerdotal a la Santísima Virgen María, pidiéndole que suscite en cada presbítero un generoso y renovado impulso de los ideales de total donación a Cristo y a la Iglesia que inspiraron el pensamiento y la tarea del Santo Cura de Ars”.

“El sacerdocio es el amor del corazón de Jesús”, decía S. Juan María Vianney. La expresión  le hace recordar al Papa “a todos los presbíteros que con humildad repiten cada día las palabras y los gestos de Cristo a los fieles cristianos y al mundo entero, identificándose con sus pensamientos, deseos y sentimientos, así como con su estilo de vida”. Hay que “reconocer con devoción y admiración el inmenso don que suponen los sacerdotes, no sólo para la Iglesia, sino también para la misma humanidad”. ¿Cómo no destacar sus esfuerzos apostólicos, añade el Papa, su servicio infatigable y oculto, su caridad que no excluye a nadie? Y ¿qué decir de la fidelidad entusiasta de tantos sacerdotes que, a pesar de las dificultades e incomprensiones, perseveran en su vocación de “amigos de Cristo”?

Benedicto XVI destaca también en su carta las situaciones “nunca bastante deploradas, en las que la Iglesia misma sufre por la infidelidad de algunos de sus ministros”. En estos casos, dice el Papa, “es el mundo el que sufre el escándalo y el abandono. Ante estas situaciones, lo más conveniente para la Iglesia no es tanto resaltar escrupulosamente las debilidades de sus ministros, cuanto renovar el reconocimiento gozoso de la grandeza del don de Dios, plasmado en espléndidas figuras de Pastores generosos, religiosos llenos de amor a Dios y a las almas, directores espirituales clarividentes y pacientes. En este sentido, la enseñanza y el ejemplo de san Juan María Vianney pueden ofrecer un punto de referencia significativo”.

En efecto, “con su ferviente vida de oración y su apasionado amor a Jesús crucificado, Juan María Vianney alimentó su entrega cotidiana sin reservas a Dios y a la Iglesia”…. “Que su ejemplo fomente en los sacerdotes el testimonio de unidad con el Obispo, entre ellos y con los laicos, tan necesario hoy como siempre”. “A pesar del mal que hay en el mundo, conservan siempre su actualidad las palabras de Cristo a sus discípulos en el Cenáculo: “En el mundo tendrán luchas; pero tengan valor: yo he vencido al mundo” (Jn 16, 33). La fe en el divino Maestro, dice el Papa,  nos da la fuerza para mirar con confianza el futuro. Cristo cuenta con ustedes. A ejemplo del santo Cura de Ars, déjense conquistar por Él y serán también ustedes, en el mundo de hoy, mensajeros de esperanza, reconciliación y paz”.

Fidelidad de Cristo, fidelidad del sacerdote.


Archivo de la Hoja Parroquial

A continuación el archivo con los números anteriores de la Hoja Parroquial Encuentro

Hoja Parroquial - Encuentro Nº 506
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 503
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 501
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 500
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 499
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 497
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 496
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 495
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 493
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 494
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 200
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 200
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 482
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 480
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 479
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 478
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 477
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 476
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 474
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 473
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 472
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 470
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 471
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 469
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 468
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 466
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 465
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 464
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 462
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 461
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 463
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 460
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 458
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 457
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 456
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 455
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 455
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 454
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 453
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 450
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 452
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 451
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 450
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 449
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 448
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 447
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 446
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 445
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 444
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 443
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 442
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 441
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 440
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 439
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 438
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 437
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 436
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 435
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 434
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 433
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 432
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 430
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 429
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 428
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 427
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 426
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 425
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 424
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 423
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 422
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 421
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 420
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 419
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 417
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 416
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 415
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 414
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 412
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 411
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 410
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 409
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 408
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 407
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 406
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 405
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 404
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 403
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 402
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 401
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 399
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 398
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 397
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 395
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 394
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 392
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 391
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 390
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 389
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 388
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 387
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 386
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 385
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 384
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 383
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 382
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 381
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 380
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 379
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 378
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 377
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 376
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 375
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 374
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 373
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 372
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 371
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 370
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 369
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 368
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 366
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 365
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 364
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 363
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 362
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 361
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 360
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 359
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 358
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 357
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 356
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 355
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 354
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 352
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 351
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 350
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 349
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 348
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 347
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 345
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 343
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 342
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 341
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 340
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 339
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 338
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 337
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 336
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 335
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 334
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 333
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 332
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 331
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 330
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 329
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 328
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 327
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 326
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 325
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 324
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 323
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 322
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 321
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 320
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 319
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 318
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 317
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 316
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 315
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 314
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 313
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 312
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 311
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 310
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 309
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 307
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 304
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 274
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 273
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 272
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 271
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 270
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 269
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 268
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 267
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 266
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 265
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 264
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 263
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 261
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 260
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 259
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 256
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 258
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 257
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 255
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 254
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 253
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 252
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 251
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 250
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 249
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 248
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 247
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 246
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 245
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 243
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 242
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 241
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 240
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 239
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 238
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 237
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 236
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 235
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 234
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 233
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 232
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 231
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 230
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 229
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 228
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 227
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 226
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 225
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 224
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 223
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 222
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 221
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 220
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 219
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 218
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 217
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 216
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 215
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 214
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 213
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 212
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 211
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 210
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 209
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 208
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 207
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 206
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 205
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 204
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 203
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 199
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 198
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 197
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 196
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 195
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 194
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 193
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 192
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 191
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 190
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 189
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 188
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 187
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 186
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 185
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 184
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 183
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 182
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 181
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 180
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 179
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 174
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 173
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 172
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 171
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 170
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 169
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 168
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 167
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 166
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 165
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 161