Hoja Parroquial - Encuentro Nº 204

20/02/09
Carta del Párroco

Queridos Amigos

En la curación de un leproso por Jesús (Mc 1, 40-45), los autores de vida espiritual han visto siempre y ven la conversión de un pecador. Para ellos, el pecado es como una lepra y el pecador como un leproso. O sea y en ambos casos, lo peor de lo peor. Aún en los tiempos de Jesús, el leproso era lo último, con una enfermedad que lo agobiaba al ver cómo su carne se iba cayendo a pedazos; con una marginación social que lo obligaba a vagar por lugares intransitables y a vocear ¡soy un leproso! cuando algún incauto pasaba por allí; y con un gran complejo de culpa, porque, según creencia popular, el leproso era un maldito de Dios.

Nada tiene, pues, de extraño que un mal tan terrible fuera comparado con el pecado, que es la desgracia total. Y que el pecador fuera considerado como un leproso, como el leproso de la parábola: éste, al reconocer su enfermedad pide y obtiene la sanación; aquel, al reconocer arrepentido su pecado, pide y obtiene el perdón. Sin forzar mucho el texto (Mc 1, 40-45), los autores espirituales hasta ven cómo se dan las seis condiciones básicas para hacer una buena confesión. ¿Las recuerdan? ¿Y sabrían encontrarlas en el relato? Ciertamente esta comparación es muy interesante y hasta una invitación, que hago mía, a acudir a Jesús, que perdona por medio del Sacramento de la Confesión.

Pero el leproso del relato de Marcos es también y ante todo un excluido social, uno de los miles de millones que existen en mundo. Al que Jesús sana e integra a la comunidad y a su familia, es decir lo hace un incluido social. Con dignidad de persona, con voz y voto, con igualdad de oportunidades en todos los aspectos… A incluir en la sociedad y en la iglesia, y no a excluir, apunta cuanto Jesús hace en el texto en cuestión. Al respecto, quiero resaltar estos tres aspectos de Su accionar:
• La compasión eficaz. Jesús es un hombre normal y fuerte, pero se conmueve ante el mal y el dolor del prójimo, que siente como suyos. Y se abaja para levantar al caído. Hasta tocar al leproso, sin importarle que por eso pueda quedar impuro. ¡Cómo no iba a tocar al leproso, si no tuvo a menos anonadarse al tomar nuestra carne y hacerse hombre…!
• La inmediatez y el poder de su respuesta. Tiene toda la voluntad de hacer el bien, sabe que puede hacerlo y lo hace. Quiero: queda limpio, le dice. Y quedó limpio, sano, reintegrado a los suyos. Sin preguntas ni condiciones. No interroga, no condena. Sólo escucha, toca y cura.
• La gratuidad del gesto. Para hacer el bien, Jesús no mira a quién… Le basta con que el prójimo esté en necesidad y tenga fe en Él. No interroga, no cuestiona. Ni siquiera le pide un algo..: Al revés le manda terminantemente que no diga nada… Aunque  sabemos que sí le gusta que se agradezca y glorifique Dios (Lc 17,17)

 

Noticias

Noticias

OFICINAS DE LA CURIA ARZOBISPAL
Se trasladan a la nueva sede ubicada en Jr. Chancay N° 282, Lima I (espaida del Santuario Santa Rosa de Lima). Esta nueva sede, recientemente remodelada, permitirá un mejor servicio a todas las personas que acuden a nuestras oficinas en el Arzobispado. De esta manera unimos todas las dependencias en una misma sede y facilitamos el acceso a las mismas sin necesidad de tener que entrar en la Plaza de Armas. También es nueva la Central Telefónica:  203 7700
Damos la noticia por considerarla de interés para todos los fieles, con la observación de que las nuevas Oficinas y nueva Central Telefónica estarán disponibles en su totalidad el 1° de marzo del presente año.
Sede Institucional: Jr. Chancay N° 282   Lima I
(espalda del Santuario Santa Rosa de Lima)
Central Telefonica: 203 7700

CURSO DE FORMACIÓN EN LA FE
Organizado por los Paulinos, se llevará a cabo del 23 al 27 de Febrero, de 4 a 8.30 p.m., en el Auditorio de las Canonesas de la Cruz, C/ Rosa Toledo 224, Pueblo Libre (altura cdra. 5 de la Avenida Sucre, frente a Metro). Cuota total: S/. 50 Los temas (Biblia, Liturgia, Catequesis, Pablo y la Misión), y los expositores son de alta calidad. Anímense e inscríbanse. Mayor información en la Secretaría Parroquial.

“CARITAS IN VERITATE”
Sería el título de la próxima encíclica del Papa  Benedicto XVI, próxima a salir, y versaría sobre la ética social. Benedicto XVI es considerado por los observadores como la principal voz moral del mundo, y uno de los más perspicaces y profundos pensadores sociales y políticos de nuestro tiempo.
Según la recensión del editor, la tercera encíclica del Papa Benedicto XVI "aplica los temas de las dos primeras encíclicas -amor y esperanza ("Deus Caritas est", "Spe salvi") - a las principales cuestiones sociales del mundo..
"Recurriendo a las verdades morales abiertas, en principio, a cualquiera (la ley natural), así como a las enseñanzas evangélicas (revelación), el Papa Benedicto XVI se dirige a los católicos y a los no católicos, desafiando a todos a reconocer y a afrontar los males sociales de hoy"
"La Primera Parte de la Encíclica examina la enseñanza dinámica de los predecesores del Papa Benedicto, los papas Pablo VI y Juan Pablo II". Ambos han dado una gran contribución al cuerpo de la doctrina conocido como 'doctrina social católica'. Ambos han desafiado la visión simplista de las perspectivas políticas que se dividen en 'conservadora' y 'liberal', en 'derecha' e 'izquierda'".
"Ambos estaban convencidos de que la ley moral natural y la enseñanza del Evangelio eran indispensables para un mundo en desesperada búsqueda de esperanza y significado".
"En la Segunda Parte, el Papa analiza las cuestiones sociales que la raza humana afronta hoy -ataques a la dignidad de la persona humana, como el ataque a la vida, la pobreza, cuestiones de guerra y paz, terrorismo, globalización y preocupación por el medio ambiente". Luego ofrece algunos principios morales para afrontar estos problemas sociales y económicos y promover una cultura de la vida y de la auténtica paz".

Tema

SAN FRANCISCO REGIS CLET EL MISIONERO DE CHINA

En la historia misionera de la Congregación de la Misión (PP.Vicentinos en el Perú), China fue, con Madagascar, su campo de misión preferido y más exitoso. Vicente de Paul (1681-1660), su fundador, había expresado a sus misioneros su deseo de ir a misionar China y les había  propuesto el ejemplo del Gran Misionero Francisco Javier, muriendo en SIN CHON??, a las puertas del Gran Imperio. Exponentes preclaros de la gesta misionera vicentina en China, son san Juan Gabriel Perboyre (1802-1840) y san Franscisco Regis Clet (1748-1820).

He puesto en primer lugar a Perboyre, porque fue canonizado 4 años antes, no obstante que fueran beatificados en la misma fecha (10.11.1889) y que Regis Clet fuera 46 años mayor y muriera martirizado 20 años antes. Habría que añadir que, también, porque es mucho más conocido de los fieles  -(en la Capiilla de la Partroquia tenemos expuesta su imagen)-, y se nos hace más simpático y cercano. Digamos a favor de Regis Clet que es un misionero mucho más curtido, pues tiene 43 años cuando llega a China (frente a los 33 de JG), y misiona durante 30 años (frente a los 5 de JG). Ambos murieron en U-Chang-Fu (la actual Wuhan) y ambos por estrangulación sobre una cruz, pero Regis Clet a la edad de 72 años, frente a los 38 de JG. Pero dejemos la comparación y demos unos datos de Francisco Regis Clet, cuya fiesta se celebra el 18 de Febrero, día de su muerte y partida al cielo.

Nacimiento e ingreso en la Congregación
Canonizado por el Papa Juan Pablo II, con otros otros 119 mártires chinos, el 1º de Octubre del 2000, había nacido en Grenoble (Francia) en agosto de 1743. E ingresó en la Congregación de la Misión (Padres Vicentinos) a los 21 afios. Fue ordenado sacerdote en 1773. Durante 15 años ejerció de profesor de teología en el Seminario Mayor de Annecy. Era admirado por su gran bondad y su cultura; le llamaban "biblioteca viviente". En 1788, fue nombrado Director de Novicios en la Casa Madre, París, un año antes de que extallara la Revolución Francesa. Obligado a salir de Francia, pidió ir a las Misiones de China, a donde va en 1791

Trabajo misionero y martirio
Durante 30 años evangelizó en las provincias inmensas de Kiong Si, Hou Pe y Ho nan, con gran entusiasmo. Una violenta persecución contra los cristianos le obligó a huir… Traicionado por un cristiano apóstata, a cambio de 30 monedas, fue sometido a infinidad de vejaciones y sufrimientos, que soportó sin la menor queja. Fue condenado a morir estrangulado. Atado a una cruz, se cumplió la sentencia el 18 de febrero de 1820. Casi 50 años mas tarde, sus reliquias fueron llevadas a la Casa Madre en Paris, en cuya Capilla reposan actualmente, frente a las de san JG Perboyre.

Forjador de un gran Patrimonio Misionero.
Eso fue San Francisco Regis Clet, con su trabajo de 30 años. E inspirador de misioneros. Hizo posible el apogeo de la Iglesia Católica China (1785-1942), con la intervención final del P.Lebbe, e inspiró a un buen número de misioneros vicentinos franceses a ir a China. Entre ellos san Juan Gabriel Perboyre, deseoso de emular el trabajo de Francisco Regis Clet y de conseguir el mártirio como él, tal como se lo decía a sus seminaristas siempre que les mostraba la túnica ensangrentada y las cuerdas de su ejecución.  No cabe aquí referirse a la gesta misionera de los PP.Vicentinos en China, aún hoy desde las catacumbas, ni al capítulo de gloria que supieron escribir para la Historia de las Misiones en China. Un bello y completo capítulo, que debe llenar de gozo al Gran Misionero San Vicente de Paul


Archivo de la Hoja Parroquial

A continuación el archivo con los números anteriores de la Hoja Parroquial Encuentro

Hoja Parroquial - Encuentro Nº 506
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 503
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 501
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 500
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 499
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 497
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 496
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 495
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 493
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 494
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 200
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 200
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 482
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 480
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 479
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 478
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 477
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 476
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 474
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 473
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 472
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 470
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 471
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 469
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 468
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 466
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 465
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 464
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 462
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 461
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 463
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 460
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 458
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 457
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 456
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 455
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 455
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 454
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 453
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 450
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 452
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 451
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 450
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 449
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 448
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 447
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 446
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 445
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 444
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 443
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 442
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 441
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 440
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 439
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 438
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 437
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 436
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 435
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 434
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 433
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 432
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 430
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 429
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 428
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 427
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 426
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 425
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 424
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 423
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 422
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 421
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 420
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 419
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 417
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 416
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 415
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 414
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 412
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 411
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 410
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 409
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 408
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 407
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 406
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 405
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 404
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 403
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 402
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 401
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 399
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 398
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 397
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 395
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 394
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 392
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 391
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 390
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 389
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 388
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 387
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 386
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 385
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 384
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 383
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 382
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 381
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 380
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 379
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 378
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 377
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 376
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 375
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 374
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 373
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 372
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 371
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 370
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 369
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 368
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 366
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 365
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 364
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 363
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 362
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 361
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 360
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 359
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 358
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 357
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 356
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 355
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 354
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 352
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 351
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 350
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 349
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 348
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 347
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 345
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 343
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 342
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 341
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 340
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 339
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 338
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 337
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 336
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 335
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 334
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 333
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 332
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 331
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 330
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 329
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 328
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 327
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 326
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 325
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 324
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 323
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 322
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 321
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 320
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 319
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 318
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 317
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 316
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 315
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 314
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 313
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 312
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 311
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 310
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 309
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 307
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 304
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 274
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 273
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 272
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 271
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 270
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 269
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 268
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 267
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 266
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 265
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 264
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 263
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 261
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 260
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 259
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 256
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 258
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 257
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 255
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 254
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 253
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 252
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 251
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 250
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 249
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 248
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 247
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 246
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 245
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 243
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 242
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 241
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 240
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 239
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 238
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 237
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 236
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 235
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 234
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 233
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 232
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 231
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 230
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 229
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 228
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 227
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 226
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 225
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 224
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 223
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 222
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 221
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 220
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 219
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 218
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 217
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 216
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 215
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 214
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 213
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 212
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 211
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 210
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 209
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 208
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 207
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 206
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 205
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 204
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 203
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 199
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 198
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 197
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 196
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 195
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 194
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 193
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 192
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 191
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 190
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 189
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 188
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 187
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 186
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 185
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 184
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 183
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 182
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 181
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 180
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 179
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 174
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 173
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 172
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 171
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 170
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 169
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 168
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 167
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 166
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 165
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 161