Hoja Parroquial - Encuentro Nº 199

17/01/09
Carta del Párroco

Queridos amigos

El bautismo de Jesús por Juan, que Marcos nos cuenta en su evangelio (Mc 11, 7-11), termina en la más importante de las epifanías del Señor. Una epifanía que es al mismo tiempo teofanía, pues, por primera vez, Dios mismo se nos manifiesta como es Él, en su interior, por decirlo así. En efecto, Dios, que proclama solemnemente que Jesús es su Hijo, su predilecto, se revela a Sí mismo como Trinidad de Personas: la voz del Padre (1), que reconoce a Jesús como su Hijo (2) y el Espíritu Santo (3), que en la forma de una paloma unge a Jesús como el Mesías (Lc 4,18).

Para nuestra fe cristiana, todo esto es muy importante e interesante, pero yo quiero referirlo al bautismo. No al de Juan, de sólo agua, sino al bautismo “con el Espíritu Santo y el fuego”, como llama Juan al bautismo que trae Jesús (Mt 3,11), nuestro bautismo cristiano. En otras cartas de nuestra HP me he referido a la necesidad e importancia del bautismo, que hemos de celebrar cada año (cumplebautismo) como celebramos el cumpleaños. Hoy quiero resaltar la teofanía que nos relata Marcos con ocasión del bautismo de Jesús por Juan. Y recordarles que todo bautizo cristiano (el tuyo y el mío, también), es una teofanía maravillosa.

“Bauticen a todos los pueblos en el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo”, nos ordenó Jesús momentos antes de su regreso al Padre (Mt 28, 19). Y es en el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo, que bautizamos los católicos. Para muchos, esto suena a fórmula, como si se tratara de la fórmula que hay que decir al echar el agua en la cabeza del bautizando para que el agua haga su efecto. Una especie de abra cadabra mágica. Nada más lejos y opuesto a la realidad, pues la invocación de las tres divinas personas, lejos de ser una fórmula mágica, es la teofanía que se da en todo bautizo, como la que se dio en el bautismo de Jesús (Mc 1, 10-11), si bien ahora referida al que se bautiza.

En la teofanía bautismal, al invocar al Padre, el Padre Dios se hace presente y le dice al bautizando que en adelante él será su hijo…Al invocar al Hijo, Jesucristo le dice al bautizando que en adelante Él será su hermano mayor… Y al invocar al Espíritu Santo, Éste le dice al bautizando, que en adelante, Él será su huésped, morando en su corazón junto con el Padre y el Hijo (Jn 14, 23). No es, pues, una fórmula, ni menos mágica, bautizar en el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo, sino la descripción real aunque misteriosa, de lo que en ese momento pasa.

Tú, hermano mío, bautizado, puedes con toda verdad llamar a Dios Padre mío y saberte su hijo, llamar a Jesús Hermano mío y sentirte su herman menor, y llamar al Espíritu Santo huésped mío y tenerlo como tu consuelo y tu protector. Vive todo esto y serás feliz.

 

Noticias

Noticias

ENERO (2ª Quincena)
18-25 Semana de oración por la unidad de los cristianos.
25  Conversión de S. Pablo y
      Nacimiento de la Congregación de la Misión o PP. Vicentinos (1617)
27 Novena Perpetua en honor de la Virgen de la MM. hrs. 11.45 a.m.

VI ENCUENTRO MUNDIAL DE LAS FAMILIAS
Hablando de la familia, no puedo dejar de recordar que del 14 al 18 de enero de 2009 tendrá lugar en la Ciudad de México el VI Encuentro Mundial de las Familias. Recemos desde ahora por este importante acontecimiento eclesial y confiemos al Señor toda familia, especialmente las más probadas por las dificultades de la vida y por las heridas de la incomprensión y división. Que el Redentor, nacido en Belén, les dé a todas la serenidad y la fuerza para caminar unida en el camino del bien

LOS OJOS DE LA VIRGEN DE GUADALUPE
Será el tema de la conferencia estudio por computadora, que nos dará el Dr. José Aste Tonsmann, el miércoles 14 a las 7.30 p.m.  Peruano, el Dr. Aste es uno de los tres técnicos que estudiaron científicamente los dos ojos de la Imagen de Nuestra Señora de Guadalupe. El estudio se realizó con el auxilio del Proceso Digital de Imágenes, técnica de computación que permite ampliar, filtrar, mejorar, etc. imagenes, fotografias tomadas directamente del ayate original, las que  luego fueron "leidas" y procesadas por el computador. Se logró así descubrir la "maravilla" que existe en los ojos de Nuestra Senora. La conferencia, que se dará en multimedia, consta de 5 partes, la última de las cuales recoge los mensajes que para el hombre de hoy ofrece la Virgen de Guadalupe..La entrada es gratuita. Auspicia la Conferencia Vicentina, que nos pide pasar la voz y traer a familiares y amigos.

EMPEZÓ EL “TIEMPO ORDINARIO” DE LA LITURGIA
En la liturgia se llama Tiempo Ordinario a las 34 semanas que vienen después de la fiesta del Bautismo de Jesús (este domingo 11), hasta el primer domingo de adviento (que será el 29 de noviembre). A este largo tiempo se le llama “ordinario”, porque en él no se celebra ningún misterio particular de Jesucristo sino a Jesucristo como misterio total, principalmente en los domingos. El Tiempo Ordinario es interrumpido por el Tiempo Cuaresmal (25.02 a 11.04) y el Tiempo Pascual (12.04 a 20.06).

CONSEJO PARROQUIAL PASTORAL
Se lo llevó a cabo el martes 6 con la participación de 21 miembros de 12 Grupos Pastorales, los que presentaron su Informe de Diciembre. En su Informe el párroco se refirió a la Primera Misa del P. José Luis Figuerola Tamayo, la presentación del libro de cuentos Hada Azul y la Conferencia sobre los ojos de la Virgen de Guadalupe. Luego informó sobre la clausura del Jubileo Vicentino por el 150º aniversario de la llegada al Perú de los PP. Vicentinos y de las Hijas de la Caridad. Después guió la evaluación del PPP 2008 y entregó y explicó las Hoja de Evaluación de los GP en el 2008. En el Consejo de Febrero, dijo, se dará la Guía para la elaboración del Proyecto de Trabajo del Grupo (PTG) y el Calendario de Actividades del PPP 2009.

 

Tema

EL BAUTISMO NOS HACE PARTICIPAR DE LA MISIÓN DE CRISTO Y DE LA IGLESIA

La práctica del bautismo es muy anterior a Jesús. Juan Bautista administraba un bautismo de conversión, como habían anunciado los profetas: “Lávense, límpiense, dejen de hacer el mal, aprendan a hacer el bien, busquen lo justo”(Is.1,16-18). Sin embargo, el bautismo de los primeros cristianos quiere ir más allá de una pura co ¿Ignoran hermanos que cuantos fuimos bautizados en Cristo Jesús, fuimos bautizados en su muerte?. Fuimos con  El sepultados por el bautismo en su muerte, a fin de que, al igual que Cristo fue resucitado de entre los muertos por la gloria del Padre, así también nosotros vivamos una vida nueva” (Rom.6,3). En una palabra, el bautismo nos hace morir con Cristo y nos resucita con El a una vida nueva.
El bautismo es el primer sacramento de los siete sacramentos de la Iglesia Católica. Sin este sacramento no podemos recibir ninguno de los otros; se puede decir que el bautismo es la “puerta” de entrada a la Iglesia. El bautismo nos hace hijos de Dios en el Hijo. Nos incorpora a Cristo y a su Iglesia; es como un “nuevo nacimiento”; un nacer por el agua y el espíritu. Así le hace entender Jesús a Nicodemo cuando le dice: “En verdad  te digo: el que no nace del agua y del Espíritu no puede entrar en el Reino de Dios”(Jn.3,1-9).
Nuestro bautismo es en el nombre de la Santísima Trinidad, en el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo, ese fue el mandato del Señor Jesús: “Vayan , pues, y hagan que todos los pueblos sean mis discípulos. Bautícenlos en el Nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo, y enséñenles a cumplir todo lo que yo les he encomendado a ustedes” (Mt.28,18-20). Por lo tanto, el bautismo nos hace miembros de la familia de los hijos de Dios que es la Iglesia, quedamos consagrados a Dios, marcados con el sello del Espíritu de Dios para siempre, desde entonces somos “propiedad” de Dios; somos morada del Espíritu.
Por el bautismo quedamos renovados en nuestro ser, nuestra relación de amistad con Dios es fortalecida y el poder del mal (el pecado) ya no tiene dominio sobre nosotros. Nos volvemos en otros “cristos”, para continuar su misión  y su obra. Por el bautismo: Somos liberados del pecado, nacemos de nuevo como hijos de Dios, llegamos a ser miembros de Cristo, incorporados a su Iglesia. Empezamos a ser verdaderamente “familia de Dios”: Constituidos hijos de Dios: podemos llamarlo y de verdad es NUESTRO PADRE (Gal.5,7). Incorporados a Cristo: hermanos de Cristo, unidos profundamente a El (Rom.8,29).Templos vivos del Espíritu Santo (1Cor.6,19).
El bautismo desde el punto de Dios es un DON, un regalo: Dios nos recibe como hijos. Desde el punto de vista del hombre, el bautismo es una RESPUESTA, un COMPROMISO. Si somos hijos de Dios, debemos vivir como verdaderos hijos,  nuestra conducta debe responder a eso. (Ef.4,1-4; 4,22-32, Gal. 5,13-25).


P. Javier Gamero Torres C.M.


Archivo de la Hoja Parroquial

A continuación el archivo con los números anteriores de la Hoja Parroquial Encuentro

Hoja Parroquial - Encuentro Nº 506
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 503
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 501
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 500
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 499
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 497
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 496
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 495
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 493
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 494
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 200
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 200
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 482
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 480
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 479
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 478
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 477
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 476
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 474
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 473
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 472
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 470
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 471
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 469
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 468
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 466
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 465
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 464
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 462
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 461
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 463
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 460
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 458
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 457
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 456
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 455
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 455
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 454
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 453
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 450
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 452
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 451
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 450
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 449
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 448
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 447
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 446
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 445
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 444
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 443
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 442
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 441
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 440
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 439
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 438
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 437
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 436
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 435
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 434
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 433
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 432
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 430
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 429
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 428
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 427
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 426
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 425
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 424
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 423
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 422
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 421
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 420
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 419
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 417
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 416
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 415
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 414
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 412
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 411
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 410
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 409
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 408
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 407
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 406
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 405
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 404
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 403
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 402
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 401
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 399
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 398
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 397
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 395
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 394
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 392
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 391
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 390
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 389
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 388
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 387
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 386
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 385
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 384
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 383
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 382
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 381
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 380
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 379
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 378
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 377
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 376
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 375
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 374
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 373
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 372
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 371
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 370
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 369
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 368
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 366
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 365
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 364
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 363
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 362
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 361
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 360
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 359
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 358
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 357
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 356
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 355
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 354
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 352
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 351
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 350
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 349
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 348
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 347
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 345
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 343
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 342
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 341
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 340
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 339
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 338
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 337
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 336
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 335
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 334
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 333
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 332
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 331
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 330
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 329
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 328
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 327
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 326
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 325
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 324
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 323
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 322
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 321
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 320
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 319
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 318
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 317
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 316
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 315
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 314
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 313
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 312
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 311
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 310
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 309
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 307
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 304
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 274
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 273
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 272
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 271
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 270
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 269
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 268
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 267
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 266
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 265
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 264
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 263
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 261
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 260
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 259
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 256
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 258
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 257
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 255
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 254
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 253
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 252
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 251
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 250
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 249
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 248
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 247
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 246
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 245
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 243
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 242
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 241
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 240
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 239
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 238
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 237
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 236
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 235
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 234
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 233
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 232
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 231
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 230
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 229
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 228
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 227
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 226
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 225
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 224
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 223
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 222
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 221
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 220
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 219
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 218
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 217
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 216
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 215
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 214
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 213
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 212
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 211
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 210
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 209
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 208
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 207
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 206
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 205
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 204
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 203
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 199
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 198
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 197
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 196
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 195
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 194
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 193
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 192
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 191
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 190
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 189
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 188
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 187
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 186
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 185
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 184
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 183
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 182
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 181
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 180
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 179
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 174
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 173
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 172
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 171
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 170
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 169
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 168
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 167
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 166
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 165
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 161