Hoja Parroquial - Encuentro Nº 423

25/04/13
Carta del Párroco
Queridos amigos

El mandamiento nuevo del amor es sin duda lo más importante que Jesús nos dio en su despedida de los apóstoles después de la Última Cena. Nos lo transcribe el evangelista Juan (Jn 13, 34-35), casi al final del capítulo en el que tan originalmente nos habla de la última Pascua de Jesús (Jn 13, 1-38). Les recuerdo que los sinópticos prefirieron poner la despedida de Jesús en el día de su Ascensión al Padre, con las instrucciones últimas, que dio a los apóstoles antes de partir (Mt 28,18-20). Y que Juan convirtió esas instrucciones en cuatro largos e importantes “discursos” (capítulos 14, 15, 16 y 17), que les dio mientras iban caminando del cenáculo al huerto de Getsemaní.

Por tratarse de una despedida y por las circunstancias especiales que la rodearon (Jn. 13, 1-30), hubo conmoción y pena en los apóstoles. También en Jesús, que reaccionó pronto y les fue haciendo ver el lado positivo del acontecimiento, de lo que iba a pasar, según nos lo cuenta Juan, que estuvo allí. Este es mi momento de gloria, les dijo (y nos dijo), y el momento de la mayor gloria tributada nunca a Dios. Es por ello que el Padre Dios me va a glorificar y me va a sentar a su derecha en el cielo (Jn 13, 31-32). Por la cruz a la luz, solemos decir. Es cabalmente lo que le pasó a Jesús y lo que Él dijo: cuando sea levantado en la cruz (su pasión y muerte) seré exaltado por Dios (resurrección, ascensión y vida eterna para cuantos crean en Él (Jn 12, 32).

A los apóstoles  -y a nosotros, que quedamos para Su venida -, nos dejó, salido de su corazón, el mandamiento nuevo del amor (Jn 13, 34-35). El amor que es vivir en comunión (ámense los unos a los otros); el amor que tiene en Jesucristo su fuente, modelo y término (ámense los unos a los otros como yo les he ha amado): y el amor que es la señal de ser discípulo de Jesús (por el amor que se tengan los unos a los otros reconocerán todos que son discípulos míos y a Mí me reconocerán como su Maestro). Gran y hermosa tarea la de vivir y enseñar a vivir así el amor. Como forma, estilo y estado de vida. Tal fue en Jesús y lo ha sido en los santos que, como San Vicente de Paul, han sido amor y han vivido para la caridad.

Lamentablemente, olvidando que la caridad es mucho más que una virtud que se pone en práctica de vez en cuando, la redujimos a hacer caridades (limosna y beneficencia). Olvidamos que la caridad (el amor) es el estado de vida del cristiano, quien, como decía San Vicente, debe vivir continuamente ocupado en la práctica real del amor o en disposición de ello. Y olvidamos que, como indicó Jesús, el signo distintivo de quien quiere ser su discípulo es que nos amemos y que la gente vea que nos amamos. Es decir, vivir la comunión. Al respecto Jesús hizo dos cosas: lavar los pies a sus discípulos y darse a sí mismo en comida, como eucaristía. Darnos a Dios en el servicio de los empobrecidos debiera ser lo que nosotros hagamos. Siendo comprensivos, solidarios y bondadosos con todos.

Noticias

Noticias
MAYO. MES DE MARÍA. (Agenda 1ª quincena).
01  Día del Trabajo. S. José Obrero.
02  Jueves Eucarístico, 5.30 p.m.
03  1º Viernes: Corazón de Jesús, 11.00 Misa y Adoración del Santísimo
      Fiesta de la Veneración de la Santa Cruz.
      Formación Vicentina CAVI: La Liturgia en el Concilio Vaticano II.
04, 11, 18, 25.  Rosario de la Aurora (6.00) y Misa (7.00 a.m.)
07  Consejo Pastoral Parroquial, 7.30 p.m.
08, 15, 22, 29: Curso Taller CAVI: Constituciones del Concilio Vaticano II: LG/DV
12  Ascensión del Señor: JM de Comunicaciones Sociales
      Día de la Madre. ¡Felicitaciones!
13  Ntra. Sra. de Fátima, misa a las 11.00 a.m.
14  Fiesta de Ntra. Sra. de la Evangelización, Patrona de la Arquidiócesis de Lima

ROSARIO DE LA AURORA EN EL MES DE MARIA
Será el próximo sábado 4, a las 6. de la mañana, celebrándose a continuación (7 a.m.) la Sta. Misa en la Capilla de las Hijas de la Caridad. Esperamos a “los de siempre” y a otros muchos. Anímense y gracias por venir.
Salida del Templo Parroquial: Dellepiani-Alberto del Campo-Juan Aliaga-Pérez Aranibar-Capilla HH, donde se celebrará la Sta. Misa.  Responsable: Asociación Medalla Milagrosa.   Salida de la Capilla de las Hijas de la Caridad: Urb. Salaverry, por sus calles, saliendo a Pérez Aranibar por cdra. 25, Capilla, donde, a las 7 a.m. se celebrará la Sta. Misa. Organizan Hijas de la Caridad

ATENCIÓN A LOS DÍAS 2 y 3; 8, 15, 22 y 28 DE LA AGENDA.
Son días referidos al Jueves Eucarístico (el 2) y al Primer Viernes de Mes del Corazón de Jesús (el 3). Pero también al Concilio Vaticano II, que es uno de los objetivos principales del Año de la Fe, que estamos celebrando. Es superinteresante el tema de la Liturgia y el Concilio (del día 3) y será muy enriquecedor tomar contacto con las 4 Constituciones que se dio y tiene la Iglesia. Hagan un esfuerzo y participen, seguros de que no habrán de arrepentirse.

FERIA DE DULCES Y SALADOS
La está realizando la Juventud Mariana Vicentina de la Parroquia para ayudarse en los gastos de su viaje y participación en la Jornada Mundial de la Juventud, que se realizará  en Río de Janeiro (Julio, 21-28). La causa es noble y vale la pena ayudarles, aparte de que los salados y dulces que ofrecen se los ve ricos y apetitosos. Pasen un rato agradable en la Feria y ayuden de paso a los jóvenes marianos. Gracias anticipadas.

BAZAR POR EL DIA DE LA MADRE
Estará abierto de 8 de la mañana a 8 de la noche y ofrece variados y bonitos regalos para las mamás. Servirá también almuerzo y lonche. Las Voluntarias Vicentinas que lo organizan para sus obras en favor de los pobres, esperan su visita a los stands. Un equipo de ellas expondrá la labor que desarrolla su Voluntariado e invitará a formar parte del mimo. Con cariño anticipan a todos su agradecimiento por la colaboración.

RESULTADO DE LA COLECTA DEL DOMINGO DE VOCACIONES: S/. 3,447, lo que, repartido entre 3, dio S/. 1,149 para el Seminario Sto.Toribio, para el Seminario Vicentino y para la Parroquia.

Tema

Tema
SANTO TORIBIO DE MOGROVEJO… BUEN PASTOR DEL PERÚ.

Toribio, que quiere decir “don de la vida”, nació en 1538 en un pueblito español de Valladolid. Hijo de una familia acomodada estudió y obtuvo el doctorado en filosofía y derecho. Como laico cristiano fue estudioso, serio y eficiente en el ejercicio de su profesión, piadoso, asceta, con un gran sentido de la justicia y un gran amor a los pobres. En su propósito y estilo de vida de laico, no entró el matrimonio. Sin duda había optado por seguir a Cristo célibe y por entregar su vida al servicio del prójimo por amor a Dios y a las almas.
Trabajaba en Granada como miembro laico del Tribunal de la Inquisición y tenía 41 años, cuando el rey Felipe II lo propuso al Papa Gregorio XIII para la sede episcopal de Lima, vacante por la muerte de su primer Arzobispo Fray Jerónimo de Loayza. Hubo antes que convencer a Toribio, quien en su humildad no se consideraba digno de tan alto cargo. Fue su hermana la que se encargó de convencerlo, haciéndole ver que era esa la voluntad de Dios y prometiéndole que le acompañaría al Perú. No fue tanto problema el hecho de que, por ser laico, tuviera que ser ordenado sacerdote y luego consagrado Obispo. Su preparación, su forma digna de vida y su experiencia en el trato de la gente, hicieron que fuera ordenado de sacerdote ese mismo año (1579) y consagrado obispo, al año siguiente, Entró en Lima el 12 de Mayo de 1581, después de haber desembarcado en Paita. El trayecto quiso hacerlo por tierra para ir conociendo a su gente y costumbres.
Tenía 43 años cuando empezó a estrenarse de obispo, pero lo hizo como si toda su vida lo hubiera sido. Los 25 años que lo fue, hasta su muerte en acción, fue siempre un obispo santo, inteligente y de una capacidad de trabajo sólo igualada por su celo apostólico, organizador, reformador y, sobre todo, Misionero y Pastor bueno e incansable… Cada uno de estos calificativos está avalado por una larga lista de hechos que asombra y abruma, y que evidentemente no caben aquí. Vio muy pronto la difícil relación Virreynato-Iglesia y la inicua explotación de los indios y negros (unos 100.000), a quienes amó y defendió siempre.
Lima era entonces y en lo eclesiástico, una arquidiócesis de reciente creación (1541), con 520 km de costa; y, desde 1546, sede metropolitana de una Provincia Eclesiástica con más de seis millones de kms2 y 5.000 kms de longitud, desde Nicaragua hasta Argentina. Su pastoreo produce vértigo, dándose tiempo para todo. Sólo en lo que hoy es el Perú y en sus dos primeros años de trabajo (1581-82), el joven arzobispo inauguró el III Concilio de Lima (1583), convocó el 1º Sínodo Limense e hizo su 1ª  Visita Pastoral (Lima-Nazca-Huancayo). El famoso III Concilio de Lima daría como fruto tres grandes publicaciones, en quechua, aymara y español, a saber; el catecismo, el sermonario y el confesonario, que fueron el abc del naciente cristianismo.
Su 2ª Visita Pastoral duró seis años y cuatro su 3ª, en la que confirmó en Quives a Rosa de Lima (1597). El alejamiento prolongado de Lima le acarreó no pocas críticas de parte del Virrey, quien llegó a acusarlo al Emperador de que la Sede Arzobispal parecía Sede Vacante, pues el Arzobispo siempre estaba fuera… Evangelizando a los pobres y alejados del Perú, debió haber dicho mejor. Fue así, cómo, buen pastor de almas, le sorprendió la muerte: en Zaña (Lambayeque) en 1606, apenas iniciada su 4 visita pastoral. ¡Tenía sólo 68 años! Fue canonizado en 1726 por el Papa Benedicto XIII. Hoy, es el celestial Patrono de todos los Obispos de América Latina.

Archivo de la Hoja Parroquial

A continuación el archivo con los números anteriores de la Hoja Parroquial Encuentro

Hoja Parroquial - Encuentro Nº 506
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 503
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 501
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 500
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 499
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 497
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 496
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 495
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 493
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 494
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 200
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 200
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 482
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 480
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 479
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 478
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 477
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 476
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 474
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 473
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 472
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 470
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 471
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 469
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 468
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 466
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 465
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 464
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 462
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 461
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 463
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 460
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 458
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 457
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 456
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 455
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 455
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 454
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 453
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 450
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 452
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 451
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 450
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 449
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 448
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 447
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 446
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 445
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 444
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 443
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 442
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 441
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 440
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 439
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 438
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 437
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 436
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 435
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 434
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 433
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 432
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 430
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 429
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 428
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 427
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 426
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 425
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 424
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 423
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 422
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 421
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 420
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 419
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 417
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 416
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 415
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 414
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 412
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 411
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 410
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 409
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 408
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 407
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 406
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 405
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 404
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 403
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 402
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 401
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 399
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 398
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 397
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 395
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 394
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 392
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 391
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 390
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 389
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 388
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 387
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 386
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 385
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 384
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 383
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 382
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 381
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 380
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 379
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 378
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 377
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 376
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 375
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 374
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 373
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 372
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 371
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 370
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 369
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 368
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 366
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 365
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 364
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 363
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 362
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 361
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 360
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 359
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 358
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 357
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 356
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 355
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 354
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 352
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 351
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 350
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 349
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 348
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 347
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 345
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 343
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 342
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 341
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 340
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 339
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 338
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 337
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 336
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 335
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 334
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 333
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 332
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 331
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 330
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 329
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 328
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 327
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 326
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 325
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 324
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 323
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 322
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 321
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 320
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 319
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 318
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 317
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 316
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 315
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 314
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 313
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 312
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 311
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 310
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 309
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 307
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 304
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 274
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 273
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 272
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 271
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 270
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 269
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 268
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 267
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 266
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 265
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 264
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 263
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 261
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 260
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 259
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 256
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 258
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 257
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 255
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 254
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 253
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 252
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 251
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 250
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 249
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 248
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 247
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 246
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 245
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 243
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 242
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 241
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 240
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 239
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 238
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 237
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 236
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 235
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 234
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 233
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 232
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 231
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 230
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 229
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 228
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 227
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 226
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 225
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 224
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 223
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 222
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 221
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 220
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 219
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 218
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 217
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 216
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 215
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 214
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 213
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 212
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 211
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 210
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 209
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 208
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 207
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 206
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 205
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 204
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 203
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 199
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 198
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 197
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 196
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 195
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 194
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 193
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 192
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 191
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 190
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 189
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 188
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 187
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 186
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 185
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 184
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 183
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 182
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 181
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 180
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 179
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 174
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 173
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 172
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 171
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 170
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 169
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 168
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 167
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 166
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 165
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 161