Hoja Parroquial - Encuentro Nº 379

20/06/12
Carta del Párroco
Queridos amigos

Qué irá a ser de este niño, se preguntaba la gente cuando nació Juan, de sobrenombre el Bautista (Lc 1, 66). Y es que habían pasado tantas “cosas extraordinarias” entorno a su concepción y nacimiento, que era visible la mano de Dios sobre él. Tan visible que sus padres lo llamaron Juan  -yohanan, en hebreo, que significa Yavé es compasivo- , es decir regalo de Dios. Regalo de Dios es todo niño que viene a este mundo, aunque sus papás y familiares tengan que preguntarse muchas veces ¿qué irá a ser de este niño?

Nosotros sabemos muy bien lo que llegó a ser el niño Juan y cómo llegó a terminar su vida. Llegó a ser el precursor de Jesús el Mesías (Lc 1,76) y terminó decapitado, presentada su cabeza en una bandeja para satisfacer las pasiones y los caprichos de un rey y su amante (Mc 6, 14-29). Dicho así, lo que fue (precursor) suena pobre y su muerte una desgracia. Pero visto desde lo que Jesús dijo de él y lo que su muerte significó, la cosa cambia. “Es más que un profeta…”, es “el mayor de los hombres nacidos de mujer” (Jn 7, 26, 28). En cuanto a su muerte, trágica y absurda a los ojos del mundo, es la de un mártir a los ojos de Dios, de la historia y de la Iglesia, que hoy lo celebra con solemnidad.

Incidiendo en la importancia de Juan, los cuatro evangelistas hablan de él, presentándolo cada uno desde su particular visión: Para Mateo es sobre todo el Bautista (Mt 3, 13-17); para Marcos es un Profeta y actúa como tal (Mc 1,1-8); para Lucas es el Precursor (Lc 3, 1-19); y para Juan es el Testigo, que da testimonio de Jesús (Jn 1,15, 19-34; 3, 22-36). De todos estos aspectos, ¿con cuál se quedarían ustedes? Yo me quedaría con el de Precursor, pero completado con el de facilitador, porque le facilitó a Jesús su misión de muchas maneras, por ejemplo, invitando a varios de sus discípulos a pasarse a Jesús (Jn 1,36-37).

Todo eso y mucho más fue Juan Bautista. Hoy diríamos que tenía “angel”, pues no obstante su ruda apariencia externa y su fuerte personalidad,  -¿o quizá por eso?- , le seguían multitudes, fascinadas y dispuestas a hacer lo que él les mandara. ¡Y vaya que sí les mandaba! (Lc 10, 3-14). Entre sus muchas virtudes cabe destacar dos, que a muchos les parecerán contradictorias: la humildad y la hombría. Juan era ante todo un hombre humilde, es decir, sincero, auténtico, íntegro y veraz. Pudo fácilmente haberse presentado y haber sido aceptado como el Mesías, pero no lo hizo… En esto mostró la misma hombría que exhibió cuando denunció al rey por su conducta inmoral (Mc 6, 17-29)

Me pregunto qué haría hoy entre nosotros el Profeta Juan. Aunque quizá sea más difícil saber qué haríamos nosotros con él. ¿Qué piensan ustedes de las dos preguntas? ¿Y no creen que el mundo de hoy necesita a gritos hombres como él? Hay sin duda unos cuantos, pero pidamos al Señor que nos envíe algunos más.

Noticias

Noticias
ÓBOLO DE SAN PEDRO Y FIESTA DE LOS APÓSTOLES SAN PEDRO Y SAN PABLO
La celebraremos el viernes 29 como si fuera un domingo, pues es Fiesta de Guardar. Este año la acostumbrada colecta llamada óbolo de San Pedro la haremos el sábado 30 y el domingo 1º de julio, en los sobres especiales que para el efecto se les entregará el próximo domingo 24. Como saben, el óbolo de San Pedro es nuestra contribución a las ayudas que el Papa hace a los países en necesidad. Se nos pide ser más generosos que nunca.

MISA JUVENIL Y VOCACIONAL
Será a las 7.30 de la noche de este domingo 24 y contará con la participación de algunas comunidades religiosas invitadas. Se espera la presencia de muchos fieles, en especial  de jóvenes y de los Grupos Pastorales.

MADRID Y MILÁN POR LA FAMILIA.
La Virgen María de Mayo nos ha regalado dos eventos internacionales sobre la familia que prometen hacer historia. Son: el 6ºCongreso Mundial de la Familia (WCF eninglés), llevado a cabo en Madrid del 25 al 27 de mayo; y el 7º Encuentro Mundial de las Familias, celebrado en Milán del 30.05 a 3.06 y con el tema “la familia, el trabajo y la fiesta”, que está llamado a tener profundas resonancias.LosEncuentros se celebran cada 3 años, desde que el Papa Beato Juan Pablo II dijera en 1992 que “el destino de la humanidad dependía de la familia”. El próximo Encuentro Mundial de las Familias, por expreso deseos del Papa,  se tendrá el 2015 en Filadelfia.  Los Congresos Mundiales, organizados por líderes  Pro Familia y Pro Vida de todo el mundo, están muy relacionados con los Congresos y van adquiriendo mayor importancia cada año. “La Declaración de Madrid”, resultado del Congreso, es una clara afirmación de  principios  y un llamado fuerte y valiente a cerrar filas en favor del matrimonio y de la vida.

AGAPE DE LOS MATRIMONIOS CHARLISTASDE PREBAUTISMO.
Se lo llevó a cabo el 22.06, con motivo del ingreso al Equipo, previa preparación, de los matrimonios Pericles y Ana María Jiménez, y Rodolfo y Pilar de Cotrina.El Equipo quiso confraternizar e iniciar así un nuevo período de vida, de mayor organización y formación, para compartir experiencias  y revisar y renovar métodos.

ECOS DE LA MISA Y PROCESIÓN DEL CORPUS CRISTI PARROQUIAL.
La evaluación de esta gran efemérides, la hará el Consejo Parroquial en su reunión del martes 3 de julio. Hasta entonces resaltemos lo siguiente: en la misa: la belleza y la piedad en la liturgia, la gran concurrencia de fieles y la animación del canto por el coro Seminario Hijas de la Caridad. En la procesión: la alfombra florida con el Cordero de Dios, a la salida del templo; la cadeneta con banderines blanco-amarillos, que orlaron las calles cercanas, la presencia de los niños y jóvenes de la catequesis con sus pancartas y globos -y de los niños de la Medalla con sus canastas llenas de pétalos para el Señor-;el fervor y el orden de los Grupos Pastorales con sus uniformes y estandartes, la virtuosidadde la banda de músicos y la vistosidad de la carroza portadora de la Custodia con el Santísimo, la buena concurrencia de fieles a lo largo de todo el recorrido no obstante ser o quizá por ser el Día del Padre, la presencia,en los 4 altares, de las familias que los prepararon, las que además leyeron las estaciones, el apoyo brindado por la Policía Nacional y el Serenazgo… Resumamos diciendo con la gente que “todo estuvo muy bonito”.

Tema

Tema
PEDRO Y PABLO: COLUMNAS DE LA IGLESIA

A Pedro y Pablo los mencionamos juntos desde siempre y casi desde siempre los celebramos juntos el 29 de Junio, pensando que fue esa la fecha de su martirio, en tiempos de Nerón: en el año 67. Van siempre juntos, pero, salvo el hecho de ser ambos apóstoles y mártires de Jesucristo, en lo humano y social son muy distintos. Es quizá por esto y por la importancia relevante de cada uno, que la Iglesia los celebra también por separado, con fiestas cuyos títulos dicen mucho de cada uno: “la conversión de San Pablo”, el 25 de enero, y “la cátedra de San Pedro”, el 22 de febrero

Para ver sus diferencias y similitudes, habría que hacer una historia comparada de ambos, estudiándolos como hombres, como discípulos del Señor (en su vocación y respuesta de cada uno), como apóstoles y columnas de la Iglesia, como santos y mártires, y como hagiógrafos (2 cartas de Pedro frente a las 14 de Pablo). Completaría esta historia (de unos 35 años), la historia comparada de lo que cada uno ha significado para el Pueblo de Dios a lo largo de la historia de la Iglesia, hasta en nuestros días (2000 años).

Pero aparte de que todas las comparaciones son odiosas, cualquier inclinación en favor de Pablo, el apóstol de los gentiles, no significaría nada ante el hecho de que sólo Pedro fue constituido por Jesús como jefe de su Iglesia (Mt. 16, 18-19; Jn 21, 15-17). "Está claro que también el Colegio de los apóstoles, unido a su Cabeza, recibió la función de atar y desatar dada a Pedro". Este oficio pastoral de Pedro y de los demás apóstoles pertenece a los cimientos de la Iglesia, que es por lo que todos ellos son llamados columnas, si bien Pedro y Pablo son como “columnas maestras”. Además, el oficio pastoral de Pedro continúa hoy en los obispos siempre bajo el primado del Papa.

Entre las muchas cosas interesantes en las vidas de Pedro y Pablo, es aleccionador destacar la vocación de cada uno y cómo ambos se pusieron desde su condición humanaal servicio del Señor con una entrega total. No abdican de lo que son como hombres: la historia personal de cada uno, su temperamento y carácter, sus cualidades y defectos... Le siguen al Señor como son y con lo que tienen, pero cambiándole el signo. Ya no más al margen (Pedro) o en contra (Pablo) de Jesucristo; ahora se ponen positivamente a su entera disposición.

Pablo es el apóstol fogoso e incansable que recorre el mundo grecorromano evangelizando y estableciendo comunidades (iglesias). La salvación viene de la fe en Jesucristo, enseña, mientras clama “Ay de mí si no evangelizare” (1 Co 9,16). Pedro, hombre algo inquieto y apasionado, acepta humildemente su misión de ser el pastor del rebaño y de confirmar a los hermanos (Lc 22, 32). Predica con valentía, lleno del Espíritu Santo (cf. Hch 4,8) y enfrenta cárceles y maltratos por el nombre de Jesús.(cf. Hch 5,41). Según la tradición, ambos murieron mártires en Roma: Pedro crucificado cabeza abajo, y Pablo decapitado.

Archivo de la Hoja Parroquial

A continuación el archivo con los números anteriores de la Hoja Parroquial Encuentro

Hoja Parroquial - Encuentro Nº 506
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 503
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 501
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 500
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 499
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 497
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 496
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 495
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 493
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 494
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 200
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 200
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 482
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 480
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 479
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 478
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 477
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 476
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 474
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 473
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 472
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 470
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 471
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 469
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 468
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 466
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 465
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 464
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 462
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 461
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 463
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 460
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 458
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 457
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 456
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 455
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 455
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 454
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 453
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 450
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 452
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 451
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 450
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 449
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 448
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 447
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 446
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 445
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 444
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 443
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 442
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 441
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 440
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 439
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 438
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 437
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 436
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 435
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 434
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 433
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 432
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 430
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 429
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 428
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 427
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 426
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 425
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 424
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 423
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 422
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 421
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 420
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 419
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 417
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 416
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 415
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 414
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 412
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 411
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 410
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 409
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 408
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 407
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 406
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 405
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 404
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 403
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 402
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 401
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 399
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 398
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 397
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 395
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 394
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 392
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 391
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 390
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 389
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 388
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 387
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 386
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 385
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 384
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 383
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 382
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 381
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 380
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 379
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 378
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 377
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 376
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 375
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 374
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 373
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 372
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 371
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 370
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 369
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 368
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 366
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 365
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 364
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 363
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 362
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 361
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 360
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 359
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 358
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 357
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 356
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 355
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 354
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 352
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 351
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 350
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 349
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 348
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 347
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 345
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 343
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 342
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 341
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 340
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 339
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 338
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 337
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 336
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 335
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 334
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 333
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 332
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 331
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 330
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 329
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 328
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 327
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 326
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 325
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 324
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 323
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 322
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 321
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 320
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 319
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 318
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 317
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 316
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 315
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 314
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 313
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 312
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 311
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 310
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 309
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 307
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 304
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 274
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 273
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 272
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 271
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 270
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 269
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 268
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 267
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 266
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 265
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 264
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 263
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 261
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 260
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 259
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 256
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 258
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 257
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 255
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 254
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 253
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 252
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 251
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 250
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 249
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 248
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 247
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 246
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 245
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 243
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 242
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 241
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 240
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 239
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 238
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 237
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 236
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 235
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 234
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 233
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 232
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 231
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 230
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 229
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 228
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 227
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 226
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 225
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 224
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 223
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 222
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 221
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 220
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 219
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 218
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 217
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 216
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 215
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 214
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 213
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 212
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 211
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 210
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 209
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 208
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 207
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 206
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 205
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 204
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 203
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 199
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 198
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 197
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 196
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 195
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 194
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 193
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 192
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 191
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 190
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 189
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 188
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 187
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 186
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 185
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 184
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 183
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 182
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 181
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 180
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 179
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 174
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 173
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 172
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 171
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 170
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 169
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 168
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 167
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 166
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 165
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 161