Hoja Parroquial - Encuentro Nº 356

12/01/12
Carta del Párroco

Queridos amigos

“Vengan y lo verán”, fue la respuesta de Jesús a dos discípulos de Juan el Bautista, que le preguntaron: Rabbí (Maestro), ¿dónde vives? Los dos discípulos eran Juan, de unos 18 años, y Andrés (30 y tantos años y griego parlante). Queremos hablar contigo… Hablemos…, es nuestro equivalente de la expresión aramea dónde vives… Ven y lo verás…, que ellos usaron. Desde entonces, el Ven y Verás de Jesús se ha convertido en el santo y seña de la Promoción Vocacional de la Iglesia. Y ha sido tomado como logo de muchos Grupos Vocacionales, que, como el de nuestra parroquia, trabajan activa y eficazmente en sensibilizar vocacionalmente a los fieles y en lograr su ayuda moral y económica por las vocaciones.

La conversación de Jesús con Juan y Andrés, marcó sus vidas para siempre. Tanto que, hasta después de muchos años, recordaban que había sido a las 4 de la tarde: desde las 4 p.m. hasta el amanecer, consigna Juan, que escribió el relato. ¿De qué hablaron en esas largas 12 horas? El tema o temas de la conversación son fácilmente deducibles del contexto en el que Juan sitúa el relato. Y la pastoral vocacional haría muy bien en tenerlos en cuenta para calar hondo y obtener buenas vocaciones. Como las de Juan y Andrés, dos discípulos de Juan el Bautista, que, de la noche a la mañana, van a convertirse en apóstoles de Jesús. ¿Qué pasó en aquella noche? Está, sin duda, lo conversado (fondo y forma), pero está también la predisposición favorable que ellos tienen, impresionados por la gran admiración que su Maestro Juan le tiene a Jesús. Y están sobre todo ese halo de santidad que rodea a Jesús y su magnetismo personal que, incluso cuando está en silencio, los atrae, fascina y cautiva.

El hecho cierto es que, al amanecer, Juan y Andrés están y se sienten cambiados y ganados por y para Jesús. El “oiga, Rabbí”; con que le saludaron al comienzo, se ha convertido en fe plena en Jesús como el Mesías o Cristo. Un convencimiento tan vivo que en cuanto Andrés encuentra a su hermano Simón, le dice entusiasmado: hemos encontrado al Mesías… Y lo lleva a Jesús, quien mirándolo fijamente le cambia el nombre: Tú eres Simón, te llamarás Cefas (=Pedro, piedra: Mt 16, 18). Le pasó lo mismo a Juan, quien al encontrar a su hermano Santiago y, luego, a su amigo Felipe, los presenta ante Jesús, de quien se convierten en incondicionales. El encuentro y diálogo de aquella noche con Jesús no sólo los convirtió en sus discípulos sino también en sus apóstoles.

Siguiendo la invitación de Juan, se convirtieron en discípulos de Jesús: el Cordero de Dios… Amigo es Platón, había dicho Aristóteles unos años en Atenas, pero es más amiga la verdad… Para Andrés y Juan la verdad de Jesucristo era lo máximo y decidieron seguirla, empezando por interiorizarla en sus vidas. No sólo eso; decidieron también  convertirse en ardientes y celosos misioneros, y anunciaron a todos la Palabra de Dios.

 

 


Noticias

Noticias


AGENDA DE ENERO 2012  (2ª quincena)
18-25 Semana de Oración por la Unión de los cristianos
23  Inicio Escuela Catequesis de El Pilar
25  Conversión de S. Pablo y…
      Nacimiento de la Congregación de la Misión o PP. Vicentinos (1617)
27  Novena Perpetua en honor de la Virgen de la MM. hrs. 11.45 a.m.

SEMANA DE ORACIÓN POR LA UNIÓN DE LOS CRISTIANOS
La celebraremos en la parroquia del 18 al 25 de enero, en horario de 6.30 a 7.15 p.m., en vez de la Santa Misa, que no se podrá tener en esos días por estar los Padres de Retiro. Y la haremos siguiendo el folleto oficial y las lecturas de cada día, entremezcladas con el rezo del Santo Rosario. Se espera la participación de muchos y desde luego de los Grupos Pastorales.

RETIRO VOCACIONAL DE LAS HIJAS DE LA CARIDAD
Será del 16 al 19 de febrero, en régimen de internado y empezando el 16 a las 4.0 p.m. Lugar: la casa provincial de las Hermanas, sita en Avda. Pérez Araníbar 2402. Magdalena del Mar. Están invitadas las señoritas que crean tener vocación de servicio e inquietud vocacional para ser Hija de la Caridad.

ECOS DEL PRIMER CONSEJO PASTORAL DEL AÑO
Lo tuvimos, según agenda, el martes 10, con la participación de 24 delegados de 16 Grupos Pastorales,. Escuchados los Informes de Diciembre de cada uno de los Grupos, el párroco agradeció a todos su activa participación en las actividades de la Navidad y Año Nuevo y pasó a informar sobre algunas actividades de enero comprometiendo en su participación: la inscripción en la escuela de catequesis del Pilar y en la de Formación de La Católica; la realización de los Jueves Eucarísticos y del Rezo del Rosario en la iglesia, según el rol propuesto. Pidió oraciones por el Retiro Espiritual de los Padres, que, irán en 2 Tandas, en la 2ª quincena de Enero; y entregó y explicó la Hoja de Evaluación de la vida y trabajos de los GPs en el 2011. Se dejó para el martes 20 de Febrero la entrega de la Guía para la elaboración de los Proyectos de Trabajo 2012 de los GPs. y del PPP.

RETIRO ESPIRITUAL DE LOS PADRES DE LA PARROQUIA
Del 16  al 21 lo harán Mons. Raymundo Revoredo (con los Srs. Obispos) y el P. Antonio. Del 23 al 28, los PP. Javier Gamero y Arturo.. Redoblemos la oración por nuestros presbíteros, para que su Retiro sea como el de Jesús en el desierto y esté lleno del Espíritu Santo. Como ya ha sido avisado, NO HABRÁ MISAS DE 6.30 DE LUNES A VIERNES EN LAS FECHAS DE LOS RETIROS.

ESCUELA DE CATEQUISTAS VERANO 2012
Empezará en la parroquia del Pilar el viernes 20 de enero e irá hasta el 24 de Febrero. El examen de evaluación para el 1º ciclo será el miércoles 18 a las 6 p.m. Para el efecto, los solicitantes se reunirán con el P.Arturo el lunes 16 a las 7.30 p.m., en el salón parroquial. Como todos los años, nuestra parroquia invita a inscribirse en la escuela al mayor número posible de personas con vocación de servicio, en especial de los Grupos Juveniles y jóvenes. Y como todos los años también, la parroquia correrá con el pago de los exámenes e inscripciones. Mayores informes en Secretaría.
FLASH SOBRE LA CATEQUESIS PARROQUIAL
Se tendrá del 18 de marzo al 2 de diciembre. Y la inscripción será del 6 de Febrero al 10 de marzo. Los requisitos se comunicarán en la sgte. Hoja Parroquial.


Este año, la Semana de Oración nos encuentra en un puntó álgido de avances ecuménicos, en especial con los ortodoxos, los anglicanos y los luteranos. Se lo debemos nominalmente al Papa Juan Pablo II y a su continuador el Papa Bendicto XVI, cuyos contactos con los Arzobispos de Moscú, de Constantinopla, de Atenas y de toda la Grecia, empiezan a dar sus frutos. Como repite Benedicto XVI, la unión vendrá en cualquier momento, como don del Espíritu, si se lo pedimos incesantemente y confiadamente,

El ecumenismo es prioridad pastoral e irreversible, como dijo Juan Pablo II. Continúa siendo un reto para los cristianos de hoy, y reclama más oración juntos, más acción social juntos, más diálogo teológico, en fidelidad cada uno a su propia Iglesia, pero sobre todo a la verdad revelada. Debe prevalecer el punto de mira del P. Couturier: Señor, únenos por los caminos que Tú quieras y como Tú quieras.

 

Tema

Tema


SEMANA DE ORACIÓN POR LA UNIÓN DE LOS CRISTIANOS

“Que todos sean uno, como tú, Padre, estás en mí y yo en ti” (Jn 17,21). Es parte de la oración sacerdotal de Jesús, en la que manifiesta su deseo y preocupación por la unidad de los cristianos. Y en la que los pone ante el Padre, a manera de súplica, para que no exista división entre ellos. La Iglesia, haciendo suya la oración de Jesús y deseando que todos los cristianos seamos uno, ora e invita a orar siempre por esta unión, pero particularmente en esta Semana, que hemos dado en llamar Semana de oración por la Unión de los Cristianos. Y que va del 18 al 25 de Enero, fecha de la conversión de San Pablo, que tanto trabajó por la unión de todos en Cristo: griegos y judíos, hombres y mujeres, hombres libres y esclavos… (Gal 3,26)

La unión de los que nos llamamos cristianos fue el pedido más insistente de Jesús (Jn 17, 21-22). Si no estamos unidos, le fallamos en su deseo más vivo de unidad, dividimos a Cristo, somos un escándalo para los no cristianos y hacemos difícil la predicación o, mejor, que la gente crea en Jesucristo (Jn 17,21). Es por todo ello que, desde 1968, la Iglesia católica, unida a las otras iglesias históricas (luteranos, anglicanos, etc.), se han reunido en numerosos lugares para reafirmar su apuesta por la unidad, haciéndose así eco  -eco al menos-, del pedido de Jesús en su Oración Sacerdotal por la Unidad.

Que todos sean uno como Tú, Padre, y Yo, somos uno… Empezamos a serlo y podemos lograrlo cuando nos reunimos para orar (Mt. 18,20), reconociendo que la unidad es don (de Dios) y tarea (de los creyentes). Empeño y esfuerzo nuestro, pero en definitiva don del Espíritu, pues será cuando Él lo quiera que, nosotros mismos y las tradiciones a las que pertenecemos, seremos cambiados, transformados y configurados con Cristo. Lamentablemente, muchas iglesias no siempre responden a este reto y no participan, como las llamadas sectas (Testigos de Jehová, Mormones, Adventistas, etc.) y tantas otras minúsculas confesiones proselitistas (como Agua Viva y Emmanuel).

El tema y el objetivo de cada Semana de Oración por la Unidad, son propuestos cada año por alguna pequeña comunidad cristiana. La comunidad que lo propuso este 2012 está en Polonia y escogió 1 Co 15, 51-58: “Todos seremos transformados por la victoria de nuestro Señor Jesucristo”. Que expresa la experiencia de los cristianos polacos, cuya historia ha estado siempre marcada por derrotas y victorias, invasiones y liberaciones… El signo de la paz y el intercambio del pan no consagrado (oplatek), vienen también de una costumbre polaca muy arraigada y general. Significa la unidad, el amor y el perdón entre las personas y se practica dentro y fuera del país, por creyentes y no creyentes. Cada persona recibe una oblea. Ésta después se comparte partiendo un trozo de la oblea de otra persona y comiéndola. De este modo se transmiten los mejores deseos mutuamente.

En este Octavario por la Unión, nuestra oración tiene que hacerse más insistente y confiada, pidiéndole al Señor que se hagan realidad sus palabras: que todos sean uno… (Jn 17, 21);  y que haya un solo rebaño bajo un solo pastor (Jn l0, 16). Cristo, desde luego, y a quien Cristo dejó como fundamento y jefe de su Iglesia, Pedro, y sus sucesores, hasta llegar hoy a Benedicto XVI.


Archivo de la Hoja Parroquial

A continuación el archivo con los números anteriores de la Hoja Parroquial Encuentro

Hoja Parroquial - Encuentro Nº 506
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 503
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 501
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 500
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 499
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 497
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 496
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 495
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 493
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 494
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 200
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 200
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 482
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 480
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 479
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 478
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 477
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 476
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 474
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 473
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 472
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 470
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 471
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 469
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 468
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 466
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 465
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 464
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 462
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 461
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 463
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 460
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 458
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 457
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 456
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 455
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 455
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 454
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 453
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 450
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 452
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 451
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 450
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 449
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 448
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 447
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 446
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 445
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 444
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 443
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 442
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 441
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 440
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 439
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 438
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 437
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 436
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 435
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 434
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 433
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 432
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 430
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 429
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 428
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 427
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 426
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 425
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 424
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 423
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 422
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 421
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 420
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 419
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 417
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 416
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 415
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 414
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 412
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 411
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 410
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 409
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 408
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 407
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 406
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 405
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 404
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 403
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 402
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 401
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 399
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 398
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 397
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 395
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 394
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 392
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 391
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 390
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 389
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 388
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 387
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 386
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 385
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 384
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 383
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 382
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 381
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 380
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 379
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 378
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 377
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 376
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 375
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 374
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 373
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 372
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 371
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 370
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 369
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 368
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 366
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 365
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 364
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 363
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 362
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 361
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 360
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 359
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 358
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 357
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 356
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 355
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 354
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 352
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 351
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 350
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 349
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 348
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 347
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 345
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 343
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 342
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 341
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 340
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 339
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 338
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 337
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 336
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 335
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 334
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 333
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 332
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 331
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 330
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 329
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 328
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 327
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 326
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 325
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 324
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 323
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 322
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 321
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 320
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 319
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 318
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 317
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 316
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 315
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 314
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 313
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 312
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 311
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 310
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 309
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 307
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 304
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 274
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 273
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 272
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 271
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 270
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 269
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 268
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 267
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 266
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 265
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 264
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 263
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 261
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 260
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 259
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 256
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 258
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 257
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 255
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 254
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 253
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 252
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 251
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 250
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 249
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 248
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 247
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 246
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 245
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 243
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 242
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 241
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 240
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 239
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 238
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 237
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 236
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 235
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 234
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 233
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 232
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 231
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 230
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 229
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 228
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 227
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 226
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 225
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 224
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 223
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 222
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 221
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 220
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 219
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 218
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 217
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 216
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 215
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 214
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 213
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 212
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 211
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 210
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 209
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 208
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 207
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 206
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 205
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 204
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 203
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 199
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 198
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 197
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 196
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 195
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 194
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 193
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 192
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 191
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 190
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 189
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 188
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 187
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 186
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 185
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 184
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 183
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 182
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 181
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 180
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 179
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 174
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 173
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 172
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 171
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 170
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 169
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 168
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 167
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 166
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 165
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 161