Hoja Parroquial - Encuentro Nº 173

21/07/08
Carta del Administrador Parroquial
Queridos hermanos:

“La palabra de Dios es viva y eficaz, da vida al hombre y transforma el corazón de aquellos que con alegría se abren al misterio de la salvación”. Esto es lo que Jesús nos revela en la parábola del SEMBRADOR. Las parábolas, utilizadas por el Jesús para explicar de manera sencilla los secretos del reino,siguen iluminando hoy la vida y misión de la Iglesia.

Dios amor, que viene a sembrar la salvación en el corazón de la humanidad, habla al hombre a través de su palabra hecha carne: Jesucristo, cuya vida y misión fue preparar y anunciar el reino del Padre. Su palabra (semillas del reino), OÍDA por muchos (diversos terrenos) que se emocionaban al comienzo y luego tiraban la oalla ante las exigencias del Maestro; fue ACEPTADA con alegría por pocos (buenos terrenos), que permanecieron fieles hasta entregar sus vidas por el Evangelio.

Me pregunto ¿Y yo que tengo que ver con está parábola?, ¿No querrá Jesús que tome conciencia de mi vida y me dé cuenta en qué tipo de terreno estoy convirtiendo mi “ser cristiano”?. Si bien es cierto, lo principal en la enseñanza de Jesús, es la eficacia de la semilla (Palabra de Dios), pero no hemos de olvidar que para que ella brote, crezca,desarrolle y dé frutos, necesita ser tratada y cuidada con mucha responsabilidad y entrega.Eso corresponde a los administradores del terreno que somos nosotros.

Dios nos haregalado la existencia para que la vivamos bien y cumplamos con la misión para la cual fuimos creados: SER FELICES.Lastimosamente no siempre es así, ¿verdad?. Los otros tipos de terreno no es que sean malos, recordemos que el terreno es el corazón del hombre, lo que daña el terreno, lo que no le permite cumplir su misión, son los diferentes accidentes y/o elementos que imposibilitan el desarrollo de la semilla (piedras, espino, aves de la parábola). Para comprender mejor el mensaje, te invito a mirar tu historia personal. En el proceso de nuestro crecimiento humano hay muchos acontecimientos que de alguna manera han afectado y afectan positiva o negativamente nuestro “Ser”(terreno). Cuando uno abre la vida a Dios (su palabra) y empieza a asumirse, a tomarse la vida en serio, seproduce dentro del corazón odo un proceso de curación,cambio y conversión (acción de la Palabra), que nos lleva a reconocernos criaturas deDios, llamados a ser hombres y mujeres nuevos (terreno bueno). Y entonces,desde la fuerza de la fe, que acompañada de nuestra libertad y voluntad nuestra vida empieza a producir los frutos esperados y deseados: amor, entrega, caridad y servicio.

Sí, hermanos, preparar la vida y el corazón a la Palabra es tarea de cada día. Animémonos a ser esa buena tierra, aquella que produce fidelidad y sentido de pertenencia a la familia y a la Iglesia. Aquella que de grupo de personas se transforma en comunidad de fe, donde sus miembros comparten y sienten en sus corazones al mismo Dios.

Que la Palabra de Dios,escuchada cada domingo, produzca en nosotros, frutos buenos y abundantes.

Bendiciones.

P. Arturo Aguirre Rojas, C.M.

Noticias

Feria de Dulces y Salados
Lo realiza hoy, el voluntariado vicentino. Les invitamos a colaborar, ya que los fondos se estarán destinando para una obra buena: “COMPARTIR EL PAN con los que menos tienen”. Las Voluntarias se lo agradecen.
Saludos del P. Antonio
Desde la Madre Patria – España, nuestro querido párroco, P. Antonio Elduayen, manda saludos cordiales a toda la feligresía. Así mismo felicita a los grupos pastorales por su entrega y dedicación en la obra de la Iglesia. Como bien sabemos, él se encuentra disfrutando de unas merecidas vacaciones en su tierra; y lo hace en compañía de sus hermanos y familiares. El próximo mes, ya lo tendremos entre nosotros.
¡Buen descanso P. Antonio!
Escuela Parroquial Misionera
Para no multiplicar reuniones, se ha reorganizado los días de formación misionera en nuestra parroquia. Lo tendremos solamente los días jueves de 7:30 a 9:30. Se pide a los miembros del Equipo Misionero, asistencia y puntualidad. Si aún, no eres parte de esta aventura te animamos a comprometerte con la Evangelización de la Iglesia.
!Los esperamos!
Curso de Ética y Moral
Se les tiene todos los miércoles de 7:30 a 9:00 pm. a cargo del P. Javier Gamero. Se les invita a la feligresía a participar de estos encuentros de formación permanente. Quien ama a Jesús, sabe fundamentar su fe con la palabra y el testimonio.
Te esperamos.
Novena Perpetua e Imposición de la Medalla Milagrosa
La Novena Perpetua con misa, se le tiene todos los sábados a las 11:45, y la imposición de las Medalla Milagrosa, dos veces al mes: el segundo y cuarto sábado. Los interesados han de llenar la ficha de petición. Acercándote a MARÍA, nuestra Madre, hallarás a JESÚS.
Taller de San Pablo
Contó con la presencia de un buen número de participantes, miembros de los diferentes grupos pastorales y otros de la comunidad. Resultó muy interesante y animada la presentación de la persona, conversión, viajes y obras del apóstol Pablo, realizada por el P. Arturo. Los asistentes quedaron muy contentos con la experiencia. A los que no pudieron venir, les animamos a hacerlo el segundo miércoles del próximo mes.

Tema

La Caridad: Base de toda espiritualidad cristiana, distintivo de los auténticos cristianos
En esta virtud se encuentran la esencia y el núcleo del cristianismo, es el centro de la predicación de Cristo y es el mandato más importante. (Jn 15,12);(Jn 15,17);(Jn 13,34). No se puede vivir la moral cristiana haciendo aun lado a la caridad, ella es la virtud reina, el mandamiento nuevo que nos dio Cristo, por lo tanto es la base de toda espiritualidad cristiana. Es el distintivo de los auténticos cristianos.

La Caridad le da vida a todas las demás virtudes, pues es necesaria para que éstas se dirijan a Dios. Sin la caridad,las demás virtudes están como muertas. Al hablar de la caridad, hay que hablar del amor (1 Jn. 4,8). El amor nos impulsa a buscar  el bien del otro. La caridad es poseer en nosotros el amor de Dios, es amar como Dios ama, con su intensidad y con sus características. La caridad es un don de Dios que nos permite amar en medida superior incluso a nuestras posibilidades humanas.

Hay quienes plantean la caridad sólo como una virtud personal y no social. Nada de eso; porque la caridad para con Dios, se extiende y transforma en caridad para con el prójimo. Esta caridad se llama amor Cristiano: Porque Cristo nos ha merecido y comunicado con la gracia el poder y la virtud del amor al prójimo. Porque El mismo ejercitó este amor en su plenitud y lo ha anunciado como su mandato supremo, como el distintivo de sus discípulos: “Un nuevo mandamiento os doy: que os améis los unos a los otros como yo os he amado. En esto conocerá el mundo que sois mis discípulos”.(Jn 13,34-35). Por consiguiente, estamos llamados y obligados a amar a nuestro prójimo por amor de Cristo.


La caridad para con el prójimo es el amor a los hombres, redimidos por Cristo: amor de hermanos en Cristo. Cristo no sólo es el promulgador sino también el motivo de ese amor, amamos a nuestros semejantes porque vemos a Cristo en ellos: “Lo que hiciereis al menor de mis hermanos a mí me lo habéis hecho”(Mt25,40). La caridad al prójimo se extiende a todos los hombres por dos razones: Todos son imágenes de Dios,llamados a ser hijos de Dios. Y todos están redimidos, llamados a ser hermanos de Cristo, miembros del Cuerpo Místico de Cristo.

La caridad para con el prójimo ejerce sobre la vida social una influencia enorme, profunda y bien hechora. La caridad estimula la investigación y difusión de la verdad, ya que el error y la ignorancia son los obstáculos más importantes de toda vida justa.

La caridad conduce al más alto aprecio del hombre y a la más profunda comprensión de sus necesidades. Vence el egoísmo, el mayor obstáculo de la vida social. Informa a todas las demás virtudes sociales: la liberalidad, la amabilidad, la tolerancia, la paciencia, la conformidad, etc., por lo que es fuente principal del progreso social ya que el amor sobrenatural al prójimo estimula alhombre y le mueve a cumplir fielmente todos los deberes de la justicia que es el fundamento primero de todo orden social.

P. Javier Gamero Torres, C.M.

Cantos de Misa

Cantos de la Misa
Reunidos en el nombre del Señor que
nos ha congregado ante su altar,
*celebremos el misterio de la fe bajo el signo
del amor y la unidad.

- Tú Señor das sentido a nuestra vida, tu
presencia nos ayuda a caminar, tu Palabra es
fuente de agua viva que nosotros sedientos, a tu
mesa venimos a buscar.

Sí de ti me alejé sin luz y sin fe, Señor
ten piedad.
Tu serás nuestra luz, tú nos salvarás, tú nos
darás la vida (2).
- Si no fui el testigo fiel de tu amor. Cristo ten
piedad.
- Si al hermano negué la paz que nos das. Señor
ten piedad.

Gloria al Señor que está en el cielo,
gloria al Señor que está en la tierra,
paz a los hombres de buena voluntad.
Te alabamos, Señor, bendecimos tu amor
y con tu dulce paz, dános tu bendición
Hijo de Dios eres Tú, Cristo,
Y estás sentado a su derecha,
paz a las almas que suplican perdón.
Te alabamos Señor, bendecimos tu amor,
Santo Espíritu, tu gracia dános hoy.

Busca primero el reino de Dios
y su justicia divina y lo demás
añadido será, aleluya, aleluya.
aleluya, alelu, aleluya
aleluya, aleluya. (bis)

Quiero estar, Señor, en tu presencia,
quiero estar, Señor, junto a tu mesa. Y
llevarte hoy mis manos llenas y entregarte hoy
todo mi amor.
Tómalo y acéptalo, Señor, es mi cosecha;
tómalo, transfórmalo, Señor, en pura ofrenda.

Santo (3) es el Señor Dios del universo.
Llenos están el cielo y la tierra de su
gloria hosanna
Hosanna (3) en el cielo. (Bis)
Bendito el que viene en nombre del Señor, hosanna
en el cielo hosanna.

Cordero de Dios,
que quitas el pecado del mundo,
ten piedad de nosotros (bis)
Cordero de Dios…, dános la paz.

Eucaristía misterio de amor, eucaristía comida
del pan, hoy te comemos en esta
mesa, hoy nos reunimos al comulgar.
Ven sáciate, ven al altar. Dios es comida, él se nos
da. (BIS)

- Eucaristía es un regalo, eucaristía es un gran don,
en esta misa lo celebramos, todos unidos en
comunión.
- Tu vida joven tiene sentido cuando te acercas a
comulgar, en esta fiesta Cristo te invita, Dios es
comida comparte su pan.

Hoy he vuelto
Cuantas veces siendo niño te recé,
con mis besos te decía que te amaba,
poco a poco con el tiempo,
alejándome de ti,
*por caminos que se alejan me perdí.(2)
Hoy he vuelto Madre a recordar, cuántas
cosas dije ante tu altar,
y al rezarte puedo comprender
*que una Madre no se cansa de esperar (2)

Lecturas Bíblicas de la semana

LECTURAS BÍBLICAS SEMANA 7-13.7.08
Lun.7 Os 2,16-17b-18.21-22; Sal 144;
Mt 9,18-26
Mar.8 Os 8,4-7.11.13; Sal 113B; Mt 9,32-38
Mie.9 Os 10,1-3.7-8.12; Sal 104; Mt 10,1-7
Jue.10 Os 11,1-4. 8c-9; Sal 79; Mt 10,7-15
Vie.11 Os 14,2-10; Sal 50; Mt 10,16-23
Sáb.12 Is 6,1-8; Sal 92; Mt 10,24-33
Dom.13 Is 55,10-11; Sal 64; Rm 8,18-23;
Mt 13,1-23

Archivo de la Hoja Parroquial

A continuación el archivo con los números anteriores de la Hoja Parroquial Encuentro

Hoja Parroquial - Encuentro Nº 506
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 503
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 501
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 500
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 499
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 497
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 496
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 495
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 493
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 494
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 200
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 200
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 482
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 480
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 479
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 478
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 477
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 476
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 474
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 473
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 472
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 470
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 471
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 469
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 468
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 466
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 465
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 464
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 462
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 461
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 463
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 460
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 458
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 457
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 456
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 455
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 455
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 454
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 453
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 450
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 452
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 451
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 450
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 449
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 448
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 447
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 446
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 445
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 444
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 443
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 442
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 441
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 440
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 439
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 438
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 437
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 436
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 435
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 434
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 433
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 432
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 430
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 429
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 428
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 427
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 426
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 425
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 424
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 423
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 422
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 421
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 420
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 419
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 417
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 416
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 415
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 414
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 412
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 411
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 410
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 409
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 408
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 407
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 406
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 405
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 404
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 403
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 402
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 401
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 399
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 398
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 397
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 395
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 394
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 392
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 391
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 390
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 389
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 388
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 387
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 386
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 385
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 384
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 383
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 382
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 381
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 380
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 379
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 378
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 377
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 376
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 375
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 374
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 373
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 372
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 371
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 370
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 369
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 368
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 366
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 365
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 364
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 363
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 362
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 361
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 360
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 359
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 358
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 357
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 356
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 355
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 354
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 352
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 351
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 350
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 349
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 348
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 347
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 345
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 343
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 342
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 341
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 340
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 339
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 338
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 337
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 336
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 335
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 334
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 333
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 332
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 331
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 330
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 329
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 328
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 327
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 326
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 325
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 324
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 323
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 322
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 321
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 320
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 319
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 318
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 317
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 316
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 315
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 314
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 313
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 312
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 311
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 310
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 309
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 307
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 304
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 274
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 273
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 272
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 271
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 270
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 269
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 268
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 267
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 266
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 265
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 264
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 263
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 261
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 260
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 259
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 256
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 258
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 257
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 255
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 254
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 253
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 252
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 251
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 250
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 249
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 248
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 247
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 246
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 245
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 243
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 242
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 241
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 240
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 239
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 238
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 237
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 236
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 235
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 234
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 233
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 232
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 231
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 230
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 229
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 228
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 227
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 226
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 225
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 224
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 223
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 222
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 221
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 220
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 219
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 218
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 217
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 216
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 215
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 214
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 213
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 212
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 211
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 210
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 209
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 208
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 207
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 206
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 205
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 204
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 203
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 199
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 198
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 197
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 196
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 195
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 194
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 193
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 192
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 191
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 190
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 189
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 188
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 187
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 186
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 185
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 184
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 183
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 182
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 181
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 180
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 179
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 174
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 173
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 172
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 171
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 170
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 169
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 168
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 167
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 166
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 165
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 161