Hoja Parroquial - Encuentro Nº 336

24/08/11
Carta del Párroco

Queridos amigos

 El evangelio de hoy (Mt 16,21-27) es continuación del evangelio del domingo pasado (Mt 16,13-20), y no se lo entiende bien si no se lo tiene en cuenta. Ambos forman un todo, cuya bisagra es el llamado “secreto mesiánico”, con el que se cerró el evangelio anterior: no comenten con nadie que soy el Mesías, les ordenó Jesús. Y a partir de este momento, empezó a hablarles abiertamente de lo que Le esperaba (les esperaba) en Jerusalem: Su pasión, muerte y resurrección. Un Mesías humillado, ultrajado, condenado a muerte y crucificado, es lo último que se les podía ocurrir a los judíos  -y era lo último que el Diablo estaba dispuesto a esperar del Mesías. Por ello Jesús nunca habló de sí mismo como Mesías y siempre mandó guardar silencio a quienes favoreció con algún milagro (Lc 4,41; 5,14; Mt 17,9). ¿Por qué Jesús se animó y decidió a hablar en este momento de lo que le iba a pasar y de cómo iba a morir?

Jesús se decidió a hablar de su pasión y muerte, porque una vez fundada Su iglesia (Mt 16, 18) sintió más seguro el futuro de su Misión. Cuando Él partiera, su Misión la continuarían los apóstoles constituidos en iglesia. Su elección, de entre los muchos discípulos y seguidores, y su ulterior preparación, le había costado muchas noches de oración y muchos días de discernimiento y trabajo (Mc 3, 13-15). Pero ahí estaban ellos y las respuestas que habían dado a sus preguntas mostraban que, pese a todo, eran los indicados y que con ellos podría formar su iglesia. Hasta el Padre Dios le había dado su ayudita mostrándole quién le gustaría que fuese el soporte y la autoridad de la misma: Simón, a quien por eso mismo le cambió el nombre llamándolo Pedro (=piedra, roca). Los doce eran ya su iglesia o comunidad organizada, con Pedro a la cabeza. Jesús podía partir ya en paz, pues, como les dije arriba, el futuro de su Misión estaba asegurado.

Es cuando Jesús les anunció lo de ir a Jerusalén donde le esperaba la muerte. Para los apóstoles, que estaban felices por haber sido constituidos en la iglesia del Señor, el anuncio les cayó peor que un jarro de agua fría. El primero en reaccionar fue Pedro: ¡no lo permita Dios!, le dijo, pensando en las conveniencias humanas más que en las divinas. Se lo dijo Pedro, pero se lo decimos también y a cada rato nosotros. ¡Paradójica la condición humana! En cuestión de minutos somos capaces de pasar de ser oráculo de Dios a oráculo del Diablo. Pero el anuncio de Jesús sobre su pasión y muerte no había terminado. Le faltaba decir que lo mismo esperaba a la iglesia recién fundada y a cada uno de sus seguidores. Es quizás el pronunciamiento más patético de Jesús. Veamos los puntos principales.

1.      Quien quiera venir conmigo, que se niegue a sí mismo, que tome su cruz y me siga.

2.      Quien egoístamente se interese sólo por su vida, va a perderla; pero quien con generosidad se olvide de sí mismo por los demás, va a salvarla.

3.      ¡De qué sirve a uno ganar el mundo entero si al final pierde su vida?

4.      Jesús. el Señor, volverá y pagará a cada uno según su comportamiento.

Noticias

Noticias

AGENDA DE SETIEMBRE (1ª quincena) Mes de San Vicente de Paul

01  Jueves eucarístico. Adoración al Santísimo a las 5.30

02  1º Viernes: Corazón de Jesús, 11.00 Misa y Adoración Santísimo

05 - 9  XXIV Semana Estudios Vicentinos, hrs. 6-9 p.m. Auditorio SVP Surquillo

05-11: Semana de la Familia (15.05 Día Internacional de la Familia (ONU)

06  Consejo Pastoral Parroquial, hrs. 7.30

10  XVII Festival de la canción vicentina.

11  XV Jornada por la Vida, final de la Semana de la Familia

16  Jornada de Oración de la Familia Vicentina (FAVI

 COLECTA ESPECIAL POR LA IGLESIA PARROQUIAL DE PISCO

La tenemos este 28, en todas las misas. El Sr. Cardenal, que agradece la ayuda que las parroquias de Lima le hemos brindado en los meses pasados,  nos invita a colaborar de manera especial en esta colecta de agosto, que es la última prevista para ayudar a la construcción de la iglesia parroquial San Clemente. Está avanzada en más del 75 % y se la quiere inaugurar en octubre, dando al pueblo de Pisco la Iglesia parroquial, que tanto echan de menos.

 RECORDANDO LA JORNADA MUNDIAL JUVENIL (JMJ)

El regreso del P. Arturo, que asistiera a la Jornada Mundial de la Juventud en Madrid, nos ha hecho revivir la maravilla que fue ese gran acontecimiento. Más de un millón de jóvenes viviendo y proclamando su fe en Jesucristo y la iglesia. El P. Arturo y las 2 jumavis que le acompañaron, vienen cargados de anécdotas y de ricas experiencias. Primero fue el Encuentro Mundial de la Familia Vicentina y de JMV, que se tuvo en Madrid del 12 al 16; luego fue la 26ª Jornada Mundial Juvenil. Con mucho, lo más emocionante y memorable fueron los eventos celebrados con el Papa en Cuatro Vientos, campo inmenso de la Jornada, en especial la vigilia nocturna, después de la adoración con el Santísimo, y la Eucaristía de clausura de la JMJ.

 TALLER DE ORACIÓN Y VIDA (TOV).

Empezará el lunes 29 en horario de 4 a 6 p.m. y en el salón parroquial. Los esposos Federico y Teresa Lau, que dirigirán el taller, invitan y esperan la participación de muchos, por tratarse de una rica experiencia de encuentro con Dios y con los hermanos. Quienes no hayan podido inscribirse, bastará con que se hagan presentes al inicio del Taller. El ingreso es libre.

 CICLO DE CONFERENCIAS SOBRE JESUCRISTO

Lo da la Facultad de Teología, Pontificia y Civil de Lima, los martes y miércoles de Agosto a Noviembre, de 6.30 a 9.00 p.m., en Jr. Carlos Bndy 700, Pueblo Libre. Costo del ciclo S/.25.00. Las conferencias se dan sobre la base del libro Jesús deNazaret del Papa Benedicto XVI. Los temas de setiembre 20 y 21 son la oración de Jesús. Informes en la secretaría de la parroquia.

JUEGOS FLORALES VICENTINOS 2011
Bajo el lema “con Vicente… vivimos en estado de caridad”, se llevarán a cabo en el Mes Vicentino y en el Auditorio del Colegio San Vicente (Angamos Este 649, Surqillo):

  • Concurso de Happening, el 3 de setiembre, desde las 5:00 p.m.;
Festival de la Canción Vicentina, el 10 de setiembre, desde las 5.00 p.m.

Tema

Tema

SANTA ROSA, DISCÍPULA MISIONERA DEL SEÑOR

 Discípula del Señor es quien se siente identificada con Él. Dispuesta a hacer en todo su voluntad. Vive pendiente de su palabra, en comunión con sus sentimientos, sintonizando con sus intenciones. Es su amigo incondicional y se le suele llamar santa. Es como llamaron en vida a Rosa, para quien Jesús fue su gran amor. El Jesús niño que acunó en sus brazos, el Jesús sufriente cuya cruz cargó durante toda su vida, y el Jesús Eucaristía, que la alimentó y fortaleció siempre. A Rosa de Lima, Rosa de Santa María, como le gustaba llamarse al final de su vida, la llamaron “santa” aún antes de ser canonizada (en 1671). Para nosotros es la santa virginal del amor sencillo y total, la santa de la oración y el sacrificio, la santa mística, la santa de la caridad, de los pobres y enfermos…

 Es también la santa misionera. La primera laica santa y Gran Misionera del Perú y América Latina. No fue misionera al estilo de su Arzobispo Toribio de Mogrovejo, quien la confirmara en Quives, que visitó tres veces su vasta arquidiócesis. Rosa fue misionera de otro modo, aceptado y consagrado por la Iglesia al declarar Patrona de las Misiones a Sta. Teresita de Jesús, que murió a los 24 años y nunca salió del convento de Lisieux. Pero ahí está, al mismo nivel misionero de San Francisco Javier, el otro Patrono de las Misiones, “divino impaciente”, que recorrió el mundo, para morir  a las puertas de China, después evangelizar en la India y Japón.

 Rosa, al igual que Teresita, fue misionera por el doble motivo de ser santa y por su expreso deseo de ir y anunciar a todos a Jesucristo, que es la esencia del ser misionera. En el Documento CELAM de Aparecida, se dice que “cuando el discípulo está enamorado de Cristo, no puede dejar de anunciar al mundo que sólo El nos salva” (Nº 3). Es lo que le pasó a Rosa, tal como lo dejó escrito: “Después de escuchar al Señor… me sobrevino un ímpetu poderoso de ponerme en medio de la plaza para gritar con grandes clamores y decir a todas las personas…: oigan pueblos y toda clase de gente: de parte de Cristo… Me angustiaba y me parecía que… se había de ir por el mundo dando voces: Oh si conociesen los mortales qué gran cosa es la gracia de Dios…”

 Su deseo de ir por todas partes para llevar a todos a Cristo, es lo que realizó con su vida, vivida en el mundo. Estuvo siempre en contacto con los pobres y los enfermos haciéndoles sentir, a través de su caridad, el amor de Dios. Probablemente Rosa no lo advirtió, pero la gente sí. Y esto les llevaba a acercarse más a Rosa, pues estar junto a ella hacía sentirse mejor y sentir más fuerte la presencia de Dios. Tanto, que a su muerte y en los funerales, todos querían estar a su lado y acompañarla, también los poderosos.

 Se ha dicho que todo santo es un referente de Dios, es decir, alguien que, aún sin proponérselo, lleva Dios a todos y hace que Dios llegue a todos. Es precisamente lo que hace el misionero. Y lo que hizo y sigue haciendo Rosa desde siempre. Por su gran capacidad de convocatoria, de acercar al Señor y de renovar vidas, Rosa de Lima es una Gran Misionera.


Archivo de la Hoja Parroquial

A continuación el archivo con los números anteriores de la Hoja Parroquial Encuentro

Hoja Parroquial - Encuentro Nº 506
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 503
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 501
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 500
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 499
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 497
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 496
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 495
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 493
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 494
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 200
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 200
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 482
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 480
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 479
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 478
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 477
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 476
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 474
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 473
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 472
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 470
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 471
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 469
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 468
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 466
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 465
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 464
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 462
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 461
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 463
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 460
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 458
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 457
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 456
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 455
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 455
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 454
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 453
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 450
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 452
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 451
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 450
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 449
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 448
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 447
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 446
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 445
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 444
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 443
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 442
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 441
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 440
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 439
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 438
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 437
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 436
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 435
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 434
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 433
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 432
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 430
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 429
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 428
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 427
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 426
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 425
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 424
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 423
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 422
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 421
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 420
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 419
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 417
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 416
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 415
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 414
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 412
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 411
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 410
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 409
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 408
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 407
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 406
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 405
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 404
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 403
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 402
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 401
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 399
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 398
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 397
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 395
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 394
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 392
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 391
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 390
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 389
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 388
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 387
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 386
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 385
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 384
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 383
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 382
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 381
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 380
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 379
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 378
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 377
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 376
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 375
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 374
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 373
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 372
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 371
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 370
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 369
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 368
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 366
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 365
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 364
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 363
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 362
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 361
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 360
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 359
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 358
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 357
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 356
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 355
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 354
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 352
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 351
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 350
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 349
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 348
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 347
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 345
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 343
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 342
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 341
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 340
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 339
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 338
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 337
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 336
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 335
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 334
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 333
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 332
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 331
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 330
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 329
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 328
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 327
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 326
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 325
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 324
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 323
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 322
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 321
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 320
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 319
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 318
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 317
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 316
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 315
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 314
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 313
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 312
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 311
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 310
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 309
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 307
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 304
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 274
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 273
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 272
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 271
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 270
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 269
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 268
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 267
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 266
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 265
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 264
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 263
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 261
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 260
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 259
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 256
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 258
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 257
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 255
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 254
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 253
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 252
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 251
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 250
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 249
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 248
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 247
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 246
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 245
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 243
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 242
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 241
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 240
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 239
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 238
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 237
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 236
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 235
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 234
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 233
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 232
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 231
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 230
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 229
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 228
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 227
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 226
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 225
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 224
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 223
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 222
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 221
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 220
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 219
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 218
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 217
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 216
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 215
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 214
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 213
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 212
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 211
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 210
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 209
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 208
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 207
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 206
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 205
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 204
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 203
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 199
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 198
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 197
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 196
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 195
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 194
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 193
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 192
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 191
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 190
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 189
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 188
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 187
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 186
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 185
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 184
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 183
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 182
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 181
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 180
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 179
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 174
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 173
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 172
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 171
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 170
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 169
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 168
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 167
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 166
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 165
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 161