Hoja Parroquial - Encuentro Nº 172

21/07/08
Carta del Administrador Parroquial
Queridos hermanos

La fe como regalo de Dios al hombre, es bendición y a la vez liberación. Quien humildemente la pide y recibe tiene la capacidad de descubrir y sentir el misterio de Dios en su vida y en la vida de los demás, es lo que nos revela el texto evangélico de este domingo. Dos partes importantes podemos rescatar del Evangelio: la primera es la Oración de acción de gracias que Jesús eleva al Padre por revelarse a los más pequeños y sencillos (ce. Mt 11,25). Si leyéramos este texto de manera literal, nos formaríamos la idea de un "dios" egoísta, exclusivista y elitista que sólo se pone de parte de los pobres y sencillos, dejando de lado a la gente pudiente. Pero NO, tú y yo sabemos que el Dios que nos revela Jesucristo, es un Dios que ama a todos, y la mayor prueba de su amor nos lo demuestra con su muerte y resurrección. Y entonces me preguntarás: ¿Y qué nos quiere decir Jesús en su oración?. Pues simplemente nos está invitando a CONFIAR.

El hombre sencillo que tiene a Dios como centro y primer valor de su vida, es capaz de descubrir y sentir su presencia en los acontecimientos cotidianos. Es capaz de mirar la realidad no sólo con los ojos de la cara, sino también, con los ojos de la Fe. Pero, cuando ese primer valor deja de ser Dios, como pasa a menudo, y es remplazado por los ídolos (la fama, el saber, el tener, el poder, el orgullo, la soberbia), entonces el corazón se endurece y hace insensible a todo. Es lo que pasaba con los sabios y letrados en tiempos de Jesús. Ellos, los grandes conocedores de la ley, se habían convertido en los sabios autosuficientes, poseídos del orgullo doctrinal. Qué realidad tan triste ¿verdad?, tener tan cerca a Dios pero no ser parte de El. Ante esta realidad me pregunto: ¿La religión que practicamos, nuestras Eucaristías, no las estaremos reduciendo a un cumplir el culto externo, sin que la vida obtenga los frutos de lo que celebramos?, ¿No nos estaremos engañando, viviendo una religión vacía, a la propia medida, sin que ésta nos lleve a un compromiso más radical con los valores del reino'?. Los maestros de la ley decían pero no hacían, eran expertos en poner el peso de la ley sobre los hombros del pueblo sin ser capaces de cargar con ellos. Por eso Jesús, el Dios misericordia, que quiere liberar al hombre, nos invita a seguirle con autenticidad. Es lo que se  resalta la segunda parte del evangelio, cuando dice: "Vengan a mí todos los que están cansados y agobiados, que yo los aliviaré"(Mt 11,28). Qué bueno escuchar de labios del Señor tal invitación. Pero ¿Quiénes son los cansados y agobiados, a quienes Jesús les dirige estas palabras? Además de ser los judíos, que tenían sobre sí el yugo del formulismo farisaico que aplicaban la ley sin piedad y misericordia; ahora lo son todos aquellos hermanos nuestros que sufren en la vida por una u otra razón. Jesús quiere hacernos el camino menos doloroso, Él quiere ayudarnos a cargar nuestras, fragilidades, dificultades y problemas, y aunque, a veces sintamos cierta impotencia y desesperación, Jesús nos invita a CONFIAR y a tener ESPERANZA. Hermanos, ante la invitación del Señor nuestra respuesta ha de ser de apertura y acercamiento a su persona. Sólo en El, la vida adquiere verdadero sentido, sólo con El las experiencias de tristeza se convierten en alegría y resurrección.

Bendiciones.

 

P. Arturo Aguirre Rojas. CM.

Noticias

Domingo de la Caridad
Ante la necesidad de muchos hermanos nuestros, que muchas veces no tienen un pan que llevarse a la boca. Declaramos el segundo domingo de cada mes, como el "Domingo de la Caridad”. Queremos hacer realidad como comunidad cristiana, aquel mandato que Jesús de a sus discípulos: “Denles ustedes de comer”. Es por ello que te animamos a ti hermano en la fe a compartir tu pan con los que menos tienen, trayendo VIVERES, para que los grupos Vicentinos dedicados a la caridad puedan repartir y compartir con los pobres el pan que tu les das. ¡Comparte con alegría¡
Quien canta, ora dos veces
El coro de Jóvenes, que anima las Eucaristías dominicales de 7:30 p.m. Invita a todas las personas que quieran ser parte del coro, a los ensayos que se tienen los domingos a las 6:00 p.m. Lugar: salón Parroquial.
Escuela parroquial de Misioneros
Se las está teniendo los días martes y Jueves a las 7:30. Felicitarnos a los misioneros, compro¬metidos con la evangelización y animamos a otros hermanos a que formen parte del Equipo misionero. ¡ Dios les bendiga por compartir su tiempo y su fe!.
¡Atrévete a dar un paso más como Cristiano!
Conoce la vida y obra de San Pablo

Invitamos a todos los feligreses y grupos pastorales a participar con nosotros en los talleres programados en nuestra comunidad parroquial por el AÑO PAULINO. Estamos seguros que conociendo la vida y obras del apóstol de las Gentes, nos ayudará a conocer y amar más a Cristo. El primer taller se llevará a cabo el miércoles 09 de julio a las 7:30 en el salón parroquial. Se entregará material. ¡Te esperamos!.
Consejo Pastoral parroquial
Se le tuvo el martes 01 de Julio, en la que participaron los representantes de las comunidades pastorales. Además los informes de cada comunidad, se animo a los presentes a participar activamente en la Escuela Misionera Parroquial. Así mismo, con motivo de celebrar los 2000 años del nacimiento de San Pablo, se acordó organizar una vez al mes un taller sobre la vida y espiritualidad de San Pablo.
Agenda 1° Quincena de Julio
Mes de la Patria y de la Virgen de la Paz

01Consejo Pastoral Parroquial, hrs. 7:30 p.m.
09 Taller de San Pablo - Introducción hrs. _ 7:30 p.m.
12 Misa e imposición, de la Medalla Milagrosa, 12 m.
13 Domingo de la Caridad con el Pobre

Tema

El Año Paulino de la Iglesia
28 de Junio 2008 - 29 Junio 2009


Con motivo de conmemorarse los 2000 años del nacimiento del Apóstol dle las Gentes, el pasado 2S de junio, vísperas de la solemnidad de los apostóles Pedro y Pablo, el Papa Benedicto XVI, dio apertura en Roma al AÑO PAULINO, un tiempo de gracia para conocer y profundizar la vida y obras de este hombre que dejándose tocar por la persona de Jesucristo se transformó en el gran misionero del amor de Dios.

La figura de San Pablo llega hasta nuestros días con vibrante actualidad. Sus escritos, sus enseñanzas, sus hazañas apostólicas y los motivos de sus batallas se producen y se repiten en nuestros mismos días. Pablo vivió en un mundo trepidante, con problemas humanos semejantes a los de hoy, con la misma calidad y la misma pequeñez de las gentes, la mismia vehemencia dle los enemigos y el mismo paganismo arrollador.

Doctor por excelencia, su doctrina tan rica y profunda nunca ha podido ser ni remotamente abrazada o agotada por los espíritus más penetrantes y poderosos. Sus cartas admirables dan testimonio de su actividad desbordante: son la expresion mas auténtica de su fe y el reflejo más fiel de sus sentimientos íntimos. Además de recalentar el corazón de quien las lee, ellas prolongan la acción del apóstol hasta nuestros días y la prolongarán indefinidamente.


Todas las épocas fecundas y poderosas de la historia han conocido un divorcio entre los datos permanentes de la religión los elementos nuevos del progreso. La toma de conciencia de este hecho ha producido no pocos dolores y pesadumbres. Pero cada vez, el portador del remedio ha sido un santo, luminosamente advertido de la angustia de las esperanzas de su tiempo, así como capaz de reconciliar, con su palabra y su testimonio, al hombre con su época y a los hermanos con su Dios.

San Pablo, con voluntad e hierro recorrió, durante treinta años, los caminos más rudos y peligrosos del mundo conocido, dejando una huella nítidamente reconocible. Una fuerza irresistible le empujaba a cumplir su tarea e ir siempre adelante, sin nunca ceder, ni retroceder, ni mirar para atrás. "La palabra de Dios -decía y lo repite ahora- no puede ser encadenada".

Su humanidad, tan palpitante y llena de Dios, se condensa en una sola expresión. Pablo de Tarso se empeñó en "hacerse todo para todos": judío con los judios, y griego con los griegos, grande con los romanos y pequeño con loS esclavoS. Todo para todos, para ganar todos a la causa de Cristo. En lenguaje moderno, esa dimisiÓn de su yo y esa identificación con sus semejantes le llevarían a hacerse retrógrado con los derechistas y revolucionario con los izquierdistas, para ganarlos todos a un ideal maravilloso que supere sus estrechas posiciones partidistas.

Que la figura de este hombre de hierro que se atrevió a decir: "Vivo yo pero no soy yo, es Cristo quien vive en Mí", nos anime y comprometa a vivir un cristianismo auténtico.

Lecturas Bíblicas de la semana

LECTURAS BIBLICAS SEMANA 7-13.7.08
LECTURAS BIBLICAS SEMANA 7-13.7.08

Lun.7        Os 2,16-17b-18.21-22; Sal 144; Mt 9,18-26
Mar.8        Os 8,4-7.11.13; Sal 104; Mt 9,32-38
Mie.9        Os 10,1-3.7-8.12; Sal 104; Mt 10,1-7
Jue.10        Os 11,1-4. 8c-9; Sal 79; Mt 10,7-15
Vie.11        Os 14,2-10; Sal 50; Mt 10,16-23
Sab.12        Is 6,1-8; Sal 92; Mt 10,24-33
Dom.13    Is 55,10-11; Sal 64; Rm 8,18-23; Mt 13,1-23

Archivo de la Hoja Parroquial

A continuación el archivo con los números anteriores de la Hoja Parroquial Encuentro

Hoja Parroquial - Encuentro Nº 506
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 503
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 501
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 500
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 499
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 497
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 496
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 495
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 493
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 494
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 200
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 200
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 482
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 480
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 479
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 478
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 477
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 476
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 474
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 473
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 472
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 470
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 471
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 469
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 468
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 466
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 465
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 464
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 462
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 461
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 463
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 460
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 458
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 457
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 456
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 455
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 455
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 454
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 453
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 450
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 452
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 451
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 450
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 449
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 448
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 447
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 446
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 445
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 444
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 443
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 442
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 441
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 440
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 439
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 438
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 437
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 436
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 435
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 434
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 433
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 432
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 430
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 429
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 428
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 427
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 426
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 425
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 424
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 423
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 422
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 421
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 420
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 419
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 417
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 416
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 415
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 414
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 412
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 411
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 410
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 409
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 408
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 407
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 406
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 405
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 404
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 403
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 402
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 401
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 399
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 398
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 397
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 395
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 394
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 392
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 391
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 390
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 389
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 388
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 387
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 386
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 385
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 384
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 383
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 382
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 381
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 380
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 379
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 378
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 377
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 376
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 375
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 374
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 373
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 372
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 371
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 370
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 369
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 368
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 366
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 365
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 364
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 363
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 362
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 361
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 360
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 359
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 358
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 357
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 356
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 355
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 354
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 352
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 351
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 350
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 349
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 348
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 347
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 345
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 343
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 342
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 341
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 340
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 339
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 338
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 337
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 336
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 335
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 334
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 333
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 332
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 331
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 330
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 329
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 328
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 327
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 326
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 325
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 324
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 323
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 322
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 321
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 320
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 319
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 318
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 317
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 316
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 315
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 314
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 313
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 312
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 311
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 310
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 309
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 307
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 304
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 274
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 273
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 272
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 271
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 270
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 269
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 268
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 267
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 266
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 265
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 264
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 263
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 261
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 260
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 259
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 256
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 258
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 257
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 255
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 254
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 253
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 252
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 251
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 250
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 249
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 248
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 247
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 246
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 245
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 243
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 242
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 241
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 240
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 239
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 238
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 237
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 236
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 235
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 234
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 233
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 232
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 231
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 230
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 229
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 228
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 227
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 226
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 225
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 224
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 223
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 222
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 221
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 220
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 219
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 218
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 217
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 216
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 215
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 214
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 213
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 212
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 211
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 210
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 209
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 208
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 207
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 206
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 205
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 204
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 203
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 199
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 198
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 197
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 196
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 195
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 194
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 193
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 192
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 191
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 190
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 189
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 188
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 187
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 186
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 185
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 184
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 183
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 182
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 181
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 180
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 179
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 174
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 173
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 172
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 171
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 170
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 169
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 168
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 167
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 166
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 165
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 161