Hoja Parroquial - Encuentro Nº 316

06/04/11
Carta del Párroco

Queridos amigos

 De las tres resurrecciones que Jesús hizo durante su vida (Lc 7,12; 8,41; Jn 11,43), la más transcendente y significativa fue la de Lázaro, que nos cuenta el evangelio de hoy (Jn 11, 1-45). Fue algo que impactó a todos. Con gratitud y alegría inmensa por parte de los familiares y amigos; con recelo y rechazo irracional por parte de los enemigos de Jesús, quien vio crecer su inseguridad y peligro de muerte (Jn 11, 45-54). El acontecimiento tiene mensajes infinitamente más importantes, como veremos luego, pero vale la pena poner de relieve este hecho, pues nos hace ver y sentir el lado humano de Jesús y su sentido de la  amistad. También su rechazo a la enfermedad y la muerte, frutos del pecado. Por todo ello, Jesús se conmovió y lloró…

Y resucitó a Lázaro, aún conociendo las consecuencias, pues para Él, la amistad y la gratitud para con la familia de Betania estaban por encima de sus conveniencias personales. Como lo están sin duda en tu caso y el mío, pues Jesús es el amigo fiel, el amigo que no falla. Había además otra razón para resucitar a Lázaro, y tenía que ver con el Plan de su Padre Dios, que a nosotros tanto nos cuesta aceptar. ¿Por qué Jesús no sanó a Lázaro en cuanto supo que estaba enfermo? Pues porque en el Plan de Dios esta enfermedad no habría de acabar para siempre con él sino que habría de ser para la gloria de Dios y de Jesucristo (Jn 11, 4). ¡Y ya lo creo que lo fue! Más que si lo hubiera sanado cuando enfermó, que es lo que todos esperaban.

Pero vayamos al punto principal de este relato. Se produjo cuando, a una pregunta dolida de Marta, la hermana mayor y jefa de la familia, Jesús le respondió: Yo soy la resurrección y la vida. El que cree en mí aunque haya muerto vivirá... No morirá para siempre…Y añadió: ¿crees esto? (Jn 11,25-26). Impacta la seguridad con la que lo dice y, por tanto, la conciencia que tiene de su poder sobre la muerte y de ser el Hijo de Dios. Por eso, añadiendo los hechos a las palabras, ante la presencia de decenas de amigos de la familia, le gritó a Lázaro: ¡Lázaro, sal del sepulcro! Y el muerto salió… ¡Tremendo momento!, que produjo y sigue produciendo las más variadas reacciones. Para nosotros, de alegría y esperanza, pues nos hace ver que la muerte es sólo como una dormición, que un día también nosotros escucharemos ese grito de resurrección, y que vale la pena depositar toda nuestra esperanza en Jesús.
Sí, Señor, yo creo que tú eres el Cristo, el Hijo de Dios, el que tenía que venir al mundo» (Jn 11, 27). Esta confesión de Marta  -y nuestra- , en el Señor, es la condición para lograr nuestra resurrección. Y para vivir con la esperanza en la vida eterna, que, como dice Benedicto XVI, abre nuestra mirada al sentido último de nuestra existencia: Dios, que ha creado al hombre para la resurrección y para la vida. Esta verdad da la dimensión auténtica y definitiva a la historia de los hombres, a su existencia personal y a su vida social, a la cultura, a la política, a la economía. Privado de la luz de esta fe todo el universo acaba encerrado dentro de un sepulcro sin futuro, sin esperanza.

Noticias

Noticias

ABRIL (Agenda de…)

15  Formación CAVI. Doctrina Social de la Iglesia (Angamos 647, 3º piso)

16  Cumpleaños del Papa Benedicto XVI (82 años)

17  Domingo de Ramos: Procesión de Ramos a hrs. 11. 30

18-23  SEMANA SANTA. Programa especial

19  6º Aniversario del Pontificado de Benedicto XVI

21  hrs.7.30 p.m: La Cena del Señor: 8.30 Adoración Santísimo. Día del Sacerdote.

22  hrs.6.30 p.m.: Oficios de Viernes Santo y Vía Crucis.

23  hrs.8.00 p.m.: Vigilia Pascual

24  Pascua de Resurrección: Misas de 9, 11, 12; 5.30 y 7.30 p.m; HdC, 10 a.m.

      Nacimiento de S. Vicente de Paul. Misa de 11

26  Formación Permanente: Inicio Curso sobre Cristología

27  Formación Permanente: Inicio Curso de Biblia III

      Novena Perpetua a la Virgen de la MM. hrs. 11.00 a.m

30 a 2 Mayo: Retiro vicentino para laicos.  Informes en Secretaría.

MISAS EN EL DOMINGO DE LAS ELECCIONES.

En la mañana de hoy tendremos sólo las misas de 7.00. Por la tarde, las misas de la parroquia serán las acostumbradas de 5.30 y 7.30. Pidamos al Señor que nos ilumine para elegir a quien, por sus planteamientos y comportamiento, mejor ha de cumplir la voluntad de Dios.

CONSEJO PASTORAL PARROQUIAL DE MARZO

Lo tuvimos el martes 5, y contó con la participación de 26 delegados de 16 Grupos Pastorales. Se recibieron los Informes orales y escritos del mes de Febrero, así como algunos Proyectos Grupales de Trabajo 2011. El párroco agradeció la participación en las diversas actividades de Marzo y recordó las pendientes de abril, en especial la Jornada de Formación CAVI, el 15 a las 7.00, sobre la Doctrina Social de la Iglesia; y el Mini Retiro en la parroquia de todos los Grupos Pastorales el sábado 16, de 9 a 13 hrs. En relación con Semana Santa (17-23 04) se vieron y concretaron algunos detalles  del Triduo Pascual y se acordó seguir lo que se hizo el año pasado. Para la Visita a las 7 iglesias el Jueves Santo, la inscripción se hará en Secretaría a partir del 11 al 18.04 con la donación de S/. 10.00. Pasadas las 9 de la noche, se dio por terminada la reunión con una oración por las Elecciones Generales.

DOMINGO DE RAMOS:

La bendición y procesión de Ramos la tendremos el próximo domingo 17 a las 11.30 de la mañana, hora exacta, en Dellepiani con Manuel Salazar (junto al colegio el CIFO). A continuación y en la iglesia, celebraremos la Santa Misa (de 12). Ese Domingo de Ramos será nuestra Primera Cita de Honor con el Señor en la Semana Santa. Les esperamos. El PROGRAMA DE SEMANA SANTA les será entregado el próximo domingo 28, que es Domingo de Ramos e inicio de la Semana Santa, de la que pueden ver algunos detalles en la AGENDA

 CATEQUESIS DE 1ª COMUNIÓN, CONFIRMACIÓN Y ADULTOS.

Empezó el domingo 10, a las 9 de la mañana los niños de Primera Comunión; a las 10 los Adultos, y a las 5.30 p.m. los jóvenes de Confirmación. Sin duda son muchos más los que debieran asistir, por lo que se espera que la situación se regularice para el domingo 17.

Tema

Tema

IDENTIDAD CRISTIANA DEL PERU

 El mayor don que Perú ha recibido del Señor es la fe, que ha ido forjando su identidad cristiana. Hace ya 480 años que el nombre de Cristo comenzó a ser anunciado en el país, haciendo que la evangelización, que acompañó a los españoles de la Conquista y luego a los movimientos migratorios, principalmente los europeos, formase la fisonomía religiosa peruana. Impregnada de los valores cristianos y morales que, si bien no siempre se han vivido coherentemente, pueden ser considerados como patrimonio de todos los peruanos. Es claro que la identidad cristiana de Perú no puede considerarse como sinónimo de identidad católica. La presencia de otras confesiones cristianas hace especialmente urgente el compromiso ecuménico, para buscar la unidad entre todos los creyentes en Cristo.

Frutos de santidad

La expresión y los mejores frutos de la identidad cristiana de Perú son sus santos. En ellos, el encuentro con Cristo vivo «es tan profundo y comprometido [...] que se convierte en fuego que lo consume todo, e impulsa a construir su Reino, a hacer que Él y la nueva alianza sean el sentido y el alma de [...] la vida personal y comunitaria». Perú ha visto florecer los frutos de la santidad desde los comienzos de su evangelización. Es el caso de Sto. Toribio de Mogrovejo (1538-1606), el primer obispo santo del Continente y Patrono de los Obispos de América. Y es el caso de Sta. Rosa de Lima (1586-1617), «la primera flor de santidad en el Nuevo Mundo», proclamada Patrona principal de América en 1670 por el Papa Clemente X. Están también S. Martín de Porres (1579-1639), San Juan Macías (1585-1645), S. Francisco Solano (1549-1619) y  la Beata Ana de los Ángeles Monteagudo (1606-1686). Amén de tantos otros venerables y siervos de Dios, que con su vida y merecimientos santificaron nuestro suelo.

La piedad popular

Una característica peculiar de Perú es la existencia de una piedad popular profundamente enraizada, que está presente en todos los niveles y sectores sociales, revistiendo una especial importancia como lugar de encuentro con Cristo (cf. Mt 11, 25). Las expresiones de esta piedad son numerosas: Las peregrinaciones a los santuarios de Cristo, de la Santísima Virgen y de los santos, la oración por las almas del purgatorio, el uso de sacramentales (agua, aceite, cirios...). Éstas y tantas otras expresiones de la piedad popular ofrecen oportunidad para que los fieles encuentren a Cristo viviente. Al respecto, los Obispos del Perú han subrayado siempre la urgencia de descubrir, en las manifestaciones de la religiosidad popular, los verdaderos valores espirituales, para enriquecerlos con los elementos de la genuina doctrina católica, a fin de que esta religiosidad lleve a un compromiso sincero de conversión y a una experiencia concreta de caridad. 

Ya que en Perú la piedad popular es expresión de la inculturación de la fe católica y muchas de sus manifestaciones han asumido formas religiosas autóctonas, es oportuno destacar la posibilidad de sacar de ellas, con clarividente prudencia, indicaciones válidas para una mayor inculturación del Evangelio. Ello es especialmente importante entre las poblaciones indígenas y afroperuanas, para que «las semillas del Verbo» presentes en sus culturas lleguen a su plenitud en Cristo. (Ante las elecciones generales es bueno recordar las raíces y la identidad cristiana del Perú. El tema es un parafraseo del documento Eclesia in América, nn. 14-16).


Archivo de la Hoja Parroquial

A continuación el archivo con los números anteriores de la Hoja Parroquial Encuentro

Hoja Parroquial - Encuentro Nº 506
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 503
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 501
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 500
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 499
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 497
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 496
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 495
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 493
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 494
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 200
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 200
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 482
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 480
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 479
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 478
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 477
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 476
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 474
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 473
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 472
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 470
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 471
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 469
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 468
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 466
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 465
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 464
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 462
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 461
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 463
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 460
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 458
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 457
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 456
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 455
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 455
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 454
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 453
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 450
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 452
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 451
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 450
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 449
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 448
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 447
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 446
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 445
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 444
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 443
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 442
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 441
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 440
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 439
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 438
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 437
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 436
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 435
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 434
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 433
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 432
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 430
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 429
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 428
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 427
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 426
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 425
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 424
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 423
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 422
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 421
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 420
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 419
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 417
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 416
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 415
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 414
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 412
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 411
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 410
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 409
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 408
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 407
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 406
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 405
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 404
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 403
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 402
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 401
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 399
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 398
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 397
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 395
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 394
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 392
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 391
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 390
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 389
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 388
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 387
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 386
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 385
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 384
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 383
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 382
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 381
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 380
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 379
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 378
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 377
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 376
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 375
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 374
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 373
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 372
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 371
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 370
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 369
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 368
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 366
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 365
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 364
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 363
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 362
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 361
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 360
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 359
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 358
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 357
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 356
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 355
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 354
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 352
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 351
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 350
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 349
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 348
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 347
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 345
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 343
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 342
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 341
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 340
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 339
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 338
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 337
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 336
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 335
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 334
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 333
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 332
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 331
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 330
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 329
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 328
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 327
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 326
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 325
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 324
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 323
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 322
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 321
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 320
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 319
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 318
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 317
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 316
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 315
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 314
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 313
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 312
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 311
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 310
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 309
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 307
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 304
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 274
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 273
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 272
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 271
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 270
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 269
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 268
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 267
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 266
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 265
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 264
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 263
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 261
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 260
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 259
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 256
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 258
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 257
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 255
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 254
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 253
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 252
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 251
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 250
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 249
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 248
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 247
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 246
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 245
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 243
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 242
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 241
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 240
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 239
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 238
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 237
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 236
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 235
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 234
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 233
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 232
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 231
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 230
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 229
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 228
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 227
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 226
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 225
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 224
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 223
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 222
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 221
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 220
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 219
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 218
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 217
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 216
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 215
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 214
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 213
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 212
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 211
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 210
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 209
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 208
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 207
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 206
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 205
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 204
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 203
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 199
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 198
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 197
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 196
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 195
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 194
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 193
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 192
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 191
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 190
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 189
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 188
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 187
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 186
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 185
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 184
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 183
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 182
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 181
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 180
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 179
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 174
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 173
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 172
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 171
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 170
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 169
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 168
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 167
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 166
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 165
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 161