Hoja Parroquial - Encuentro Nº 307

02/02/11
Carta del Párroco

Queridos amigos

 Sienten ustedes que son luz y sal? ¿Sienten que lo son los familiares y amigos cristianos de su entorno? Al encender la llave de la luz o al usar el salero ¿recordamos alguna vez que somos luz y sal para el mundo? Que lo somos, nos lo asegura Jesús en el evangelio de hoy (Mt 5, 13-16). Añadiendo la siguiente gran pregunta: ¿para qué sirve la sal si se desala o la luz si la tapamos? Añadiendo también una gran invitación: “alumbre su luz delante de los hombres, para que vean sus buenas obras y den gloria a su Padre que está en el cielo” (Mt 5,16).

 Digamos de pasada que ese dicho de Jesús nos  aclara el sentido de aquel otro dicho suyo que tanto citamos, casi siempre para excusar nuestra inoperancia: que no sepa tu mano izquierda lo que hace tu derecha (Mt 6,3). Digamos que lejos de haber contradicción entre ambos dichos, se complementan. En efecto, Jesús nos pide: 1. que hagamos muchas buenas obras, 2. que todo el mundo las vea, 3. que las cosas que hacemos den e inviten a dar gloria a Dios, 4. que no nos atribuyamos mérito alguno ni pidamos aplausos por nuestras buenas obras, y 5. que, a quien nos dé gracias, le digamos sencillamente: no hay de qué, hice lo que tenía que hacer… (Lc 17,10). Como Jesús, que pasó por todas partes haciendo el bien y hasta pidiendo que viesen lo que hacía, siempre para dar gloria a su Padre Dios y mostrar que el Reino de Dios ya había llegado (Mt 11, 4-5)

 Evidentemente cuando Jesús dice que somos sal en esta tierra, espera que, como la sal, demos sabor y preservemos de la corrupción lo que salamos, que son las dos principales propiedades de la sal. Espera que personal y comunitariamente, hagamos sabrosa nuestra vida y la de los demás. Que pongamos buen humor, sano optimismo, esperanza y alegría, que hagamos ver el sentido positivo de las cosas que nos pasan y seamos señales de orientación en el tráfico de la vida y de los valores. Espera también que cuidemos y defendamos los sanos principios, las buenas costumbres y los valores humanos y del evangelio; que evitemos su corrupción y desaparición. Esto y mucho más es lo que espera Jesús de nosotros cuando, en sentido figurado, nos dice que somos sal de la tierra. Gozo y esperanza, como lo fue Él.

 Somos también la luz del mundo. Algo en sí mismo hermoso y de beneficio para los demás, como es iluminar y dar calor. Dios que es Luz y habita en una luz inaccesible (1 Tim 6,16), ama la luz (el cosmos, la gracia) y aborrece las tinieblas (el caos, el pecado). Por eso su Hijo es Luz (Jn 8,12; 12,46), lo primero que creó fue la luz (Gen 1, 3) y a nosotros nos dio el ser luz e hijos de la luz (Lc 16,8). Digamos que aquí la palabra luz es sinónimo de verdad, sabiduría, santidad, justicia, bondad, rectitud, honestidad, felicidad, gracia…y un ciento de valores más. ¿Somos luz de verdad? Portémonos como hijos de la luz, nos dice S. Pablo, con bondad, con justicia y según la verdad, pues esos son los frutos de la luz. (Ef 5, 8)

Noticias

Noticias

FORMACIÓN DE CATEQUISTAS

Lamentablemente son muy pocos los que este año se han inscrito y asisten. Nadie a los Cursos de Formación Religiosa de La Católica, que los introdujo en reemplazo de la Escuela de Formación de Catequistas de años anteriores. Y sólo 3 al 1º Ciclo de la Escuela de Catequesis de El Pilar. Son por ello, tanto más merecedores de nuestro aplauso y de nuestras oraciones, los feligreses que están yendo a los diferentes niveles con ilusión, tesón y sacrificio. A la Escuela de El Pilar están yendo 5, de los que a 1º ciclo, 3; y a 2º y 3º, 1 a cada ciclo. A la Católica, que está en vías de cerrar su Escuela de Formación de Catequistas, están yendo: 6 al 3º ciclo, y 2 al 2º+3º ciclos (2 ciclos en un solo año), con asistencia a clases, por la mañana y por la tarde. Felicitaciones y a seguir animosos, pues vale la pena la causa: saber dar razón y enseñar a otros a saber dar razón de su fe, mediante la catequesis (1 Pe 3, 15).

REANUDACIÓN DE LOS TRABAJOS DE LOS GRUPOS PASTORALES

Será el martes 8, a partir del Consejo Pastoral que se llevará a cabo ese día, a las 7.30 de la noche. Ciertamente, algunos Grupos han seguido reuniéndose normalmente, pero casi sólo para asuntos internos como el de hacer y presentar por escrito la evaluación del trabajo del año pasado, incluidas las sugerencias para el actual. En febrero los GPs deberán calentar ya los motores y despegar con fuerza, para ir y conseguir los objetivos, que se habrán fijado en su Plan de Trabajo 2011. Para ello, en el Consejo del martes 8, se entregará y explicará la Guía del Plan Grupal de Trabajo (PGT), que desarrollarán los GPs. ¡Hay, hermanos, tanto que hacer…!

LLAMADO A FORMAR PARTE DE ALGÚN GRUPO DE TRABAJO

1.      En la parroquia hay Grupos o Comunidades Pastorales para todos los gustos y talentos (inclinaciones y capacidades).

2.      ¿Siente usted la necesidad y las ganas de orar, de aprender y enseñar a orar? Usted puede escoger entre seis (6) GPs.: Apostolado de la Oración, Asociaciones del Señor de la Misericordia y del Divino Niño (2), Talleres de Oración, Renovación Carismática. Pero como la oración, aunque valiosa es insuficiente, todos estos GPs hacen al mismo tiempo cantidad de obras de ayuda y promoción.

3.      ¿Le gusta la liturgia y quiere un hermoso culto? Acuda entonces al Equipo de Liturgia y a los Ministros Extraordinarios de la Comunión.

4.      ¿Siente la necesidad de evangelizarse y evangelizar; de catequizar? Usted puede escoger entre integrar el Equipo Misionero San Vicente de Paul, el Movimiento Discípulos Misioneros, MISEVI, el Equipo Prebautismal, el Equipo de Pastoral Familiar y el Equipo de Catequesis.

5.      ¿Se considera Usted una persona activa y quiere brindar un servicio sociocaritativo a quienes están en necesidad? Podrá hacerlo con gozo y fruto en el Voluntariado Vicentino y en la Conferencia San Vicente de Paul.

6.      ¿Es usted joven y desea un ambiente juvenil y trabajar con y por los jóvenes? La Pastoral Juvenil de la parroquia le ofrece estos Grupos, cuyas siglas son: JMV, CAPHONU, MISEVI.

LA CATEQUESIS DESPUÉS DEL DOCUMENTO DE APARECIDA

Es lo que va a estudiarse en la Semana Nacional de Catequesis 2011, que irá del 7 al 11 de Febrero, en horario de 8.30 a.m. a 5 p.m. La donación es de S/ 70 e incluye almuerzo y refrigerio; sólo S/. 35 al sexto de cada 5. Lugar: Colegio San Vicente de Paul en la cdra. 6 de la C/ Domingo Elías, de Surquillo, a la espalda de la parroquia San Vicente de Paul. Nos esperan, sobre todo a los catequistas.  


Tema

Tema

AL SERVICIO DE LA DIGNIDAD HUMANA Y DEL BIEN COMÚN

 Es el título de la Carta que, ante las próximas Elecciones Generales 2011, los Obispos del Perú han escrito a todos los actores del proceso democrático -católicos y ciudadanos en general-. Extraigo algunas de sus reflexiones. El subrayado es mío.

1.                  La dignidad de la persona es el centro de la preocupación social de la Iglesia.  Ella enseña que, para discernir lo que es más justo y adecuado en orden al bien común, debe tenerse en cuenta la primacía del ser humano, la promoción de sus derechos fundamentales y la inclusión de los más débiles en los proyectos de desarrollo. La Iglesia considera el ejercicio de la política como un servicio a la nación. Es fundamental que se analicen las propuestas de los candidatos para garantizar estos principios.

2.                  El desarrollo social debe fundarse en el respeto y la promoción de los derechos humanos, el acceso a los servicios básicos de salud, nutrición, agua, educación, vivienda y seguridad ciudadana, especialmente de los más pobres. Las mejores condiciones económicas que el país experimenta  deben llegar cuanto antes a los que todavía se encuentran  en la pobreza o  la marginación.
3.                 
El ejercicio de la democracia debe respetar los principios éticos y morales vinculados a la promoción del bien común… Tenemos el deber de orientar a los fieles en aquellos planteamientos que, por sus implicaciones religiosas y morales, contradicen las enseñanzas de la Iglesia (cfr. Compendio de la DSI, n.424).
 

4.                  Invitamos a estar alerta ante las propuestas que atentan contra la ley natural, el respeto a la dignidad humana,  la verdad y la práctica de la justicia… Por ello, el respeto y la defensa de la vida desde el primer instante de su concepción hasta su muerte natural es irrenunciable en todo planteamiento. No se pueden aceptar bajo ningún argumento el aborto, la eutanasia o la manipulación genética.

 
5.                  El matrimonio es la  base de la familia y de la sociedad y tiene una importancia fundamental  para el auténtico desarrollo. Por su origen divino (Gen 1,27)..., El matrimonio no es una unión cualquiera entre personas.  Es la unión estable e indisoluble de un hombre y una mujer que se complementan y se entregan recíprocamente en una relación abierta a la vida.Lo que Dios ha unido que no lo separe el hombre” (Mt 19,6). Es responsabilidad de todas las instancias de la sociedad promover cuanto contribuya al bien del matrimonio y de la familia.


6.                 
El vicio de la corrupción continúa socavando el desarrollo social y político de nuestro pueblo… El proceso electoral es una ocasión propicia para exigir la presentación de programas que enfrenten con valentía las diversas formas de corrupción, tanto en los poderes del Estado como en los ámbitos de la actividad pública y privada.


7.                 
Es preciso lograr un saludable equilibrio entre progreso económico y respeto  a la naturaleza… Hay que prevenir así futuros conflictos y enfrentamientos que tanto dolor nos han causado, y combatir abusos como el narcotráfico y la depredación de costa, sierra y selva.     (Continuará)


Archivo de la Hoja Parroquial

A continuación el archivo con los números anteriores de la Hoja Parroquial Encuentro

Hoja Parroquial - Encuentro Nº 506
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 503
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 501
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 500
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 499
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 497
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 496
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 495
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 493
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 494
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 200
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 200
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 482
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 480
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 479
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 478
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 477
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 476
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 474
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 473
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 472
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 470
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 471
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 469
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 468
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 466
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 465
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 464
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 462
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 461
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 463
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 460
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 458
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 457
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 456
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 455
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 455
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 454
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 453
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 450
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 452
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 451
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 450
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 449
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 448
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 447
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 446
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 445
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 444
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 443
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 442
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 441
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 440
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 439
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 438
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 437
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 436
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 435
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 434
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 433
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 432
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 430
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 429
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 428
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 427
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 426
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 425
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 424
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 423
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 422
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 421
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 420
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 419
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 417
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 416
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 415
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 414
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 412
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 411
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 410
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 409
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 408
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 407
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 406
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 405
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 404
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 403
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 402
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 401
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 399
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 398
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 397
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 395
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 394
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 392
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 391
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 390
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 389
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 388
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 387
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 386
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 385
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 384
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 383
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 382
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 381
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 380
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 379
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 378
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 377
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 376
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 375
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 374
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 373
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 372
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 371
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 370
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 369
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 368
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 366
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 365
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 364
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 363
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 362
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 361
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 360
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 359
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 358
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 357
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 356
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 355
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 354
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 352
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 351
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 350
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 349
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 348
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 347
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 345
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 343
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 342
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 341
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 340
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 339
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 338
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 337
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 336
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 335
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 334
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 333
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 332
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 331
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 330
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 329
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 328
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 327
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 326
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 325
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 324
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 323
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 322
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 321
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 320
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 319
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 318
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 317
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 316
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 315
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 314
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 313
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 312
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 311
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 310
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 309
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 307
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 304
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 274
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 273
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 272
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 271
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 270
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 269
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 268
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 267
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 266
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 265
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 264
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 263
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 261
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 260
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 259
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 256
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 258
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 257
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 255
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 254
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 253
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 252
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 251
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 250
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 249
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 248
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 247
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 246
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 245
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 243
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 242
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 241
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 240
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 239
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 238
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 237
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 236
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 235
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 234
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 233
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 232
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 231
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 230
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 229
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 228
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 227
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 226
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 225
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 224
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 223
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 222
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 221
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 220
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 219
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 218
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 217
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 216
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 215
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 214
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 213
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 212
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 211
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 210
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 209
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 208
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 207
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 206
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 205
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 204
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 203
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 199
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 198
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 197
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 196
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 195
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 194
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 193
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 192
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 191
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 190
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 189
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 188
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 187
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 186
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 185
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 184
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 183
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 182
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 181
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 180
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 179
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 174
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 173
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 172
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 171
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 170
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 169
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 168
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 167
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 166
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 165
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 161