COMUNIDAD VICENTINA Y PARROQUIA

I ETAPA DE LOS PP. LAZARISTAS. PROVINCIA DEL PACIFICO

ESTABLECIMIENTO EN ORRANTIA DEL MAR (SAN ISIDRO).
La Congregación de la Misión (PP. Vicentinos o Lazaristas), que tienen a su cargo la Parroquia, está en el Perú desde 1858. Empezó siendo parte de la llamada “Provincia del Pacífico”, que comprendía Ecuador, Perú y Chile, en cuya capital Santiago estaba su sede legal. En el Perú, la sede central o Casa Misión estuvo en Lima hasta 1943, en el 109 de la C/ Apurimac (Chacarilla), junto al Parque Universitario.

En 1941, cuando empieza nuestra historia en Orrantia del Mar, el superior de la Casa Misión de Chacarilla, era el P. Federico Pérez Silva, que llegaría a ser Arzobispo de Trujillo (1957-65). Había venido de Cajamarca a Lima para asumir el oficio de Director de las Hijas de la Caridad. Miembros de su comunidad eran, en ese entonces, los PP. Abdón Salinas, Mateo Meuffels y Martín Meuffels, que, el 30.12.1941, dejarán constancia notarial de que el P. Federico es su superior.

TERRENOS Y CONSTRUCCIONES
En 1918 las Hijas de la Caridad se habían hecho cargo del Puericultorio Pérez Araníbar y de la Casa Sta. Luisa. Fue justamente buscando cómo atenderlas espiritualmente mejor que nació y se impuso la idea de establecerse por aquí, para no perder tanto tiempo yendo y viniendo desde de Lima. Por otra parte, el campo y el mar -eso eran entonces Magdalena y Orrantia- , resultaban más agradables que el viejo solar de Chacarilla... Había que encontrar una finca aparente, cercana a la Casa de Sta. Luisa y con buenas comunicaciones con la Lima de entonces.

La ocasión se presentó cuando la Sociedad Agrícola Orrantia Limitada urbanizó y puso en venta los lotes de la nueva Urbanización en Orrantia del Mar, hasta entonces sólo chacras y mosquitos. A la Sociedad le interesó la llegada de los Padres (y de las HH), que, al establecerse aquí y construir casa e iglesia, atraerían a otros muchos compradores. Es por ello que les vendió, a sólo S/. 10.00 el m2, un área de 2.190 m2, esquina Sucre-San Martín, hoy J. Pezet-J. Dellepiani, de la Manzana 70, muy bien ubicada, a dos cuadras de la Av Salaverry y a tres de la Av Ejército, y con muy buenas conexiones con Miraflores, Lima y Magdalena.

La Escritura de compra-venta - un terreno de 2.190 m2, por S/ 21,900- , es del 30.12.1941. Y está firmada por los gerentes Srs. Dr. Javier Prado Heudebert y Don Max Peña Prado, a nombre de la Sociedad Agrícola Orrantia Limitada; y por el R.P. Federico Pérez Silva, peruano, sacerdote…, a nombre de la “Congregación de Sacerdotes de la Misión Lazarista de la Provincia llamada del Pacífico”.

Para pagar el terreno y construir la nueva casa, el P. Federico Pérez Silva, en un buen negocio con la Beneficencia y el Gobierno, logró vender la Casa de Chacarilla y la Escuela Apostólica, (que había funcionado de 1912 a 1926 y que estaba en solar distinto del de la Casa Central).

En los primeros meses de 1943, la Sociedad Flores & Costa construye la actual Residencia, situada en la esquina de las avenidas San Martín y Sucre (hoy Dellepiani y Pezet, respectivamente). “Lo edificado ocupa un área de 550 m2 en el primer piso y de 350 m2 en el segundo, con un perímetro de 97.80 ml, según plano y tal como se describe en la Escritura de Declaración de Fábrica del 04.08.1943, registrada el 19.10. 1943. En total son 900 m2 construidos, a un costo de S/. 90.000.

Cinco años después (el 09.08.1948) y con visión de futuro, la Congregación de la Misión (Padres Lazaristas), debidamente representada por el P. Antonio Moreno Comas, “superior de los Lazaristas de Lima”, especialmente facultado por el Superior Provincial Presbítero Manuel Godoy López, Visitador de la Congregación de los Sacerdotes de la Misión… compra dos lotes de terreno, contiguos, de 1,080 m2 y por S/. 12,420.00 cada uno, los que se pagan al contado a sus propietarios y vendedores Srs. Alberto Penny Fajardo y Manuel Salas Manrique. Los lotes están dotados de pavimento, veredas, alumbrado público, servicios de agua y desagüe. La acumulación “registrada” de ambos lotes, da 2,160 m2.

La propiedad de la Congregación de la Misión, pasa a tener, en la manzana 70, un área total de 4,350 m2, encerrados entre los siguientes linderos y medidas perimétricas: por el frente la Av. San Martín (hoy J.Dellepiani) con 87 mts.; por la derecha entrando la Av Sucre (hoy Pezet) con 50 mts.; por la izquierda el lote 427 con 50 mts. Y por el fondo con el lote 423 con 87 mts.

ERECCION DE LA PARROQUIA AD EXPERIMENTUM. SUS LIMITES
La Capilla construida en los bajos de la Casa Residencia de los PP. Lazaristas fue construida para ser Capilla Pública bajo la advocación de la Virgen de la Medalla Milagrosa. Muy pronto la demanda de servicios religiosos a los moradores de la nueva urbanización, hizo necesario convertir la Capilla Pública en Parroquia.. Lo que, a pedido del P. Federico Pérez Silva, se realizó per modum experimenti (a prueba) por el Arzobispo Pedro Pascual Farfán, con Decreto del 26.02.1944, que demarcaba sus límites y nombraba párroco al solicitante P. Federico. La Primera Visita Pastoral se tuvo a los pocos meses, en setiembre.

Los límites de la Parroquia los dio Mons. Pedro Pascual Farfán en 1944 al crearla ad experimentum. Era relativamente extensa -bastante más de lo que es hoy- , y tendría unos 7.000 habitantes. “Por el Sur, la orilla del mar; por el Oeste, colindando con la Parroquia de Magdalena del Mar, la prolongación de la calle Huiracocha, desde la orilla del mar hasta su empalme con la prolongación de la llamada General Córdoba; por el Norte la acera sur de la calle General Córdoba hasta la calle de los Castaños; por el Este, la acera O de la calle de los Castaños , la pista que bordea el campo del Golf Club hasta el aeródromo de la Compañía Faucet; los linderos del aeródromo por el O. así como los del Cuartel San Martín hasta la orilla del mar.

ERECCIÓN DE LA PARROQUIA DEFINITIVA. SUS LIMITES
Después de 10 años de funcionar “ad experimentum”, el P. Antonio Moreno Comas con fecha 20.09. 1954, solicitó y fundamentó la erección definitiva de la Parroquia de Ntra. Sra. de la Medalla Milagrosa, con la demarcación que poseía. Hubo de pasar un año largo para que, teniendo en cuenta el Vº Bº de los Párrocos vecinos de San Felipe, Sta. María Reina, La Asunción, el Sagrado Corazón (Magdalena) y del Venerable Cabildo Metropolitano, Mons. Juan Landázuri Rickets, Arzobispo de Lima y Primado del Perú, erigiera definitiva y canónicamente la Parroquia, por Decreto Arzobispal del 12.12.1955.

¿Por qué el Decreto de erección demoró un año largo? En carta del 19 de setiembre de 1955, el P. Antonio Moreno escribe al Sr. Arzobispo y le “llama la atención” sobre algo que él encuentra sospechoso. “No ha regresado a la Curia el documento” oficial solicitando la erección de la parroquia. Como tampoco regresó a la Curia el documento oficial anterior en el que le reclamaba “acerca de la denominación de “Virgen Milagrosa” (dado) a la Parroquia de Miraflores”. “Hay motivo para sospechar que alguien no procede con rectitud y lealtad”, dice, y añade una Postdata manuscrita: “la investigación de hacerla, parece que debe ser fuera de la Curia, ya que esta cumple a satisfacción”.

El primer Párroco fue el P. Teófilo Navarro Paredes, nombrado el 03.01.1956, a propuesta del superior de los sacerdotes de la Congregación de la Misión en Orrantia del Mar, hecha en la misma solicitud de erección de la Parroquia. Un día antes, por Decreto Arzobispal del 02.01.1956, la flamante Parroquia era entregada a los RR. PP. de la Congregación de la Misión - Provincia del Pacífico- , “los que la administrarán al modo y por el tiempo que estipule el Contrato que se hará entre este Arzobispado y la misma Congregación de la Misión…” El Contrato fue hecho en noviembre de ese mismo año (20.11.1956), estipulando, entre las cláusulas acostumbradas para esta clase contratos, que la entrega “se hace por 15 años” (n.1 ) y con la condición de que “el número de religiosos asignados no deberá ser menor de tres: el párroco y dos vicarios cooperadores” (n. 12)

La parroquia mantuvo los límites que tenía, sólo que ahora fueron propios al hacerse efectiva la desmembración de sectores pertenecientes a las parroquias Ntra. Sra. de la Asunción (Miraflores), Sagrado Corazón (Magdalena), San Felipe y Sta. María Reina (San Isidro), cuyo párroco P. V.A. Mitchel pide y espera “que el campo de aviación de Faucet quede incluido en la nueva parroquia. Así se hizo.

La instalación y toma de posesión se hizo el 22.01.1956, en la misa de 9.30 de la mañana, celebrada en la Capilla, “por el superior P. Antonio Moreno Comas, con asistencia de toda la comunidad”. A continuación de la misa, el P. Hernando Vega Centeno, Deán del Cabildo Metropolitano y Delegado ad hoc por el Sr. Arzobispo, “procedió a hacer conocer a los fieles que se había erigido la Parroquia de Ntra. Sra. de la Medalla Milagrosa, e instalar a su primer cura párroco, el R. P. Teófilo Severo Navarro Paredes, c.m., dando lectura oficial a los Decretos Arzobispales respectivos”. Todo esto fue, como se dijo, en 1956. Y es quizá lo que llevó a pensar que la Parroquia fue erigida en este año, pero el Decreto Arzobispal de erección lleva fecha de 12 de diciembre de 1955.

La erección de la Parroquia resolvía el aspecto jurisdiccional, dando autonomía al párroco, pero no solucionaba sino que complicaba el problema de capacidad y comodidad a los fieles, que eran cada vez más numerosos, por el poblamiento de la urbanización. Es por ello que, al solicitar la erección de la Parroquia, los Padres habían ya planeado la construcción “una nueva Iglesia a Ntra. Sra. de la Medalla Milagrosa, sustituta (sic) de la actual Capilla Provisional”, como consta en el oficio que, con fecha 18 de marzo de 1955, el P. Antonio Moreno había enviado al Arzobispo Juan Landázuri Rickets.

En su oficio, el P. Antonio Moreno “suplica se digne hacer examinar y aprobar” los “planos básicos (Planta y Fachada)”, que remite, teniendo ya lista la maqueta del conjunto, que le podría presentar “donde y cuando lo indique” ¿Fueron aprobados los planos? Es lo que dice la resolución de fecha 23 de Enero de 1956, escrita sin firma al pie de la solicitud, “bendiciendo la obra y haciendo votos por su mayor éxito”. Pero además de no tener firma, en la solicitud se han añadido dos notas manuscritas, una de las cuales dice: “sobre planos de Iglesia… que no han presentado”.

Todo quedó en un buen deseo. La nueva iglesia habría de esperar hasta 1963 antes de que fuera puesta la primera piedra y se iniciaran los trabajos. Además, habría de ser construida no por los PP. Lazaristas sino por los Padres Vicentinos de la flamante Provincia, que el Superior General de la Congregación de la Misión, acababa de crear en el Perú (1955). En su pequeña iglesia, los lazaristas PP. Antonio Moreno, Teófilo Navarro, Pantaleón Salas y Martín Meuffels, que formaban la comunidad misionera local, se dedicaron a los servicios religiosos y las labores pastorales de la parroquia. Entre estas, apareció pronto la preocupación social y el deseo de contar con un Consultorio Médico para atender la población del sector, especialmente a las trabajadoras del hogar, que eran muchas.

EL CONSULTORIO MEDICO
La idea de un Consultorio Médico fue propuesta por el P. Teófilo Navarro apenas instalado como párroco fue y secundada por un grupo de señoras de la Parroquia, las que se organizaron en el “Comité de Damas de la Medalla Milagrosa” pro construcción. En tres meses quedó terminado el moderno y funcional edificio de dos pisos, con fachada a lo que hoy es la Av. Gral. J. Pezet. En la Planta Baja, funcionará un Consultorio y Dispensario Médico; en la Planta Alta, un Salón multiuso, para reuniones de los jóvenes, catequesis, Biblioteca, etc. El costo del Dispensario y su equipo pasó del medio millón de soles, de los que el Comité aportó S/. 389.407.60, siendo cubierta la diferencia por la comunidad de los Padres.

La Placa Recordatoria, develada el día de la bendición/inauguración, reza así:
”CONSULTORIO MEDICO GRATUITO.
LA MEDALLA MILAGROSA.

“La Obra se inició el 27 de Setiembre de 1956 y se concluyó el 27 de Noviembre de 1956. Bendijo el Excmo. Mons. Juan Landázuri Ricketts, el 27 de Enero de 1957. Superior de la Casa P. Antonio Moreno Comas. Párroco P. Teófilo Navarro Paredes. Comité de Damas que aportó los fondos necesarios: Presidenta Sra. Stella Pérez de Peña Prado. Vice Presidenta Sra. Fortunata Ganoza de Vásquez de Velasco. II Vice Presidenta Sra. Elisabeth Martens de Miro Quesada. Secretaria Sra. Pauline Rachitoff de Castañeda Izaga. Tesorera Sra. Julia Chiarella de Belmont”.

II. ETAPA DE LOS PP. VICENTINOS. PROVINCIA DEL PERU

TRASPASO DE LOS PP. LAZARISTAS A LOS PP.VICENTINOS
1958 es un año decisivo en la historia de la comunidad-parroquia en Orrantia. En efecto, es el año en que los “PP. Lazaristas” de la Provincia del Pacífico la traspasan a los “PP. Paúles” de la recién creada Provincia del Perú (25.08.1955), retirándose los primeros y llegando los segundos. Para entender el traspaso hay que tener en cuenta que los PP. Lazaristas adolecían de falta de personal -eran sólo diez misioneros en sólo tres casas (en Arequipa, Cajamarca y Orrantia del Mar, (su única y nueva propiedad). Tener en cuenta también que su salida del Seminario Menor de Cajamarca era inminente… Está además la muerte en este año del superior de la comunidad, P. Antonio Moreno. La situación era realmente insostenible.

Por otra parte, desde 1944 habían venido estableciéndose en el Perú los “PP. Paúles de la Provincia de Madrid” (España), y habían crecido tanto que, el 25 de agosto de 1955, el Superior General de la Congregación de la Misión, P. William Slattery, había creado con ellos la “Provincia del Perú”. Al crear la pujante Provincia del Perú y dada la situación de sobrevivencia de la Provincia del Pacífico, el Superior General vio la conveniencia de que sus casas, en la práctica sólo la de Orrantia, pasaran a la nueva Provincia Peruana. Y ordenó a los lazaristas en el Perú, entre los que sólo había un peruano, concentrarse en Chile, donde estaban su Casa Provincial y el Visitador, y donde los necesitaban.

La salida del Perú se llevó a cabo, pero antes se hizo y se firmó un convenio de traspaso de sus bienes a la recién creada Provincia del Perú, con sede en Miraflores. Para ayudar y concretar detalles, como el pago por la transferencia de los bienes, llegó de Santiago de Chile el Visitador P. Enrique Padrós. Fue así como el 2 de Diciembre de ese año 1958, llegaban a la casa de Orrantia los misioneros de la nueva Provincia del Perú, PP. Román Gil, que sería su superior (y nuevo Director de las Hijas de la Caridad (1958-1971), Oscar Fernández, como Vicario, y Benjamín Nogales, administrador. Estuvieron presentes en el acontecimiento, los Visitadores Enrique Padrós, que entregaba, y el P. Valentín Alcalde, que recibía.

. En el Año Centenario (1958) de la llegada de los PP. Lazaristas al Perú, se cerraba el último capítulo de su historia en el país; se cerraba también el último capítulo de su historia en la Comunidad y Parroquia de Orrantia, que empezara hacía 17 años y en la que habían intervenido una docena de Padres. No fue fácil para nadie, pero tenía que hacerse y se llevó a cabo. Una larga carta escrita a los 4 meses (30.04.1959) por el P. Román Gil a su Visitador P. Alcalde, da cuenta de lo mal que encontraron la casa, parroquia y consultorio, y de la reacción adversa de algunos fieles llamándolos “intrusos” y diciendo por ahí que se iban a otra parroquia... Lo más sonado fue la renuncia del Comité de Damas de la Medalla Milagrosa, aparecida en El Comercio del 9 de Diciembre de ese año. El Comité tomó el acuerdo “en vista del alejamiento de los PP. lazaristas de la Provincia del Pacífico, que dirigen la Parroquia”.

CONSTRUCCIÓN DE LA NUEVA IGLESIA PARROQUIAL Empezaba para la comunidad y la Parroquia una nueva etapa. Al P. Teófilo Navarro P., le sucedió como Párroco, transitoriamente (59-60), el P. Samuel Carballo, recién llegado de España, y a éste, en 1960, el P. Oscar Fernández, que ya había concebido la idea de construir un Templo Grande y Hermoso, como se lo merecían y se lo pedían la Virgen de la Medalla Milagrosa y la feligresía de Orrantia. Aparte de que la antigua Capilla resultaba pequeña, poco aparente y poco atractiva.

La historia de la gestación, construcción y financiación del nuevo templo, es larga y suena a epopeya. “La aprobación del anteproyecto del plano de la iglesia de la Parroquia…, por el Arzobispado, tiene fecha del 16 de agosto de 1962 y la dio Mons. Mario Cornejo R., Obispo Auxiliar y Vicario General. Debiendo presentar oportunamente los planos definitivos y el presupuesto”.

. En relación con los planos, el párroco P. Oscar dirige en Diciembre 62 una entusiasta y bíblica Circular a “mi buen vecino y feligrés: Se me salta el corazón de gozo y no puedo menos de darle esta gran noticia: ¡Ya tengo los planos de nuestra nueva iglesia…! Y citando al rey David y al profeta Ageo (1, 4-8), va contando lo que estos hicieron para construir “la casa de Dios” y cómo solicitaron la ayuda de todos y cómo todos respondieron. El párroco se despide saludando y “esperando su generosa respuesta”.

La licencia municipal de construcción y la exoneración de los derechos de Licencia y de depósito de garantía, las solicita el párroco el 07 de octubre de 1963. La Municipalidad concede la licencia el 2 de setiembre de 1966. En la solicitud se registran los siguientes datos de interés: se construirá un sótano de 151,5 m2; un 1er piso (la nave) de 1.384 m2 y un 2º piso (coro) de 132 m2. El arquitecto es el Sr. Raul Morey. El Ingo. de Obras, el Sr. Alejandro de la Cruz. El constructor, ARTEDIL S.A., “el artista” Piero Franco. El presupuesto de las obras ascendía a más de 5.000.000 soles oro, sin contar el costo de planos y “los detalles” que eran también considerables.

Enumero algunos de estos “detalles”: el vitral de la fachada, obra de Willi Lemke, contratada a Adolfo G. Winternitz y traída de Lausana (Suiza), costó US$ 13,440. 10.06.1974 Interior del presbiterio (paredes mármol detrás del Cristo (110.000) y columna, etc. (25.000) de la Virgen Virgen Milagrosa. Las 112 bancas (2.40 de largo) a S/. 6.500 c/u, por un total de S/. 728.000. El contrato con Politécnico Salesiano es del 18.02.1974 y firma el P. Oscar Fernández. La factura final se canceló el 07.01. 1975. “tarea cumplida”, escribe el P. Jesús Barrena, al hacer entrega de la plata al nuevo párroco P.Gregorio Vidaurre. “¡Un trabajo de titanes! ¡Bien, P.Jesús!”, anota el P.Gregorio en el mismo recibo. 1975: 2 alfombras color azul B2 (para el altar) de 20.34 m2 y 35.65 m2: S/ 84.861.50 + 7 varillas de bronce S/. 9.733.50. Y 27, 144 m2 de alfombra de lana de color rojo S/ 8.000, etc. etc.

DIFICULTADES Y AYUDAS Los ¡tres años transcurridos! en la obtención de la licencia municipal, se debieron a las gestiones iniciadas para obtener la exoneración del pago de los Bonos de Mejoramiento Urbano (ascendente a S/ 50 mil), pues la Municipalidad había exonerado del pago de sus derechos. Fracasadas las gestiones ante la Junta Nacional de Vivienda (junio 1964), el párroco y “los suscritos feligreses” se dirigieron, un mes más tarde, al Señor Presidente de la República (arquitecto Fernando Belaunde Terry), pidiendo la exoneración y un subsidio.

No se conserva respuesta de la Presidencia, pero, si la hubo, parece que fue negativa, pues la plata faltó siempre, nunca se hace referencia a ayuda alguna de parte del Gobierno y el párroco tuvo que pagar los famosos bonos para conseguir la licencia municipal. Al margen de los resultados, la solicitud es interesante porque en sus considerandos, se nos da una visión de la realidad y de los planes de la Parroquia. Se han construido ya los cimientos de la nueva Iglesia y hay un proyecto de Centro Parroquial, que incluye un Centro de Asistencia Social y Médica, una Escuela Parroquial y un Centro para la Formación Permanente (sala de conferencias, de exhibiciones cinematográficas, de reuniones de los Grupos Pastorales, catequesis, etc.).

La generosa respuesta de los fieles no se hizo esperar, pero no fue tan abundante y fluida como se esperaba y, sobre todo, se necesitaba. Ello explica la duración de las obras. Iniciadas en Junio de 1963, a los 3 años (Noviembre de 1966), está hecho sólo el armazón y algunos acabados, habiéndose invertido a la fecha dos millones de soles, recolectados de las donaciones periódicas fijas que aportan los feligreses, unos 50 mil soles mensuales (La Prensa, 02.11.1966). Faltaba todavía la construcción del techo, de las paredes y del piso, amén del presbiterio y el ornato de la iglesia. Pero, aunque casi al aire libre, la Capilla lateral está ya en uso y en ella se celebran las misas dominicales

(¿En que año hay que poner la anécdota de que, cansado de ver cuánto subían y nunca terminaban los paredes, el P.Oscar cortó por lo sano y, en un viaje del arquitecto Raul Morey al extranjero, mandó al constructor poner el techo cuando aún faltaban un par de paños (más de 6 ms. de altura)? Lo que existe es un recibo de 1967 pagando al arquitecto S/. 7.500 por modificación de planos…)

Para construir el techo (en el segundo semestre de1967) y las paredes (en el primer semestre de 1969), el párroco P. Oscar tuvo que acudir a dos préstamos, que avaló la Congregación de la Misión. Los préstamos de S/ 500.000 y S/ 350.000, respectivamente, al 11% de interés, los hizo la Cooperativa de Ahorro y Crédito San Vicente de Paul, que fundara quien a la sazón era Visitador de la Provincial, P. Timoteo Ibarlucea.

El borrador existente de una carta dirigida a Mons. Swanstrom, nos dice que el párroco escribió en 1966 a la Catholic Relief Services, cuyo Director en Lima era feligrés de la parroquia, para conseguir un “préstamo extraordinario”. Se lo negaron con fecha 27.09.1966. Lo interesante del borrador está en los datos que contiene. “El esqueleto de las columnas” había costado $ 72.000. El techo, que “debe hacerse de una sola pieza para mayor seguridad de la construcción”, iba a costar $ 78.000 aproximadamente. “las limosnas de los fieles apenas llegan a $ 26.000 anuales...”

La construcción se venía “financiando con el aporte generoso y metódico de los fieles parroquianos…”, siendo el párroco P. Oscar el alma de los Suscriptores/ Donantes, que organizó con tanta eficacia y de cuyos ingresos llevaba exacta contabilidad. En el Libro de Caja, el primer ingreso por suscriptores es del 1º de abril de 1963 con un total de S/ 9.560. Para propiciar el flujo de donantes, se aseguró de que estos pudieran deducir siempre sus donaciones del pago de sus impuestos (Respuesta de la Superintendencia de Contribuciones el 12.08.1963. Y cuando en 1969, el D.S 015-69-HC dispuso que sólo podían beneficiarse los donantes a Entidades inscritas en el registro de Entidades Perceptoras de Donaciones Deducibles, hizo lo imposible, aunque infructuosamente, por registrar la Parroquia como Entidad Perceptora. Se anota el dato para hacer ver esta otra cara del P. Oscar, lo legal, que le obligó a escribir un buen número de oficios y solicitudes).

Las visitas permanentes a las familias, las tarjetas navideñas, año tras año, con fotos del proyecto arquitectónico y de los avances de la construcción, las recomendaciones en las misas, las Rifas (c/año de 1963 a 1969),l las actividades sociales, etc., etc., mantuvieron siempre activo el chorreo de ayuda económica para la construcción. Entre las actividades cabe mencionar las dos carreras que el Jockey Club del Perú les concedió: la del 25.06.1970 les dejó S/ 131.855,93 y la del 19.08.1971, S/ 110.709,76. Firmaron las solicitudes de ayuda, junto al párroco, las Sras. Leonor Gastañeta de Basombrío, auxiliar, y Elena González del Riego de Benavides, auxiliar.

ULTIMANDO DETALLES Fechas importantes para el párroco y para la comunidad cristiana, que veían cómo crecía su iglesia, fueron las del 7 de Abril de 1968 y 31 de Mayo de 1970. Con volantes impresos el párroco invitaba a los fieles a “oir su misa dominical en el nuevo templo en construcción”. “En la nave central ya techada”, el Domingo de Ramos del 68; “en el local del Nuevo Templo”, el Domingo último del Mes de María del 70. Fechas importantes fueron también también el 11 y 23 de marzo de 1974, en las que el P. Gregorio Vidaurre tomó posesión como superior y párroco, respectivamente. Su presencia habría de ayudar mucho al P. Oscar Fernández, que continuaría trabajando por su iglesia hasta 1982, ahora sólo como vicario.

En 1975 habían culminado los trabajos del altar mayor y del presbiterio, en el que se habían colocado la imagen de la Medalla Milagrosa y el Santo Cristo, talla de singular valor y obsequio de las Hijas de la Caridad del Puericultorio. También el sagrario, (cuya puerta en bronce pulido y laqueado, de 29.8 cm. x 42.9 de alto, costara S/. 7.600. Los trabajos y la colocación del sagrario (setbre 1974) costaron S/. 6.000). En 1975 se colocó también el Viacrucis que llegara el 5.10.1965 en el Orsini, desde Barcelona. Valor declarado $ 200.00. (Se cuenta como anécdota que cuando fueron a poner el Viacrucis se dieron con la sorpresa de que faltaba una de las estaciones. Un obrero de la casa se la habría robado…).

Faltaba aún bastante para proceder a bendecir e inaugurar solemnemente la iglesia parroquial. Los detalles no se acababan, sobre todo en la parte eléctrica y de iluminación. Faltaban también obras grandes y costosas como la sacristía (con sus armarios sobre S/. 57.000) y el velatorio debajo del altar mayor. Por otra parte había que proveer a la amplificación, la música y muebles indispensables para el servicio a los fieles. Lo primero que hizo el flamante párroco P.Gregorio fue comprar a la Casa Sterling (20.08.1974) un órgano Yamaha mod. YC por S/. 115.000 y otro Leslie Mod. RA-50 por S/. 40.000. Más tarde, en 1975, mandaría hacer al Politécnico salesiano, para los matrimonios, 6 reclinatorios + 6 taburetes + 2 mesitas: S/. 30.760; y en 1976, compra, para el velatorio, 40 sillas Venecia + 1 mesa Sheraton: S/ 68.000

Desde 1977 y salvo pequeños detalles, la construcción de la iglesia había terminado y la vida de la parroquia se encontraba en pleno crecimiento. Habían pasado 14 años desde que su pusiera la primera piedra y se iniciaran las obras. También en esto –la larga duración como en la viejas catedrales- , se veía que la iglesia había sido construida sobre todo por suscripción popular… Lo que postergó un lapso más su consagración fue el deseo de hacerla en el año de las Bodas de Plata de la Parroquia, que por un error (cfr n. 14), se pensó caía en 1981. Además en 1981 se celebraría, esto sí, el Cuatricentenario del Nacimiento de San Vicente de Paul en 1981 (el 24.04.). Este acontecimiento llevó a postergar la bendición y consagración de la iglesia parroquial hasta el Cuatricentenario, celebrando al mismo tiempo sus fiestas jubilares (1955-81).

CONSAGRACIÓN E INAUGURACION DE LA NUEVA IGLESIA La ceremonia se fijó para el 22 de Noviembre de 1981. El folleto preparado para el acontecimiento hace esta presentación: “los Padres Vicentinos y la Comunidad Parroquial de Ntra. Sra. de la Medalla Milagrosa, damos gracias y bendecimos al Señor por poder ofrecer al culto de Cristo y de la Señor, este nuevo templo de la Medalla en este 22 de Noviembre de 1981, dentro del año del Cuatricentanario del nacimiento de San Vicente y abriendo las Fiestas Jubilares de la Parroquia”.

A templo lleno y con gran emoción de los fieles, consagró Mons. Ricardo Durand, Arzobispo del Callao, “siendo Cardenal Arzobispo de Lima, Mons.Juan Landázuri R., Provincial de los PP. Vicentinos en el Perú el P. Antonio Elduayen, y Párroco el P. Gregorio Vidaurre. Apadrinó el Acto “la comunidad parroquial de la Medalla”, representada por los Presidentes de los distintos Grupos Activos de la Parroquia”. (Folleto de la Consagración del Nuevo Templo)

CONSTRUCCIÓN DE LA COMUNIDAD CRISTIANA PARROQUIAL La construcción del “templo espiritual” o comunidad cristiana de la Parroquia, corrió pareja con la construcción del templo material. Esto se lo ha podido deducir fácilmente del relato hecho sobre su construcción, que se hizo, como ha sido dicho, “por suscripción popular” El libro de cuentas con los suscriptores y donantes es también el libro de la Comunidad Parroquial. Ahí están, calle por calle de la parroquia, y vivienda tras vivienda en cada calle, la casi totalidad de las familias, con dirección, teléfono y hasta el número de la Libreta Electoral de los jefes de familia. Pero ¿cuántas eran las calles y las viviendas de la parroquia? ¿Cuáles eran sus limites jurisdicionales?

LIMITES Y CARACTERISTICAS DE LA PARROQUIA Se dijo arriba (nº 11) entre qué limites jurisdiccionales se conformó la parroquia y que en comparación con otras resultaba bastante extensa. A lo largo de los años y por diferentes circunstancias, se le fueron restando algunos sectores.

El primero fue en 1963 y para la creación de la Parroquia Ntra. Sra. de Belén. Por acuerdo de los párrocos P. Oscar Fernández (de la Medalla) y P. Félix Azcárate, de la nueva parroquia de Belén, se cedió a esta última el territorio comprendido desde el mar por la Av Crnl. Portillo hasta la esquina con Paul Harris y de aquí hasta la espalda de Residencial Santa Cruz por donde se sube hasta la “huaca” (en C/ Ramón Elías), saliendo a la Av Belén hasta Pezet. Es decir pasó a Belén el Cuartel San Martín hasta el mar, y la Residencial Sta. Cruz. Esta desmembración quedó sancionada el 10. 11.1976, por Decreto arzobispal que rectificaba los límites de la Parroquia de la Medalla.

El segundo fue en 1982 y a solicitud del Director de Puericultorio Pérez Araníbar (Beneficencia), por la peregrina idea de que “al retirarse de esta Institución las Hermanas de la Caridad de San Vicente de Paul, prácticamente quedó como desligada” de la parroquia. Simplemente no quisieron saber nada con la doble familia vicentina, que por 64 años atendió el Puericultorio. Por acuerdo de los párrocos PP. Gregorio Vidaurre (de la Medalla) y Juan Darder B, de la Parroquia S. Juan María Vianney, se cedió a esta última el perímetro del actual Puericultorio,

Se suele pensar que, por estar la sede parroquial en el Distrito de San Isidro, toda la parroquia es sanisidrina, homogénea, con un nivel de vida cultural, religiosa y económica, privilegiada y envidiable. La situación es muy distinta. La parroquia tuvo siempre y tiene ahora, una triple realidad, que afectó y afecta su pastoral en todos sus campos (sacramental, de salud, evangelización, etc.), y también la respuesta de los fieles. De los once (11) sectores en que la Parroquia fue dividida en 1985 para fines pastorales, seis (6) están en Magdalena, y tiene un barrio que es un Asentamiento Humano, y cinco (5), en San Isidro, los sectores más poblados ciertamente, pero en los que hay más de un 15% de judíos, incluido el Colegio León Pinelo, con su sinagoga.

A lo largo de los años, el habitat de la parroquia, en el sector sanisidrino, ha venido cambiando mucho, sobre todo en cuanto a lo de ser zona residencial. Algunas zonas, como la de Pezet, se han hecho cada vez más comerciales y empresariales (camuflados muchas veces); otros, como el de Alberto del Campo y Portillo, cada vez más conglomerados, con edificios de más de 15 pisos. En el primer período del Gobierno de Fernando Belaunde (1980-85) surgió la Residencial Marbella con 360 familias en18 blocks. Por parte de la población, ésta se ha ido haciendo cada vez más de la tercera edad, al emigrar los hijos a otros Distritos (La Molina y Surco, principalmente) o al extranjero. Las familias jóvenes, que se ven, son advenedizas, llegadas de otros Distritos en plan de superación, o extranjeras. Todo esto, y otros factores como el de los colegios existentes, afectó siempre y sigue afectando ahora la pastoral infantil y juvenil.

En el paisaje de la Parroquia hay nueve (9) Embajadas y/o Residencias de embajadores (Argelia, Cuba, Chile, Francia, Indonesia, Uruguay, Rusia, Suiza, Ucrania) Los Club Tacna y de La Libertad, el Lima Críquet, el Golf, el Club Social Cultural Deportivo Municipal (ejército cdra. 15). Un centro de formación y culto Budista. El Colegio León Pinelo de la Colonia Judía. Una docena de ONGs, La Casa Provincial de las Hijas de la Caridad. Dos grandes Colegio Particulares Católicos (el Sor Rosa y el CIFO, dirigidos por las Hijas de la Caridad y las Teresianas, respectivamente, etc. En este etc. hay que incluir todo el complejo de obras y servicios de la Municipalidad de San isidro. Todo esto y mucho más da imagen al sector, pero no apoyo a la pastoral…

DIMENSIONES Y ACCIONES DE LA PASTORAL PARROQUIAL En un entorno así y con instituciones y gentes tan diferentes en lo económico, cultural, social, religioso y distrital, ¿cómo plantearon los Padres su trabajo, qué pudieron hacer y qué logros obtuvieron? En un comienzo hubo que vencer dificultades y resistencias por el relevo de la comunidad a cargo de la Parroquia y, luego, por las incomodidades ocasionadas por la construcción del templo. Ambas cosas hicieron migrar a muchos hacia otras parroquias.

ORANTE Y EUCARISTICA Ante todo, se vio la gran necesidad de dar un servicio religioso - cultual y sacramental- , al creciente número de familias cristianas que venían a asentarse en Orrantia y que quedaban a desmano de las parroquias existentes en la zona. Fue esta necesidad sentida de servicio religioso la que se invocó como razón principal para la creación de la Parroquia. Por ello lo que más se cultivó y a lo que los fieles más se acostumbraron, fue el culto (misas/comunión), los sacramentos (bautismo y 1ª comunión para los hijos), y algunas devociones, como la de la Novena de la Medalla Milagrosa.

Apareció así desde el principio la dimensión “orante y eucarística” de la Parroquia, que aún se mantiene, pero también la poca participación de los fieles en la parroquia, al reducirla, en general, a la asistencia a las misas dominicales, con el mal endémico de llegar tarde y retirarse antes del final. No se pudo superar este mal, pese al esfuerzo de la formación de laicos a través de los Cursillos de Cristiandad (36 Cursillos de enero 1965 a enero 1974) e iniciativas similares.

Es este compromiso con su Parroquia y con los Grupos Parroquiales, el que, con motivo de las fiestas patronales de 1978, el P. Gregorio echa de menos y lo reclama en una sentida Carta Circular dirigida a los “queridos feligreses”. No a la desvinculación con su parroquia, dice, motivada quizá por “las incomodidades inherentes a la construcción de nuestro hermoso templo..., a la distancia de algunos sectores, la costumbre de frecuentar otras iglesias y otras posibles causas…”, (como la natural y social independencia de su gente). Para suscitar el amor a la patrona de la parroquia les envía un hermoso retrato de la Virgen de la Medalla, en cuyo pié va el horario de las misas y demás servicios.

No obstante las lamentaciones del párroco, el Censo hecho el domingo 2 de Diciembre de 1979, por el decanato 22, entre sus seis (6) parroquias, sobre la asistencia a Misa, la de La Medalla está arriba, la primera. Sobre un total de 10.125 personas no impedidas, un 68,3 % viene a la misa, un 67,1% viene todos los domingos y un 74% se declara parroquiano de La Medalla. La participación actual, teniendo en cuenta diferentes mediciones, resulta sólo ligeramente menor. En cuanto a los Bautizos y Matrimonios, el resultado al 31.12.2004 es el siguiente: nº de Bautizos: 10.171, es decir 203 cada año; nº de Matrimonios, 7.418, es decir 148 cada año. El primer bautizo asentado en los Libros se hizo el 6 de enero de 1956; el primer matrimonio, el 29 de enero de 1956.

MARIANA Esta dimensión cultual, sacramental y orante de la Parroquia fue vivida siempre bajo la maternal mirada de Ntra. Sra. de la Medalla Milagrosa. Lo que es verdad tanto en sentido espiritual como material o físico, pues María siempre presidió y preside desde lo alto, en donde su imagen está colocada, todas las actividades religiosas. Ser mariana es otra de las dimensiones de la Parroquia, por opción, por historia y por devoción. Fue siempre su titular. Recuérdese el celo con que el P. Antonio Moreno defendió el título de su iglesia, que lo tiene desde su creación en 1944. (cfr nº 15).

Aunque no se la llegó a hacer santuario mariano de peregrinaciones ni su Novena Perpetua atrajo multitudes, como en otras ciudades, la parroquia sí tuvo siempre su marca mariana y fue centro de irradiación mariana. Dio a conocer y difundió dentro y fuera de la parroquia, la devoción a María, como camino a Jesús y como cauce de solidaridad. Tanto que cuando la población al SO de la parroquia quiso darse un nombre tomó el de “Medalla Milagrosa”. En la población, como en Marbella, hay sendas Grutas de la Medalla Milagrosa, que son como sus capillas, así como dos escuelas que se llaman Medalla Milagrosa. Sin duda en todo esto hicieron un gran y buen trabajo las Hijas de la Caridad, que tienen su Casa Provincial en esa zona.

El gran y hermoso vitral de la fachada de la iglesia representa el estandarte de la Legión de María. Así lo quiso el P. Oscar Fernández, que no escatimó dinero ni esfuerzo por ponerlo. Lamentablemente, no cuajó el Grupo de la Legión de María que él fundara durante su gestión de párroco (1960-74). Tuvo mucho más éxito la Asociación de Damas de la Medalla Milagrosa que fundara en 1978 el P. José Tirvió, al año siguiente de su llegada a la Parroquia. Con más de 100 Damas activas animó la vida mariana de la parroquia por muchos años, y la sigue aún animando, aunque con perfil más bajo. No tuvo el mismo éxito la Asociación Caballeros de la Medalla Milagrosa, conformada con los esposos de las Damas. Se extinguió pronto sin pena ni gloria. Simultaneó con la AMM el Grupo Juventud de la Medalla Milagrosa, fundado por el P. César Peleteiro en 1984 y que durante 15 años desarrolló un trabajo polifacético y eficaz. En el 2000 el Grupo se disolvió y un par de años más tarde se fundo la Juventud Mariana Vicentina, siendo párroco el P. Antonio Elduayen.

VICENTINA: SOLIDARIA Y MISIONERA Otra característica propia de la parroquia, que estuvo en sus orígenes y está hoy, es su dimensión “vicentina”. Vicentina por haber sido entregada la parroquia a la comunidad de los Padres Vicentinos (nº 14. Lazaristas, de 1955 a 1958, incluidos). Y por estar dedicada a la Virgen de la Medalla Milagrosa, que la Señora quiso confiar a la Familia Vicentina, en la persona de una de sus hijas, Sta. Catalina Labouré. Pero vicentina también porque, desde el principio, la parroquia se manifestó solidaria y misionera, que van incluidas en la palabra vicentina, y que correspondía a quienes eran hijos del misionero y apóstol de la caridad, San Vicente de Paul. Digamos algo de cada una de estas dos dimensiones. Primero de su ser solidaria (asistencial (nºs 61-63) y promocional (64-67) y, luego, de su ser misionera (64-67)

DIMENSION SOLIDARIA Y CARITATIVA En cuanto a ser solidaria y caritativa con los pobres y necesitados, lo manifestó desde el principio, pues recién nacida la Parroquia, se constituye en 1956 un buen Grupo de Damas y se construye el Consultorio Médico Gratuito (nº 20), que funcionó con bastante eficiencia durante dos años. Lamentablemente cuando los reemplazantes Padres vicentinos lo recibieron sólo encontraron el sillón del dentista y un aparato de rayos X… En 1960, el P. Félix Azcárate, llegado de la comunidad C.M. en Chiclayo, se hace cargo del Consultorio Médico y organiza el Botiquín Parroquial, hasta que es destinado a la recién creada parroquia de Belén (1964). En 1973, estando de superior el P. Mendióroz, hubo 1500 atenciones de medicina general y odontología, en su mayoría a empleadas domésticas. La parroquia tenía entonces unas 12.000 personas, de las que un 30% de servicio doméstico.

En 1969 y por acción del Rotary Club y de la Municipalidad de San Isidro, fue inaugurado un Centro de Salud, en la cuadra 17 de la Av. Ejército, a pocas cuadras de la Parroquia. En 1985 el Ministerio de Salud lo asumió y amplió, dando una buena y amplia atención al sector. Esto hacía innecesario el Consultorio Médico, reducido en la fecha a una mínima atención odontológica. Fue entonces que se vio la conveniencia de dejar el servicio parroquial de salud y dar otro giro a la acción caritativa de la parroquia. En 1988 el edificio, en cuya planta baja funcionaba ya el Centro de Publicaciones de la Parroquia y se tenía el Depósito de Caritas (víveres y ropa), fue habilitado por el párroco P. César Peleteiro (1984-2000) para ser también el Departamento Administrativo de la Parroquia (Secretaría y Despacho Parroquial). Los altos siguieron siendo salón multiuso, al que desde 1982 y para servir también de “salón de matrimonios”, se pudo acceder por una regia escalera interna, que mandara construir el párroco P. Gregorio Vidaurre.

La acción solidaria y caritativa, promocional y asistencial, con “los pobres de la parroquia”, estuvo centrada, principalmente, en la población Medalla Milagrosa y en los corralones de la cuadra 4 de Alberto del Campo (32 familia) y González de la Rosa (26 familias). También en la parroquia vicentina de Villa María del Triunfo. Y, amén de otras cosas, en las campañas por situaciones de emergencia (terremotos, lluvias, friajes, etc.), promovidas por la Iglesia o por CAVI y después FAVI. Para todo esto los párrocos fueron creando Grupos Pastorales de Caridad, como la Sociedad de San Vicente de Paul (SSVP) y el Voluntariado Vicentino (AIC PERU) y encauzando otros como la Asociación de Damas de la Caridad (ADMM), a la acción sociocaritativa (Cfr nº 80 +) sobre los Grupos Pastorales)

Estando bastante bien cubierta la educación de los niños y adolescentes de la parroquia, ésta se preocupó por la educación y la capacitación de los adultos, las trabajadores del hogar en especial. Esta formación constituye el aspecto promocional de la acción sociocaritativa de la Parroquia, lo que fue desde sus inicios. Contando con las Hijas de la Caridad, que pusieron a su disposición el nº 100 de la actual C/. Juan Aliaga y una Hermana para Directora, el P. Oscar Fernández gestionó y logró del Ministerio de Educación, en 1963, la aprobación de la Escuela Parroquial “San Martín de Porres” y la Academia Gratuita de Corte y Confección “La Milagrosa”, así como la de “Capacitación Doméstica” con cursos libres, que funcionaron y siguen funcionando en la casa de las Hermanas. En 1977 la escuela parroquial tiene 400 alumnas adultas y la técnica artesanal 100. Desde 1990 la escuela pasó a ser Colegio y hoy (2005) Colegio Técnico Parroquial San Martín, con sólo Secundaria y una matrícula de 120 adultas. La Academia fue después CENECAPE y ahora CEO con 70 alumnas.

Vimos cómo el P. Oscar se preocupó por financiar y hacer funcionar ambas obras, llegando incluso a solicitar ayuda al Presidente Belaunde (nº 32). A su solicitud el Ministerio de Educación le otorgó en 1964 un libramientos de S/. 54.800). Para la formación no escolarizada de adultos, el P. Oscar apoyó la formación de un Club de Madres (25.08.1965), con las madres del corralón Alberto del Campo 444; lo hizo a sugerencia y con la dirección después de la educadora familiar Srta. Haydée Phun,. En la población Medalla Milagrosa formó con las Hermanas el Centro de Madres Ntra. Sra. de la Medalla Milagrosa, que, desde 1974, atendió el nuevo párroco P. Gregorio Vidaurre y, cuatro años mas tarde, con la Asociación de Damas de la Medalla Milagrosa, que acababa de fundar el P. José Tirvió, recién llegado a la parroquia (1977). Desde Enero 1989 tomó el relevo en la ayuda el Voluntariado Vicentino AIC, recién creado por el P. César Peleteiro.

En plan de formación cristiana los Padres tuvieron siempre catequesis parroquial de Primera Comunión y de Confirmación, bastante más numerosas que ahora. Y fue un buen trabajo tanto por el tiempo que había que darle como por el bien que hacía. Tuvieron además Semanas Religiosas, Retiros, preparación para los sacramentos y catequesis, en las escuelas y colegios del área parroquial, incluidas las secciones de niños y niñas del Puericultorio Pérez Araníbar, mientras estuvieron dirigidas por las Hijas de la Caridad.

A partir de la década del 90, la enseñanza religiosa y la preparación para los sacramentos, los Colegios Isabel Flores Oliva (CIFO), de las teresianas, y Sor Rosa Larrabure, de las Hijas de la Caridad. la hicieron por su cuenta, con la supervisión del párroco. Los alumnos de los otros colegios ubicados en la parroquia -Nacional María Reiche y Particular Cristo Redentor, ambos con Primaria y Secundaria, - se vienen preparando en la catequesis parroquial, reducida casi a ellos. Los de la Escuela Medalla Milagrosa son preparados por las Voluntarias Vicentinas. Hay además en la parroquia cinco (5) Nidos grandes, cuyos responsables se preocupan satisfactoriamente de la educación cristiana de sus niños. Para la Formación Permanente de laicos en la Parroquia, se vienen teniendo, desde Setiembre del 2004, con regular participación, los Martes Bíblicos y los Miércoles Teológicos.

DIMENSION MISIONERA La dimensión misionera le viene a la parroquia desde sus orígenes, por historia, y también por la vocación de sus responsables, los PP. Vicentinos, que, por definición son misioneros (de la Congregación de la Misión). La parroquia es misionera no en el sentido de la “misión ad gentes” sino en el de una pastoral que busca ir a las familias y formar con ellas una comunidad viva, participativa y misionera. Al respecto será bueno tener en cuenta lo que se dijo en el nº 45. Cómo, por razones de construir el templo y de implementarlo, los misioneros de la parroquia se recorrieron todas sus calles y visitaron todas sus casas, y esto en repetidas ocasiones. El Directorio Parroquial que hicieron hoy nos llena de admiración y de envidia, y sigue siendo utilizado para conocer mejor las familias y su trasiego. En cuanto a formar una comunidad, se puede decir que, tantas familias que estaban asentadas aquí o venían a asentarse comenzaron ser comunidad gracias a la iglesia. Literalmente, la comunidad cristiana fue creciendo con su iglesia,

Este trabajo de visitas pastorales (misioneras) asiduas duró hasta 1983, en que mueren -y mueren en esta su casa- , sus principales misioneros, los PP. Jesús Barrena y Oscar Fernández. (Entre paréntesis, de entre los 50 misioneros que vivieron y trabajaron en esta casa, ellos, que tanto hicieron por la iglesia parroquial (templo y comunidad cristiana), son los únicos que murieron aquí…). A esta labor pastoral misionera hay que añadir la evangelización integral que va implícita en la acción sociocaritativa, relatada en los números 61-67), especialmente la realizada en los lugares “alejados” de “Medalla Milagrosa”, Alberto del Campo, Puericultorio, Larco Herrera y Villa María del Triunfo. Señalar también que en esta casa vivió, siendo parte de la comunidad vicentina durante ocho años, el P. Baltazar Indurain, que misionó el pueblo de Arahuay (1966-74).

Merece ponerse de relieve el trabajo misionero de la Parroquia con motivo de las visitas del Papa Juan Pablo II al Perú en 1985 y en 1988. La primera misión, sobre todo, que fue muy bien organizada y trabajada y cuyos resultados aún perduran en los diferentes Grupos Bíblicos Marianos, que siguen reuniéndose semanal y rotativamente en alguna de las casa de sus miembros. Y en el Grupo “Cruz Misionera”, que lo hace en los sectores 1, 2, 3 y 4 de la parroquia (Marbella, Urbanización Salaverry, Malecón Bernales y Medalla Milagrosa, respectivamente). Fruto de la Gran Misión de Lima 1985 fue también el Grupo Juventud Medalla Milagrosa, que naciera el año anterior con el carisma misionero de San Vicente de Paul, para preparar la visita del Papa (nº 80)

Las dos misiones y la formación del Grupo JMM, fueron obra del párroco P. César Peleteiro (1984-2000). Lo fue también la Misión Jubilar por el año 2000, realizada en los últimos meses del año anterior, que aunque corta, resultó bastante buena. Desde el 2003 y con la dirección del párroco P.Antonio Elduayen (2002-…), estamos en la Gran Misión Remar Mar Adentro, que ha significado un tiempo fuerte de evangelización, formando misioneros, visitando casas, llevando a cabo reuniones de formación de laicos… Por ahora sólo Dios conoce los resultados reales, aunque han nacido dos pequeños Grupos Bíblicos, se ha institucionalizado la Formación Permanente para laicos y ha sido ”recreado” el Equipo Misionero de la parroquia, ahora con el nombre de San Vicente de Paul (06.05.2005), renacido de entre las cenizas del Equipo Misionero, que se formara para la Misión Jubilar y que coordinaban los esposos Oscar y Matty Ramírez.

LA CATEQUESIS Catequesis a todos los niveles (para Bautizos, de 1ª comunión, confirmación, Prematrimonial; con niños, jóvenes y adultos, etc.), hubo siempre en la parroquia, desde sus inicios. Los informes anuales sobre el número de los que hicieron su 1ª comunión y confirmación son elocuentes al respecto. En 1977, por ejemplo, hubo 200 1ªs Comuniones y 52 Confirmaciones; en el 2004, 173 1ªs Comuniones y 131 Confirmaciones (incluidas las de los Colegios CIFO, SRL y SMP). En su preparación se dieron muchas variantes a lo largo de los años, tanto de catequistas como de métodos y lugares. Pronto los colegios religiosos (CIFO, SRL, SMP) asumieron la responsabilidad de la catequesis de sus alumnos, quedando para la catequesis parroquial los niños y jóvenes de los otros colegios y eventuales.

La catequesis parroquial de los niños y jóvenes-no-de-colegios-religiosos la dieron catequistas voluntarios y miembros de Grupos, yendo incluso a darla en las mismas escuelas; los de CAPHONU (1984-99), y los VV/AIC, ahora en la población MM.. Cuando JMM dejó de dar catequesis en el 2000, ésta fue confiada a la Hª Dora hasta que, con la llegada del P. Antonio, se empezó a preparar un Grupo Parroquial de Catequistas, con el que desde entonces se la viene haciendo. El Grupo está integrado con jóvenes de CAPHONU, de JMV y otros. La catequesis de adultos, sistemática y durante un año, empezó a darse en el 2003. Coordinadora de la catequesis parroquial desde el 2004 es la Srta. Salomé Galindo. Responsable en el 2005, el P.Wiston.

El Equipo de Catequesis Prebautismal, se inició en a mediados de 1968 por el párroco P. Cesar Peleitero, con un grupo de laicos que habían participado en el Sínodo de Lima y que fueran preparados por el hoy Mons. Lino Paniza. Las charlas prebautismales eran semanales de 1 hora. En el 2002, con Mons.Revoredo de párroco, las charlas, fueron quincenales (1º y 3er miércoles), y de hora y media. Es lo que rige en la actualidad. El Equipo consta de cinco (5) matrimonios, que se rotan, haciendo de Coordinador los esposos Federico y Teresa Lau. Un Padre de la parroquia suele participar en las charlas como apoyo. El promedio quincenal de bautizos es de 5.

DIMENSIÓN COMUNITARIA o de los GRUPOS PASTORALES La parroquia como comunidad de comunidades es un bello sueño, que no logra realizarse ni siquiera como red de comunidades. Las comunidades existentes las llamamos Grupos Pastorales, que sí hay y las hubo desde el principio, no obstante la independencia y la renuencia de los fieles a reunirse y aún menos a formar parte de ellos. Los Grupos Pastorales fueron surgiendo a lo largo de los 50 años, algunos netamente parroquiales (Ministros Extraordinarios de la Comunión, Equipos de Liturgia y de Misiones, Grupo de Catequesis, etc.), otros, los más, dependientes de algún Movimiento o Asociación (Asociación de la Medalla Milagrosa, Voluntariado Vicentino AIC, etc.), pero haciendo su trabajo de acuerdo a las indicaciones de los párrocos y contando siempre con la asesoría de los Padres. Algunos Grupos Pastorales ya han sido mencionados y remitidos a este apartado. A continuación se los completa, refiriéndonos a ellos por orden cronológico o antigüedad.

Como se dijo arriba (nº 20, 21, 25), el primer Grupo que se formó en la parroquia fue el “Comité de Damas de la Medalla Milagrosa”. Integrado por 22 distinguidas Damas de la más alta sociedad, fue fundado en 1956 por el P. Teófilo Navarro. También se dijo arriba (nº 54) cómo los Cursillos de Cristiandad (36 Cursillos de enero 1965 a enero 1974) trabajaron en la formación de laicos propiciando el surgimiento de agentes pastorales. De la Legión de María se dijo (nº 59) que, en el plan del P. Oscar, estuvo llamada a un ser un Grupo Pastoral fundamental, pero fue y pasó sin pena ni gloria. No hay fecha de su fundación, pero debieron haber sido formadas muy pronto las Asociaciones de la Medalla Milagrosa, de Hijas de María y de las Damas de la Caridad. Se sabe que existían y que trabajaban de acuerdo a sus fines.

En 1977, el Informe del párroco P. Gregorio al Sr. Arzobispo menciona a las Damas de la Caridad y a las Conferencias de San Vicente de Paul. Habla también de una Hermandad (de la Medalla Milagrosa en la población del nombre) y del Movimiento Familiar Cristiano (MFC). Al año siguiente, en la evaluación que hace de la parroquia, el párroco habla de las esperanzas que tiene puestas en el Catecumenado, el Encuentro Matrimonial, la Asociación de Damas de la Medalla Milagrosa, y de un par de Grupos de Jóvenes, uno que forma el Coro Parroquial, y otro que trabaja sociocaritativamente en la población MM.

El Catecumenado lo introdujo en la parroquia el P. Gregorio, en 1977, y se fue con él en 1984. En sus 8 años de vida se logró una hermosa comunidad neocatecumenal con 50 miembros, que, al no poder seguir aquí, pasaron a la Comunidad de la parroquia San Felipe y luego a la del Pilar. Sabemos que terminaron “el camino”… En la parroquia no se conserva una relación de los catecúmenos de aquella comunidad. (El P.Timoteo fundó otra comunidad en Villa María del Triunfo, a donde fue destinado en 1984. Cuando en el 2002 regresó a su parroquia de Orrantia, acompañó a la comunidad neocatecumenal que funcionaba en la parroquia de La Asunción. Fue en aquella celebración pascual neocatecumenal del 2003, que se sintió muy indispuesto, originándose al día siguiente un aneurisma cerebral. Sólo la postración que esto le ocasionó impidió que pudiera seguir yendo al Catecumenado, que siempre llevó tan adentro.

La Conferencia San Vicente de Paul la fundó el P. Gregorio en 1975. Existen varias fichas de atención. En una de ellas, del 14 Enero de 1976, la titular NN recibe una ayuda en víveres por S/ 589.00. Discontinuada, en el 2003 renació de sus cenizas con entusiasmo juvenil - por el entusiasmo y por ser jóvenes sus integrantes; (en el lapso, tres de sus miembros han contraído matrimonio). Sus 12 miembros han trabajado en la catequesis parroquial de adultos, y trabajan como voluntarios en la Posadita del Buen Pastor (niños con VIH) y en visitas a personas de la tercera edad.

La Asociación de Damas la Medalla Milagrosa (ADMM) nace el 8.de agosto de 1978, gracias a la experta acción del vicario P. José Tirvió y la entusiasta colaboración de una docena de señoras, que constituyen la Primera Directiva. Había en la parroquia muchos/as devotos/as de la Virgen de la Medalla Milagrosa, pero no estaban organizados/as como Grupo Pastoral. La flamante Asociación nació pujante (más de cien Damas activas) y con fines muy claros: para vivir, dar a conocer y propagar la devoción a María, bajo la advocación de Ntra. Sra. de la Medalla Milagrosa; y para ayudar a los hermanos más necesitados. Ambas cosas las hizo desde un principio y las sigue haciendo, aunque, con el correr de los años, su campo de acción y el ritmo del trabajo hayan disminuido.

Comunidad homogénea de distinguidas Damas y muy colaboradoras, fueron por años el alma mariana de la parroquia. Celebró y sigue celebrando en grande las fiestas de su Patrona, repartió medallas por miles, creó una gran red de visitas domiciliarias con 30 capillas o urnas de la Virgen, la mitad de las cuales aún siguen visitando las familias. En 1987, con el Hº Pedro Ruiz, mandaron hacer y colocaron en el jardín sobre un pedestal, una bella imagen de la Virgen de la Medalla Milagrosa. Que mira acogedoramente a cuantos pasan por la calle o entran a la Iglesia. Por la noche se ilumina y sigue siendo parada obligada de oración para cuantos pasan por la calle.

Fueron también el brazo de ayuda fraterna en la parroquia (local comunal de la población Medalla Milagrosa, corralón de Alberto del Campo, el Puericultorio y el Psiquiátrico Larco Herrera); y fuera de la parroquia (Hogar infantil de Chaclacayo y Hogar Infantil “Aurora” de las Hijas de la Caridad, este último en Lurín y para cuya construcción consiguieron $ 20.000 del “Centro Hispano Peruano”, parroquia Villamaría del Triunfo, etc.). Su jugoso aporte anual al Seminario Vicentino, producto de las limosnas de las capillitas domiciliarias y de actividades, merece esta mención aparte.

Asociación de Caballeros de la Medalla Milagrosa, correlato de las Damas, la fundó el P. José Tirvió, con los esposos de algunas de ellas, animado por el éxito de la Asociación de Caballeros de la Asunción, que él fundara en la Parroquia del mismo nombre. Calcada en ella, no tuvo el mismo éxito, ni mucho menos, extinguiéndose pronta y silenciosamente.

La Asociación del Apostolado de la Oración (AO), fue fundada también por el P. José Tirvió, en 1979, un año más tarde que la de las Damas, muchas de las cuales entraron a formar parte de la AO y siguen siendo de miembros de las dos. Han sido promotoras de la devoción al Sagrado Corazón de Jesús, celebrando con misa y Hora Santa los Primeros Viernes, y siempre muy solemne y pastoralmente su Fiesta de Junio. Su trabajo es doble: orar y enseñar/animar a orar… Oran, se forman, programan su trabajo y lo evalúan en las reuniones de los 3ºs viernes de mes. También cuidan del ornato y de las bancas de la iglesia. “Después de un año y algo más (2002-03) se ha dado por terminado el arreglo de las bancas de nuestra Parroquia. Así como también, el arreglo de los cuatro ambones para las lectura, banquetas del altar, reclinatorios y bancas para los matrimonios, bases de santos de la capilla, alcancía de Santa Rosa, sillas y percheros de la Sacristía. Todo esto por el valor de S/12,600 soles. Las bancas: S/11,200 y los muebles de la igiesia S/.1,400”.

“La mitad de este costo ha sido cubierto por 46 familia de la Parroquia y los Grupos de Voluntarias Vicentinas, Renovación Carismática y Señor de la Misericordia. La otra mitad ha sido cubierta por el Apostolado de la Oración.Hacía mucho tiempo que no se hacía mantenimiento de los muebles y enseres de la Iglesia.

La Juventud Medalla Milagrosa se formó en 1984, con motivo de la Gran Misión de Lima, que preparó la visita de Juan Pablo II en 1985 (1-5 de Febrero). Su fundador y asesor durante 15 años fue el párroco P. César Peleteiro. Bastantes de sus jóvenes venían de otras parroquias. Animaron las misas como coro, dieron catequesis sacramental en la parroquia, apoyaron el trabajo de las Damas AMM en la población Medalla Milagrosa y, habiendo nacido como Grupo Misionero, dieron misiones en la montaña (Nueva Cajamarca), siendo ésta su preferida actividad. Lamentablemente, el Grupo se deshizo con el relevo del P. César por el nuevo párroco Mons. Raymundo Revoredo, en el año 2000.

Fundada en 1979 para la formación y catequesis profundas de los laicos, CAPHONU, sigla de Comunidad Apostólica de Hombres Nuevos, fue autorizada a establecerse en la parroquia por el P.César Peleteiro el 25 de agosto de 1984. Para animar la misa dominical de 11, ayudar en la elaboración del Boletín Parroquial y para llevar la catequesis del C. N. María Reiche, lo que hizo hasta 1999. El Grupo es muy responsable, ejemplar y colaborador. Su Director del 2001 al 2004, Domingo Neme R., es ahora el Director General del Movimiento.

El Grupo de Oración Carismática Católica Medalla Milagrosa fue fundado en 1985, a petición del P. César Peleteiro. El Grupo fundador contó con 18 miembros: 6 directivos y 12 asambleístas, siendo la 1ª Responsable la Sra. Cecilia Giraldi. Su asesor por catorce (a) años fue el Hº Pedro Ruiz, que siempre asistió a las reuniones. En sus 20 años de vida y en cumplimiento de sus Estatutos se han sucedido 11 Directivas. Alaban al Señor, se forman en la Palabra de Dios y en Seminarios de Vida según el Espíritu, participan en las celebraciones de la parroquia y de la RCC, y hacen muchas obras de caridad… El Grupo se caracteriza por su entusiasmo en las celebraciones y por su regularidad (reuniones, asistencia, cumplimiento). Entre sus miembros hay que destacar a Mercedes Ureta, Teresa Falconi, Victoria Cóndor…, santas y maravillosas personas Q.E.P.D.

Los Ministros Extraordinarios de la Comunión (MEC) fueron promovidos por el P. César Peleteiro en 1988. Los seis fundadores fueron instituidos por Mons. Juan Luis Cipriani el 2 de agosto y presentados en la Parroquia el 14. Otros nombramientos fueron en 1996, 2002 y 2005, siendo en la actualidad 15 ministros. Coordina el Grupo el Sr. César Chávez, uno de los fundadores. Son todos varones y hacen bien su trabajo de distribución de la comunión en las misas y a los enfermos, de organización de las principales Festividades de la Parroquia y de apoyo a las actividades comunes del Proyecto Parroquial. Son un Grupo serio y cumplidor

La Asociación del Señor de la Misericordia se constituyó en la parroquia el 21 de mayo de 1993, por un grupo de señoras de edad, deseosas de ayudar a los niños desamparados y enfermos del Instituto de Salud del Niño. Para ello hacen un par actividades al año, cuyos ingresos, junto con las cuotas mensuales de las socias, sirven para comprar instrumental médico y medicinas y para cubrir atenciones de niños pobres. Se reúnen todos los primeros lunes de mes en la casa de su Presidenta Sra. Teresa de Quiroz. El P. Antonio les dio carta de reconocimiento parroquial, cuando participó en sus reuniones y actividades, y cuando en el 2003 entronizó en la Capilla de la iglesia un Cuadro grande del Señor de la Misericordia, mandado hacer ex profeso. Hoy la Capilla se llama del Señor de la Misericordia cuya fiesta se celebra solemnemente.

El Equipo Misionero San Vicente de Paul (Cfr. nº 70 y 71), tiene sus antecedentes en los Equipos Misioneros (4) formados para la Gran Misión Remar Mar Adentro, y aún antes, en el Equipo Misionero 2000, formado por el P. César para la Misión Jubilar. De todos modos, los antecedentes de uno y otro están en el Equipo Misionero, formado con motivo de la Visita de Juan Pablo II en 1985 (cfr nº 70). Sin duda todo este hablar y accionar misionero ha creado conciencia misionera en la comunidad cristiana activa de la parroquia, no obstante que haya mucha reticencia y negativa a integrar Equipos Misioneros. El flamante Equipo Misionero SVP (2005) ha empezado con muy buen pie su trabajo, con la asesoría y el acompañamiento del párroco.

A inicios de 1998, a pedido de un grupo de señoras, que desean trabajar con los pobres de la Parroquia, y con el apoyo del párroco P. César Peleteiro, se constituyó el Voluntariado Vicentino. Actualización de las Damas de la Caridad, que fundara S. Vicente de Paul en 1617, y que funcionaran en la Parroquia desde sus inicios (cfr 77), integra la Asociación Internacional de Caridades (AIC), a través de la Asociación Nacional. La 1ª Directiva fue elegida el 19 de Marzo, siendo elegida Presidenta la Sra. Rosa Díaz de Cabada, con una lista de diez miembros. Desde sus comienzos aquí, tiene a su cargo la acción caritativa social de la Parroquia, la que realiza a través de 5 áreas y servicios: Asistencial, de Formación, de Desarrollo Humano y Promoción Social, de Salud y de Relaciones Públicas. Las socias activas no son muchas, así que deben duplicarse en los servicios. Sus campañas de salud han ganado prestigio y respuesta de la gente. Asistencial y promocionalmente (en formación y capacitación), trabajan sobre todo con y en la población Medalla Milagrosa.

Juventud Mariana Vicentina (JMV) nació en el 2003 de la fusión del recreado Grupo Juventud Medalla Milagrosa (unos 12 integrantes) con el Grupo de JMV que existía en el Colegio Sor Rosa. Fue a sugerencia de su Asesora Sor Vilma, con el Visto Bueno del párroco P. Antonio Elduayen, y para abrir JMV al campo de la pastoral de la parroquia. Los comienzos fueron difíciles hasta que llegó como asesor el jumavi y ahora teólogo vicentino Alex. Alex puso mucho empeño... y convirtió al grupo en una familia. La crisis llegó con el cambio de asesor, cuando tuvo que retirarse Alex. Ahora, con otro nuevo Asesor (P.Wiston) y el mayor compromiso de los jumavis, de nuevo nos hemos levantado, tenemos nuevos integrantes y un consejo. Acaban de cumplir dos años.

El Grupo, hoy Equipo de Liturgia Juan Gabriel Perboyre, se constituyó el 1º de marzo de 2003, después de una par de meses de práctica/aprendizaje. Su iniciador y coordinador fue el piurano Sr. Jorge Zapata, secundado por media docena de entusiastas feligreses, entre los que siempre destacó la Srta. Marita Cárdenas, su actual Coordinadora. El Equipo nació para cuidar y animar la liturgia, especialmente de las misas, proveyendo lectores, monitores, “colecteros”, recepcionistas, vigilantes, cantores… Tantos cantores que el Equipo ha hecho su Coro de la Medalla Milagrosa, que anima la misa dominical de 7.30 y otras. El Equipo está en todo aquello que tiene que ver con el culto y el decoro de la casa de Dios, y siempre atento a las indicaciones del párroco. Aunque de hecho no forme parte del Equipo de Liturgia se debe mencionar aquí al pequeño Grupo de los Acólitos. Su coordinadora, Sra. Teresa de Tamayo, viene trabajando con ellos desde el 2003 y ha hecho verdaderos milagros para mantener en activo 3 ó 4, lo que nunca antes se consiguiera.