Hoja Parroquial - Encuentro Nº 255

06/02/10
Carta del Párroco

Queridos amigos

En su evangelio (Lc. 1-11), Lucas nos traslada hoy de la Sierra de Galilea al Mar de Tiberíades.  De su tormentoso pueblo de Nazareth a las plácidas orillas del mar o Lago de Genesaret. No son muchos los kilómetros de distancia, pero el paisaje, el trabajo y la gente, son muy distintos. Aquí la gente se agolpa para escuchar la palabra de Jesús, quien ve por conveniente subir a la barca de Simón para seguir hablano un poco apartado de la orilla. Simón Pedro y los hijos de Zebedeo (Santiago y Juan), a quienes ha venido a buscar, están ahí, limpiando las redes después de una larga noche de trabajo sin pescar nada. Se conocen desde hace un tiempo (       ) y están a la espera de que Jesús los llame definitivamente para seguirle. ¿Habrá venido a buscarlos? Sí, para hacerlos pescadores de hombres (Lc.      )

La pesca milagrosa, que hacen a pleno día con Jesús, los llenará de asombro y de decisión de dejarlo todo y de seguirle, como lo hicieron (         ). El milagro,  -un signo o manifestación de quién de verdad es Jesús-, presenta detalles interesantes, que Lucas ha recogido en frases que se han hecho de antología y que ustedes recordarán. Jesús: “¡Rema mar adentro…”! Pedro: “¡En tu nombre echaré las redes!” Pedro: “¡Apártate de mí que soy un pecador!”. Jesús: No temas… Serás pescador de hombres!” Es bueno recordarlas. Recordarlas en el contexto en que fueron dichas, pero también en los tantos otros contextos en los que las hemos escuchado y las hemos dicho. Por falta de espacio, yo me referiré aquí  sólo dos de ellas.

“¡Rema mar adentro!”, ¿no les recuerda la Gran Misión de Lima, que llevamos adelante entre los años             ?  Es también una invitación a ir siempre más allá, más alto y más profundo. A vivir por un ideal. A ir con Jesús, a seguirlo a Él, sin importar las dificultades y sin temores. “¡En tu nombre echaré las redes”, donde más importante que echar las redes es echarlas en el nombre del Señor. Pedro y sus compañeros habían estado echando las redes durante toda la noche, que es cuando los cardúmenes se mueven y caen en la red. Pero no habían conseguido nada. Bastó que echara las redes en el nombre del Señor, por deferencia a Él, para que se hiciera el milagro: los peces no cabían en las redes. Nuestros fracasos, ¿no se deberán a que queremos hacer las cosas por sólo nuestra cuenta, sin contar con Dios?

Para hacer las cosas en el nombre de Dios, los cristianos tenemos una hermosa oración, breve y contundente: la llamamos la señal de la cruz. Con ella invocamos a la Santísima Trinidad y la cruz salvadora de Jesucristo, que son los dos grandes misterios de nuestra fe. Pero no sólo los invocamos, sino que es en nombre de ellos que nos disponemos  a hacer cuanto tenemos que hacer. Desde empezar el día al levantarnos, hasta salir de casa, ir al trabajo, viajar, etc. Con ellos y por ellos… Lamentablemente solemos comernos el comienzo de la oración. El “en nombre de…” lo decimos muy rápido y/o no nos damos cuenta. O simplemente ya no hacemos la señal de la cruz.

Iniciémoslo todo en el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo, mientras trazamos sobre nosotros la señal de la cruz, bien hecha. Nos pasará como en la pesca milagrosa: tendremos éxito en cuanto emprendamos. ¿Qué nos cuesta hacer la prueba? Al mismo tiempo estaremos recuperando una buena práctica cristiana que vamos olvidando.

Noticias

Noticias

CURSO DE FORMACIÓN EN LA FE
Se lo llevará a cabo del 22 al 26 de febrero, 3.00 a 8.30 p.m., en el Auditorio del Colegio San Vicente de Paul, (Av. Domingo Elías, Cdra. 6, s/n. Surquillo, Alt. Cdra. 6 de Av Angamos Este). Por sus ponentes (Juan Carlos Pissano, entre otros) y temas, el Curso se recomienda por sí solo. Y vale la inversión general de S/. 60.00  (S/. 50 y hasta sólo S/. 40, quienes se inscriban antes del 13). Hay un tema bíblico-litúrgico  (claves para comprender el evangelio de San Lucas, Ciclo C de la liturgia); un tema teológico  (unidad y diversidad en la vida de la iglesia. Ministerios eclesiales); y un tema de catequesis (evangelizar con el leguaje de hoy el mensaje de siempre). Mayores informes en los posters de los murales de la parroquia y en secretaría

ECOS DEL CONSEJO  PARROQUIAL.DE ENERO
Se lo llevó a cabo el martes 2 con la participación de 22 miembros de 14 Grupos Pastorales, los que presentaron su Informe de Enero, hablado y por escrito. Se recibieron sólo 7 Evaluaciones.de GPs. Luego el párroco agradeció a los presentes sus oraciones por el Retiro Espiritual de los Padres, y su participación en los Jueves Eucarísticos y en el rezo del santo Rosario en la Iglesia. Enumeró las celebraciones que se tienen en el 2 de Febrero e hizo hincapié en su Agenda, publicada en la Hoja Parroquial. Se refirió más in extenso a: la 17ª Jornada Mundial del Enfermo, el jueves 11, con la posibilidad de recibir el sacramento de la unción en la misa de 11; y al Miércoles de Ceniza, el 17, en el que se inicia la Cuaresma. Se dijo que celebraremos el viacrucis en los 6 viernes de la Cuaresma y se asignaron los GPs Responsables de cada viernes, Luego entregó el Calendario de Actividades del PPP 2010 y la Guía para la elaboración de los Proyectos de Trabajo 2010 de los Grupos Pastorales, cuyos puntos fue explicando. Siendo casi las 9 p.m. se dio por terminada la reunión invocando y poniendo nuestros trabajos en manos de María de la Medalla Milagrosa.

TALLERES DE ORACIÓN Y VIDA (TOV)
Los conocemos y realizamos hace tiempo en la parroquia, gracias sobre todo a los esposos Federico y Teresa Lau. Los TOV brindan una experiencia maravillosa de crecimiento en Cristo, y hace que bastantes talleristas se comprometan con las actividades y los Grupos Pastorales de la parroquia. Para este año anuncian como novedad los Talleres para niños, además de los Cursos Matrimoniales, que iniciamos hace un par de años. Les deseamos el mayor de los éxitos.

LOS MESES DE VERANO…
Suelen hacernos más informales, sobre todo en el vestir y en la puntualidad, ya bastante deficiente. Se nos pide encarecidamente hacer un mayor esfuerzo por llegar puntuales a la Sta. Misa y venir debidamente vestidos, como corresponde a quien viene a la Casa de Dios.

INSTALACIÓN DEL COMITÉ DISTRITAL DEFENSA CIVIL (CDDC) DE SAN ISIDRO.
Se la llevó a cabo el jueves 28.01 en el Auditorio de la Biblioteca Municipal y contó con la participación de las autoridades de INDECI, que conformaron la mesa de honor, y con la presencia de casi todos los 30 miembros, que integran las 8 Comisiones del Comité. Los discursos, sobre el fondo de los desastres de Haití y el Sur Grande del Perú, sensibilizaron sobre la importancia de la Defensa Civil, Hecha la juramentación se tuvo un brindis de honor. El párroco P.Antonio integra el Comité de logística, que tuvo su primera reunión de trabajo el miércoles 3 d. cc.

COLECTA DE LA CARIDAD.
Será el próximo domingo 14, empezando desde el mediodía del sábado. Cuando haga o mande hacer las compras del mercado, acuérdese de añadir algo para la Colecta y propóngase traerlo personalmente ese domingo 14. Su caridad habrá sido completa. Gracias.

Tema

LA PRESENTACIÓN DEL SEÑOR EN EL TEMPLO Y LA CANDELARIA

Aunque el 2 de Febrero lo conocemos como el Día de la Candelaria, lo principal que celebramos en él es la Presentación del Señor en el templo. La Purificación de Nuestra Señora, que fue recogida en el 4º misterio gozoso del Rosario, fue parte de la celebración hasta el Concilio Vaticano II. Desde entonces la liturgia descartó lo de la Purificación de María  -¿purificarse de qué?-, y acentuó el aspecto cristológico de la fiesta: Presentación de Jesús en el templo. Tanto que la ha hecho el Día de la Vida Consagrada. Hoy es también el Día en que las mamás llevan sus bebés a la iglesia, para presentarlos al Señor y recibir su bendición. ¡Cuántos de ellos son ofrecidos con el secreto deseo de que Dios los llame a la Vida Consagrada!.

Ciertamente la Presentación de Jesús en el templo es el acontecimiento más importante de todo el relato de Lucas (2, 22-40). ¿Por qué? Porque es el Señor en persona quien entra en el templo y toma posesión del mismo, cambiándolo todo y trayendo un nuevo culto a Dios. Según la Torah (Ex 13, 2; Num 18,15), “todo varón primogénito será consagrado al Señor”, sólo que, en este caso, ¡Jesús es ese Señor…! Por vez primera en la historia del templo y de la religión judía, lo más importante ya no es el santuario con el santa santorum sino el Señor en persona, quien toma posesión del templo y busca adoradores en espíritu y en verdad... (Jn 4, 23). Su presencia llena el templo de resplandor nuevo.

Desde hace 17 siglos, hoy se celebra también la Fiesta de La Virgen de la Candelaria, que es una fiesta muy querida por el Pueblo de Dios. Ahí están, por ejemplo, Río de Janeiro en el Brasil, y Puno, entre nosotros, que la celebran a lo grande, siendo su fiesta patronal. La Virgen de la Candelaria nos recuerda a María llevando en sus manos y presentando en el templo a su hijo Jesús, que es Luz del mundo..

Nos gusta simbolizar a este Jesús Luz en una candela y son miles, millones de candelas las que hoy son presentadas en los templos, celebrando aquel acontecimiento. Para ello, las candelas son bendecidas en una emotiva Bendición y Procesión de las Candelas. Luego cada uno lleva a casa su candela (vela, velón, cirio) y la prende en ocasiones especiales (cumpleaños, rogativas, acción de gracias) para que sea como la presencia del Señor, que es Luz, e ilumina y bendice. Algo así como, en ocasiones especiales (Bautizos, Misa Mayor, etc.), la Parroquia enciende el cirio pascual que representa al Señor Resucitado.

Un resplador nuevo es lo que el anciano Simeón ve en el niño que traen María y José: “luz para iluminar a las naciones y gloria de su pueblo Israel”. “Luz de las gentes”, llamó el anciano Simeón a Jesús, por inspiración divina. Luz del mundo, se llamará a Sí mismo Jesús en alguna ocasión (Jn 8, 12). Después de 1964 años, la Iglesia, reunida en el Concilio Vaticano II, retomó ese título y se lo puso a su principal Constitución: Lumen Gentium o Luz de las Gentes (LG).

LG es un maravilloso documento que nos cuenta cómo es la Iglesia en sí misma, en su interior. Cómo se ve a sí mima. No deja de ser significativo el que, como Jesús, la Iglesia, que es su presencia y acción en la tierra, quiera llamarse y sea Luz de los Pueblos. Alguien ha dicho que en vez de ir hoy a la iglesia llevando una vela para su bendción, habría que ir llevando y mostrando la Constitución Lumen Gentium…


Archivo de la Hoja Parroquial

A continuación el archivo con los números anteriores de la Hoja Parroquial Encuentro

Hoja Parroquial - Encuentro Nº 506
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 503
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 501
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 500
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 499
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 497
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 496
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 495
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 493
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 494
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 200
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 200
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 482
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 480
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 479
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 478
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 477
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 476
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 474
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 473
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 472
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 470
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 471
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 469
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 468
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 466
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 465
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 464
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 462
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 461
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 463
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 460
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 458
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 457
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 456
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 455
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 455
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 454
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 453
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 450
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 452
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 451
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 450
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 449
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 448
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 447
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 446
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 445
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 444
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 443
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 442
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 441
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 440
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 439
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 438
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 437
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 436
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 435
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 434
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 433
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 432
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 430
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 429
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 428
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 427
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 426
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 425
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 424
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 423
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 422
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 421
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 420
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 419
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 417
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 416
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 415
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 414
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 412
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 411
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 410
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 409
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 408
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 407
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 406
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 405
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 404
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 403
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 402
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 401
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 399
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 398
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 397
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 395
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 394
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 392
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 391
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 390
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 389
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 388
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 387
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 386
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 385
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 384
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 383
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 382
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 381
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 380
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 379
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 378
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 377
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 376
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 375
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 374
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 373
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 372
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 371
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 370
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 369
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 368
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 366
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 365
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 364
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 363
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 362
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 361
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 360
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 359
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 358
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 357
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 356
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 355
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 354
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 352
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 351
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 350
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 349
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 348
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 347
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 345
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 343
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 342
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 341
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 340
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 339
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 338
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 337
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 336
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 335
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 334
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 333
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 332
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 331
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 330
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 329
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 328
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 327
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 326
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 325
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 324
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 323
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 322
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 321
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 320
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 319
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 318
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 317
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 316
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 315
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 314
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 313
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 312
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 311
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 310
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 309
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 307
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 304
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 274
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 273
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 272
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 271
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 270
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 269
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 268
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 267
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 266
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 265
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 264
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 263
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 261
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 260
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 259
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 256
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 258
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 257
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 255
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 254
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 253
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 252
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 251
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 250
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 249
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 248
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 247
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 246
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 245
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 243
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 242
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 241
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 240
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 239
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 238
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 237
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 236
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 235
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 234
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 233
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 232
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 231
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 230
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 229
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 228
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 227
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 226
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 225
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 224
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 223
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 222
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 221
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 220
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 219
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 218
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 217
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 216
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 215
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 214
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 213
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 212
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 211
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 210
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 209
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 208
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 207
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 206
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 205
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 204
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 203
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 199
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 198
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 197
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 196
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 195
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 194
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 193
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 192
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 191
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 190
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 189
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 188
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 187
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 186
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 185
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 184
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 183
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 182
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 181
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 180
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 179
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 174
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 173
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 172
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 171
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 170
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 169
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 168
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 167
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 166
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 165
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 161