Hoja Parroquial - Encuentro Nº 417

15/03/13
Carta del Párroco
Queridos amigos

El evangelio de “Jesús y la mujer adúltera” (Jn 8, 1-11) es un hecho de vida lleno de enseñanzas, pues pone de relieve el machismo judío, el amor compasivo de Jesús y su sabiduría salomónica, la primacía del perdón, etc. Pero lo que más pone de relieve es la primacía de la persona humana: su valor está por encima de todo. Es decir, para Jesús (para la iglesia y para nosotros), las instituciones, los gobiernos y las leyes deben estar al servicio del hombre y de la mujer; y no al revés. Es lo que no se cansó de enseñarnos Jesús. Para los judíos ninguna institución había tan sagrada como “el sábado”, que se había convertido en verdadero tabú. Sin embargo, Jesús enseñó: “No está hecho el hombre para el sábado sino el sábado para el hombre” (Mc 2,27).

Al respecto, la actitud de Jesús para con la mujer adúltera es totalmente diferente a la de los judíos. Para estos, la adúltera no cuenta como ser humano. Ni les escandaliza su pecado. Para ellos, mujer y delito son sólo una buena oportunidad para hacer quedar mal a Jesús, para ponerlo en aprietos, para sacarle un SI o un NO, a como dé lugar. Salomónicamente, Jesús no dirá ni SI ni NO, sino algo tan sencillo como “quien esté sin pecado que tire la primera piedra”. Bastó eso -y lo que Jesús escribía en el suelo-, para que los acusadores se fueran “retirando uno a uno empezando por los más viejos”, como observa Juan irónicamente. Para nosotros, una de las consecuencias de la primacía de la persona humana, es reconocer siempre su dignidad y nunca “utilizar” a nuestros semejantes ni servirnos de ellos en provecho propio.

Otra de las consecuencias de la primacía de la persona humana, es que nos pide ser comprensivos y tolerantes con nuestros semejantes, en especial con los caídos en desgracia, y aceptarlos como son, más allá de sus errores y pecados. Ahora, si queremos imitar a Jesús (y tenemos que imitarlo), tendremos también que quererlos y hacer cuanto pueda ayudarlos. Y todo esto no tanto por virtud cuanto porque son seres humanos. Porque “el hombre es la única criatura terrestre a la que Dios ha amado por sí mismo” (GS 24); y por sí mismo la amó Jesús y tenemos que amarla nosotros. Sea lo que sea y tenga lo que tenga.

En el caso de la mujer adúltera, es conmovedor el trato que Jesús le da y el diálogo que sostiene con ella. Vale la pena leerlo (Jn 8,10-11). Y meditar y hacer nuestras las emotivas y consoladoras palabras que Jesús le dirige. Para decírselas a quienes creemos que ofenden y/o nos han ofendido. Mujer (hombre)…, yo tampoco te condeno. Vete, y en adelante no peques más. Hay que estar siempre dispuestos a perdonar, hasta setenta veces siete, dice el Señor (Mt 18,22). Al respecto, este evangelio de la primacía de la persona humana, es igualmente el evangelio de la primacía del perdón. Un perdón que libera y lleva a empezar una vida nueva, feliz y fructuosa. Es lo que Jesús le pide y nos pide con ese Vete y no peques más.

Noticias

Noticias
AGENDA: 2ª Quincena de Marzo
19  San José, esposo de María y custodio de la Sta. Familia y de la Iglesia.
22 - 24 CAVI: 1º Taller para catequistas.
23. Marcha por la Vida, desde las 9 hrs. en el Campo de Marte.
24-30  SEMANA SANTA. Programa especial. Triduo Sacro 28-30
24  Domingo de Ramos: Procesión de Ramos a hrs. 11. 30; junto a CIFO
25-27: MiniRetiro Grupos y agentes: misa 6.30 p.m. y reflexión 7.30 a 9 p.m.
27  Novena Perpetua a la Virgen de la MM. hrs. 11.00 a.m.
28  hrs.7.30 p.m: La Cena del Señor: 8.30 Adoración Santísimo en el Monumento.
29  hrs.5.30 p.m.: Oficios de Viernes Santo y Vía Crucis por las calles.
30  hrs.8.00 p.m.: Vigilia Pascual.
31  Domingo Pascua de Resurrección: Misas 9, 11, 12; 5.30 y 7.30;  HdC, 10 a.m.

NUEVO PÁRROCO DE LA MEDALLA MILAGROSA
Por Resolución Arzobispal del 28.02.2013 ha sido nombrado párroco de la Medalla Milagrosa el P. José Antonio Ubillús Lamadrid, ampliamente conocido por un sector de la parroquia, en la que vivió 6 años primero como estudiante y luego 3 años como administrador parroquial y superior de la comunidad (1973-76). Tomará posesión del cargo de manos de Mons. Octavio Casaverde, Vicario General de la Arquidiócesis, en la misa de 12 del domingo 7, Fiesta del Señor de la Divina Misericordia. Se dará una semblanza del nuevo párroco en la HP del domingo 7. El saliente párroco P. Antonio continuará en la parroquia hasta mayo.

PROGRAMA DE SEMANA SANTA
Les será entregado el próximo domingo 24, que es Domingo de Ramos e inicio de la Semana Santa. Hasta entonces, pueden tomar nota de las celebraciones principales viendo la Agenda que encabeza esta hoja. Recordar también que del 25 al 30, rezamos Laudes todos los días a las 7.30 de la mañana, con los libros que presta la parroquia. Esperamos a muchos.

DOMINGO DE RAMOS:
La bendición y procesión de Ramos la tendremos el próximo domingo 24, a las 11.30 de la mañana, hora exacta, en Dellepiani con Manuel Salazar (esquina del colegio CIFO). A continuación y en la iglesia, celebraremos la Misa de Fiesta, a las 12 m. Ese Domingo de Ramos será nuestra 1ª Cita de Honor con el Señor de la Semana Santa.

LA ANUNCIACIÓN Y ENCARNACIÓN DEL HIJO DE DIOS
La celebramos siempre el 25 de marzo, pero por caer este año en Semana Santa, desdoblamos la fecha teniendo el sábado 23 la Marcha por la Vida y el 8 de abril la fiesta litúrgica, en la que se bendecirá a las mamás expectantes, gestantes y recientes con sus bebés.

MARCHA POR LA VIDA 2013
Nos esperan el sábado 23 a las 9.30 en la Av. de la Peruanidad (campo de Marte). Para ir y volver se contratará un bus, que saldrá de la parroquia a las 9.00 a.m. Por favor, inscribirse en Secretaría antes del viernes 21, abonando S/. 5.00. Quienes lo prefieran pueden ir directamente a nuestro emplazamiento, donde nos encontraremos. Iremos como parroquia, portando pancartas, banderolas, globos, etc.

Tema

Tema
¡VIVA EL PAPA FRANCISCO!

Gritar ¡Viva el Papa! y aplaudir fue lo primero que hice cuando el hasta entonces Mons. Jorge Mario Bergoglio, apareció en el balcón para saludar y bendecir a las decenas de miles de católicos que abarrotaban la Plaza de San Pedro, lo mismo que a los cientos de millones que lo seguíamos pegados a la Radio-TV-Internet. Vestido con una sotana blanca improvisada y sin la esclavina roja, que lo hacía parecer mucho más gordo de lo que es, recordé que hacía 4 años le había estrechado la mano y concelebrado con él en la catedral de Buenos Aires. Ahora resultaba que aquel sencillo Arzobispo y Cardenal, era nada menos que el elegido por el Padre Dios para ser el Sucesor de San Pedro, con todos los poderes que Jesús le diera (Mt 16, 18-18; Jn 21, 15-17). Me sentí perplejo. Como debió sentirse Jesús cuando se dio cuenta de que Pedro era el elegido por el Padre Dios para continuarle en la Iglesia que estaba fundando (Mt 16, 15-17).

¿Por qué siendo jesuita –y el primer Jesuita que es elegido Papa-, quiso llamarse Francisco y no Ignacio, como el fundador de los jesuitas? La respuesta nos la dará él mismo algún día, pero mientras tanto el hecho nos deja dos enseñanzas: la 1ª, que el actual Papa es una persona no capillista sino universal, que amando sin duda y como buen jesuita a la Compañía de Jesús, se siente y se manifiesta ante todo eclesial, patrimonio de todos. Y la 2ª, que tiene una muy libre personalidad, decidida y audaz, para actuar como le parece. No sólo deja los nombres acostumbrados de los Papas (Pío, Juan, Pablo, Juan Pablo, etc), sino que inaugura un rico filón con el nombre de Francisco, que etimológicamente significa hombre libre, abanderado.

Hombres libres y abanderados fueron Francisco de Asís (el poverello y padre de los franciscanos), Francisco Javier (el misionero y su hermano en la Compañía de Jesús) y Francisco de Sales (el sabio y afable obispo de Ginebra, cuyo apellido se pusieron los hijos e hijas de San Juan Bosco). Pienso que a la hora de ponerse el nombre de Francisco, el Papa pensó en los tres primeros, especialmente en San Francisco de Asís, tan humano y divino al mismo tiempo, y con quien pareciera identificarse en su estilo de vida y espiritualmente. En efecto y por lo que dicen quienes le conocen, el cardenal Bergoglio es un hombre humilde y sencillo, honesto y sobrio, que vive para servir y no para ser servido, que se contenta con lo elemental para vivir y trabajar. Intuitivo, libre, firme, decidido, muy independiente, directo y respetuoso en el trato. Afable y bondadoso. Muy buen amigo.

Los hombres así resultan siendo siempre originales e impredecibles. Y es lo que pasó con Francisco desde que salió al balcón, -y, por lo que dicen, también después-, mostrándose y portándose como un Papa diferente. La mayoría esperábamos alguna frase significativa y clave de su pontificado (como las que dijeron Juan Pablo II y Benedicto XVI), pero no la hubo. Sí hubo comunicación y llegada al pueblo, bromeando, agradeciendo (nominalmente a Benedicto XVI), invitando a los fieles de Roma (y del mundo) a ser uno (obispo y pueblo, Papa y pueblo)…  Hubo también gestos y hechos muy sencillos, pero que denotan una gran espiritualidad: invitar a rezar y rezar por él y por la Iglesia, un padrenuestro, avemaría y gloria. ¡¿Alguna otra vez se había hecho esto en momento tan solemne?! Y luego, poniéndose de rodillas, pedir la bendición del pueblo para él, antes de dar la suya. Realmente estamos ante un Papa diferente. Qué bueno, si también el pueblo de Dios, empieza a portarse diferente…  AE.

Archivo de la Hoja Parroquial

A continuación el archivo con los números anteriores de la Hoja Parroquial Encuentro

Hoja Parroquial - Encuentro Nº 506
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 503
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 501
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 500
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 499
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 497
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 496
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 495
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 493
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 494
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 200
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 200
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 482
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 480
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 479
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 478
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 477
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 476
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 474
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 473
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 472
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 470
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 471
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 469
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 468
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 466
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 465
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 464
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 462
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 461
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 463
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 460
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 458
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 457
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 456
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 455
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 455
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 454
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 453
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 450
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 452
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 451
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 450
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 449
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 448
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 447
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 446
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 445
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 444
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 443
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 442
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 441
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 440
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 439
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 438
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 437
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 436
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 435
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 434
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 433
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 432
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 430
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 429
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 428
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 427
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 426
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 425
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 424
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 423
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 422
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 421
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 420
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 419
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 417
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 416
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 415
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 414
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 412
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 411
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 410
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 409
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 408
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 407
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 406
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 405
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 404
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 403
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 402
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 401
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 399
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 398
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 397
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 395
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 394
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 392
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 391
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 390
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 389
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 388
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 387
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 386
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 385
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 384
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 383
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 382
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 381
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 380
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 379
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 378
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 377
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 376
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 375
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 374
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 373
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 372
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 371
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 370
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 369
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 368
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 366
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 365
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 364
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 363
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 362
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 361
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 360
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 359
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 358
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 357
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 356
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 355
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 354
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 352
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 351
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 350
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 349
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 348
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 347
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 345
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 343
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 342
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 341
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 340
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 339
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 338
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 337
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 336
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 335
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 334
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 333
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 332
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 331
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 330
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 329
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 328
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 327
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 326
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 325
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 324
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 323
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 322
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 321
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 320
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 319
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 318
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 317
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 316
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 315
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 314
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 313
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 312
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 311
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 310
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 309
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 307
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 304
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 274
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 273
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 272
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 271
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 270
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 269
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 268
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 267
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 266
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 265
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 264
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 263
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 261
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 260
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 259
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 256
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 258
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 257
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 255
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 254
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 253
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 252
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 251
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 250
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 249
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 248
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 247
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 246
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 245
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 243
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 242
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 241
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 240
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 239
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 238
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 237
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 236
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 235
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 234
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 233
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 232
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 231
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 230
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 229
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 228
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 227
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 226
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 225
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 224
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 223
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 222
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 221
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 220
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 219
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 218
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 217
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 216
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 215
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 214
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 213
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 212
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 211
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 210
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 209
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 208
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 207
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 206
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 205
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 204
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 203
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 199
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 198
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 197
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 196
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 195
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 194
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 193
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 192
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 191
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 190
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 189
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 188
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 187
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 186
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 185
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 184
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 183
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 182
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 181
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 180
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 179
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 174
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 173
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 172
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 171
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 170
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 169
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 168
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 167
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 166
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 165
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 161