Hoja Parroquial - Encuentro Nº 390

06/09/12
Carta del Párroco
Queridos amigos

“Todo lo ha hecho bien”, dijeron de Jesús cuando sanó a un sordo semimudo, devolviéndole el habla y el oído. Sin duda, la frase, digna de un epitafio, se refería al hecho de que el sordo semimudo había quedado sanado. Pero se refería también al modo como lo había curado. Todo un espectáculo, inusual en Jesús. Milagros mayores los había hecho con una sola palabra: “¡Ve!” “¡Camina!” “Levántate”… y el ciego había visto, el paralítico caminado y el muerto resucitado. ¿¡Por qué en esta ocasión quiso Jesús sanar a este hombre tan aparatosamente!? Es una buena pregunta, que se la dejo para que ustedes la respondan leyendo atentamente el evangelio de hoy (Mc 7, 31-37). Les doy una pista: Jesús no estaba en Israel ni eran mayormente judíos los que le seguían.

Tampoco era judía la mujer que, en este extraño viaje de Jesús al extranjero, se le acercó y le pidió que sanara a su hijita, poseída por el demonio. La sirofenicia hablaba griego y en griego debió haberse desarrollado el diálogo que sostuvo con Jesús. Un diálogo directo, hasta parecer duro, ágil y chispeante, que les invito a leer (Mc. 7, 24-30). Al final, ganó la mujer, que le sacó a Jesús el milagro de la curación de la niña: “puedes irte; por tu fe el demonio ya ha salido de tu hija… Con sus apóstoles, Jesús había llegado a Tiro, ciudad portuaria del Mediterráneo, próspera y cosmopolita. Estaba de incógnito y no tenía la menor intención de hacer algún milagro entre esa gente no-judía. Pero fue reconocido por la sirofenicia y terminó haciendo un milagro. ¿Qué había pasado?

Lo que había pasado, en este caso como en el anterior del sordo semimudo, se explica con una sola palabra: compasión. Jesús tuvo compasión en ambos casos e hizo el milagro. Y lo haremos nosotros si tenemos compasión. De paso nos enseñó que el amor no tiene fronteras y hace lo imposible para ayudar y ganarse a la gente. Primero fue con la sirofenicia, a quien, con un dicho judío, le dio a entender que Él había venido sólo para Israel... La respuesta humilde y confiada de la mujer tocó el corazón de Jesús y lo llenó de compasión haciendo caer todas las barreras. También para ellos había llegado él Reino de Dios y la salvación.

En el caso del sordo semimudo, Jesús fue aún más allá. Adaptándose al ambiente y al auditorio, paganos en su mayoría, empezó a llamar su atención con gestos significativos. Para Jesús, no se trataba sólo de hacer un milagro o de que ellos vieran que se había hecho un milagro, sanando al hombre. Era mucho más importante que vieran el milagro como un signo o señal de que algo nuevo estaba pasando, de que el reino de Dios ya había llegado. No sabemos si lo logró, pero sí sabemos que Jesús hizo todo lo que estuvo a su alcance para lograrlo. Y esto es la otra gran lección del evangelio: saber adaptarse a las circunstancias  y hacer lo imposible para ganar a la gente para Dios.

Noticias

Noticias

MISA DE SALUD POR LAS FAMILIAS EN EL DÍA DE LA FAMILIA,

Será en todas las misas del próximo domingo 16, siendo la central al mediodía, en la que se hará la bendición y el ofrecimiento del pan familiar. Para el efecto, los panes podrán obtenerlos en el atrio del templo. Se espera a todas las familias y a toda la familia: papás, hijos y abuelos. La Pastoral Familiar les agradece anticipdamente pasar la voz a las familias amigas para que vengan ese domingo a la misa de las 12,00

ALMUERZO ANUAL PRO FONDOS.

Se lo tendrá el martes 25 a la 1.00 de la tarde en el salón parroquial. Como todos los años, lo está organizando la Asociación Medalla Milagrosa, que agradece anticipadamente su colaboración. Estará abierto a todos, en especial a los miembros de los Grupos Parroquiales, esperándose la participación de muchos. Colaboración S/ 40.00, con derecho al sorteo de muchos y buenos premios sorpresa. Más detalles en Secretaría.

EVENTOS VICENTINOS.

La invitación es abierta a todos y la entrada es libre.

8 de setiembre: 18º Festival de la Canción Vicentina

a hrs. 5.00 p.m. y en el auditorio San Vicente de Paul. Entrada Libre

5 de Octubre (a las 6 pm) a 7 (a las 5 p.m.): II Encuentro Nacional de Pastoral Juvenil Vicentina, en la Casa de Retiro de las Hijas de la Caridad (Av. El Ejercito 2402, Magdalena del Mar). Organiza el Equipo de Pastoral Juvenil, que esperará hasta el 22 de Setiembre la confirmación al Encuentro. Pueden contactar el cel. 992119101 o el email: ronald2410@hotmail.com. Mayor información en la próxima Hoja Parroquial.

FIESTA DE SAN GABRIEL PERBOYRE (1802-1840).

La celebraremos el martes 11 en la misa de 11. San Gabriel Perboyre es el santo vicentino cuya imagen de mártir vemos y veneramos en nuestra Capilla. Nacido y educado en Francia, donde se ordenó de sacerdote misionero, murió mártir en China a los 3 años de su llegada. Delatado por uno de sus discípulos padeció el martirio en Uchanfu el 11 de septiembre de 1840, tras prolongadas torturas. Tenía 38 años. Se le llama alter Cristus (otro Cristo) por la semejanza de su pasión y muerte con la de N.S.Jesucristo. Fue canonizado el 2 de junio de 1996.

¿TIENE USTED CATARATAS Y NO VE BIEN?

La Fundación Clinton lo operará gratuitamente, con profesionales expertos y técnica de punta, de modo que a las pocas horas usted estará haciendo vida normal. Todo lo que tiene que hacer es ir el 23 a las      , al salón comunal de la población Medalla Milagrosa de nuestra parroquia (en la C/ Yabar, al otro lado de la Gruta). Allí le harán el despistaje y le dirán lo que tiene que hacer. No pierda esta ocasión. Mayor información en la Secretaría de la Parroquia.

MISA POR LA CANONIZACIÓN DEL BEATO FEDERICO A. OZANAM

Será el lunes 10 a las 6.30 pm. Y la ofrece la Conferencia Vicentina Medalla Milagrosa, al celebrar su fiesta y el 15º aniversario de su beatificación. Celebrándose el próximo año el bicentenario de su nacimiento, quiera Dios que sea canonizado y proclamado Patrono Celestial del laicado cristiano. Se lo merece. Oficiará la misa el Asesor Espiritual de la Conferencia, Monseñor Raymundo Revoredo, quien invita a todos a participar en la santa misa.

Tema

Tema
¿CONOCEN A FEDERICO A. OZANAM?

Hoy que se habla tanto del laicado cristiano sería imperdonable no conocerlo, sobre todo los jóvenes y por sobre todo los jóvenes universitarios. Él lo fue a los 18 años en la Sorbona (Paris). Y, a los 20, con seis universitarios más y la ayuda de una Hija de la Caridad, hoy beata Rosalía Rendu, creó la Sociedad de san Vicente de Paul, desde siempre la asociación de laicos más grande de la iglesia. Aún hoy sus miembros activos (voluntarios) son unos 700.000 en 142 países y atienden cada año a cerca de 17.000.000 de personas. Sólo por esto, Federico, desde hace 15 años Beato Federico A. Ozanam. (22.08.1997), merecería ser conocido y ser proclamado celestial Patrono del laicado cristiano. Pero hay mucho más. El Beato Federico A. Ozanam fue laico por vocación y decisión personal. Le nacía ser laico, quiso serlo y se quedó como tal, a pesar de que muchos, entre ellos el famoso dominico P. Lacordaire lo motivó y jaló hacia el sacerdocio. Pudo más el ejemplo del célebre científico André-Marie Ampere, en cuya casa se alojó, cuando en 1831 llegó a Paris, y cuya vida de cristiano piadoso y comprometido lo impactó e influyó para siempre.

Nació en Milán (Italia, 1813) y murió en Marsella (1853), pero pasó la mayor parte de su vida en Paris. Vivió sólo 50 años, pero es increíble todo lo que hizo en tan corta vida, con el agravante de que no gozó de buena salud y sus últimos tres años los pasó enfermo, yendo de un país a otro buscando curación. Casado con Amelia Soulacroix en Lyon, 1841, ante el P. Alfonso Ozanam, hermano de Federico, a los cuatro años tuvieron una niña, a la que significativamente llamaron María. Fue un matrimonio feliz, pese a los males de Federico. Doctor en Derecho (1836) y Letras (1839) ganó en concurso la cátedra Literaturas Extranjeras de la Sorbona (¡a los 31 años!). Tiene en su haber: 10 importantes obras de Literatura y 4 de Investigación literaria. Cientos de cartas y decenas de discursos sobre los más variados temas, en especial sobre la cuestión social y la justicia social,  -que habrían de influir en el Papa León XIII a la hora de publicar la Rerum Novarum-, y sobre la democracia cristiana, término que acuñó. Para difundir estas ideas fundó en 1848 el periódico católico L'Ère Nouvelle. Todo esto y mucho más, al mismo tiempo que se preocupa por el crecimiento de las Conferencias de Caridad, vive su vida familiar y convive con la enfermedad.

En el Plan de Dios, la vocación y el estilo de vida cristiana de Federico, tan comprometida con el mundo, la iglesia y los pobres, tan llena de luchas por la verdad y la justicia social y tan plena de buenas realizaciones, es la de un hombre providencial, con un mensaje claro: ¡laicos cristianos, en especial los jóvenes, busquen la santidad al estilo de Federico A. Ozanam! Es lo que repetidamente nos dijo el Papa Beato Juan Pablo II en su homilía de beatificación de Federico Ozanam (Paris, 1997), que se llevó a cabo en el marco de la XII Jornada Mundial de la Juventud y que convocó a más de un millón de jóvenes: la beatificación de Federico consagra un camino necesario de santidad en el mundo.

“La Iglesia, dijo el Papa, confirma hoy la opción de vida cristiana hecha por Ozanam, así como el camino que emprendió. Ella le dice: Federico, tu camino ha sido verdaderamente el camino de la santidad. Han pasado más de cien años, y este es el momento oportuno para redescubrir ese camino. Es necesario que todos estos jóvenes… reconozcan que ese camino es también el suyo. Es preciso que comprendan que, si quieren ser cristianos auténticos, deben seguir ese mismo camino”.

Archivo de la Hoja Parroquial

A continuación el archivo con los números anteriores de la Hoja Parroquial Encuentro

Hoja Parroquial - Encuentro Nº 506
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 503
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 501
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 500
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 499
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 497
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 496
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 495
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 493
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 494
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 200
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 200
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 482
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 480
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 479
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 478
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 477
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 476
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 474
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 473
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 472
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 470
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 471
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 469
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 468
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 466
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 465
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 464
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 462
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 461
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 463
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 460
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 458
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 457
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 456
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 455
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 455
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 454
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 453
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 450
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 452
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 451
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 450
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 449
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 448
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 447
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 446
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 445
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 444
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 443
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 442
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 441
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 440
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 439
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 438
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 437
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 436
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 435
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 434
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 433
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 432
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 430
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 429
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 428
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 427
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 426
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 425
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 424
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 423
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 422
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 421
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 420
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 419
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 417
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 416
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 415
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 414
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 412
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 411
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 410
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 409
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 408
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 407
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 406
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 405
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 404
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 403
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 402
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 401
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 399
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 398
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 397
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 395
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 394
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 392
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 391
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 390
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 389
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 388
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 387
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 386
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 385
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 384
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 383
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 382
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 381
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 380
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 379
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 378
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 377
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 376
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 375
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 374
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 373
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 372
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 371
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 370
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 369
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 368
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 366
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 365
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 364
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 363
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 362
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 361
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 360
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 359
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 358
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 357
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 356
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 355
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 354
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 352
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 351
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 350
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 349
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 348
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 347
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 345
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 343
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 342
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 341
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 340
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 339
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 338
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 337
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 336
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 335
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 334
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 333
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 332
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 331
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 330
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 329
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 328
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 327
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 326
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 325
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 324
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 323
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 322
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 321
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 320
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 319
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 318
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 317
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 316
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 315
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 314
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 313
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 312
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 311
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 310
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 309
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 307
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 304
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 274
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 273
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 272
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 271
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 270
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 269
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 268
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 267
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 266
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 265
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 264
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 263
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 261
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 260
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 259
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 256
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 258
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 257
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 255
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 254
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 253
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 252
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 251
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 250
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 249
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 248
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 247
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 246
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 245
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 243
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 242
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 241
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 240
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 239
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 238
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 237
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 236
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 235
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 234
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 233
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 232
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 231
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 230
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 229
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 228
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 227
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 226
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 225
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 224
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 223
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 222
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 221
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 220
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 219
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 218
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 217
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 216
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 215
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 214
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 213
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 212
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 211
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 210
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 209
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 208
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 207
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 206
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 205
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 204
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 203
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 199
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 198
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 197
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 196
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 195
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 194
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 193
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 192
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 191
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 190
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 189
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 188
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 187
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 186
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 185
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 184
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 183
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 182
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 181
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 180
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 179
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 174
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 173
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 172
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 171
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 170
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 169
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 168
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 167
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 166
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 165
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 161