Hoja Parroquial - Encuentro Nº 179

28/08/08
Carta del Administrador Parroquial
Queridos amigos

¿Quién soy yo para ustedes?, es la gran pregunta que Jesús hizo a los apóstoles (Mt 16, 13-20) y que, sin duda nos la sigue haciendo a nosotros. No sé qué le responden ustedes, pero la respuesta de Simón Pedro fue tan contundente, que dejó admirado a Jesús y le arrancó una nota de más de 20. Lo declaró bienaventurado, le cambió el nombre (Pedro = piedra, por Simón), y le confió la iglesia que fundaría en él. (De pasada, recordemos que en la Sagrada Escritura, Dios cambia el nombre a quien va a asignarle una gran misión: es el caso de Abram que se llamará Abraham (Gen 17,5-6) y de Jacob, que se llamará Israel Gn 32,29)

La respuesta de Simón Pedro constituye una gran Profesión de Fe en Jesús, que como he dicho le mereció un gran elogio y el ser elegido jefe de su iglesia. Pero si analizamos bien el texto, lo que sorprendió a Jesús no fue tanto lo que Pedro dijo sino el por qué lo dijo. No le elogió la respuesta misma sino el que el Padre Dios lo hubiera escogido para dar esa respuesta Mt 16, 17). Fue el mismo Padre Dios quien puso en la boca de Pedro esa respuesta, y esto fue para Jesús una señal clara de quién quería el Padre que pusiera al frente de su iglesia, con preferencia a los demás apóstoles.

Todo esto evidencia que Jesús puso a Pedro como la autoridad máxima en su iglesia, lo que ratificó en varias ocasiones (Jn 21, 15-18; Lc 22, 31-34) y así fue entendido y aceptado por los demás apóstoles. De pasada, habrá que recordar que Jesús fundó sólo una iglesia y no varias. Mi iglesia, le dijo a Pedro, y no mis iglesias (Mt 16, 18). Sin duda, desde el lado eclesial, todo esto es lo que más importa: la iglesia es una y está donde está Pedro, como decían los santos Padres.

Ante un texto tan claro y contundente, no se entiende por que los evangélicos no lo aceptan… Y tampoco se entiende por qué muchos católicos, que lo aceptan, no son más consecuentes en su obediencia a Pedro y su enseñanza. Quizá porque nos falta fe, y hablamos de memoria, sin sentirlo y sin dejar que sea Dios quien hable por nosotros. Somos capaces de hacer profesiones de fe más grandes que la de Pedro y de hecho recitamos de memoria los símbolos de fe de los apóstoles y el niceno-constatinopolitano. Pero a lo mejor nos falta que sea Dios quien hable por nosotros, como en el caso de Simón Pedro.

A Jesús no le interesan tanto las cosas que decimos (sobre Dios, sobre El, sobre la Iglesia), cuanto el espíritu con el que las decimos. Y nuestra sinceridad, coherencia y compromiso. Por eso cuando Jesús nos pregunta quién decimos que es El, mas que una respuesta filosófica o teológica o bíblica, acertadas, lo que espera de nosotros es una respuesta inspirada por el Espíritu y que brote sentida del fondo de nuestro corazón.

Noticias

2º CURSO-TALLER MATRIMONIAL
Con el método de los Talleres de Oración y Vida y a cargo de los esposos Lau, empezará el martes 9 de setiembre. Duración: 6 semanas, con 5 sesiones de a dos horas cada una, y un miniRetiro. Es para matrimonios con al menos 5 años de casados. El curso se recomienda por sí solo y por la rica experiencia que fue el anterior.
PAGINA WEB DE LA PARROQUIA
Su dirección es www.ntramilagrosa.com. y tiene una linda presentación, muchos temas y noticias escritas y gráficas de los Grupos Pastorales y de la Vida de la Parroquia. La elaboró el técnico Sr. Sergio Huaynayán y la alimentan los esposos Edson y Ana .P. de Ramsay. Quienes siempre preguntan por las horas de misa y de otros servicios, o cuál es  la dirección exacta de la parroquia, sírvanse abrir www.ntramilagrosa.com  y ahí está.
LA XXI SEMANA VICENTINA
Se llevará a cabo del 1 al 5 de setiembre, de 6.30 a 9.00 p.m. en el Auditorio del Colegio San Vicente de Paul (Domingo Elías s/n ,Surquillo, espalda de la Parroquia San Vicente de Paul, alt. Cdra. 6 de Angamos Este). El tema y el lema es “San Pablo y San Vicente, apóstoles de Cristo Jesús”. Dados los ponentes y el temario, la Semana promete ser sumamente interesante e instructiva. ¡Ver juntos a dos grandes santos y gigantes misioneros!. Nos esperan. Más detalles en los afiches y en la Secretaría.
DIA DEL ACÓLITO
Fue el Día de La Asunción y lo celebraron acolitando en la Misa Vocacional del domingo 17. Eran 8 con su Monitor y Guía, D. Héctor, que los instruye, los entrena y los dirige. Su Día de Reunión, el Sábado de 3.30  a 5.00 p.m. Imitar a Jesús Niño, servir al altar del Señor y dar realce a las celebraciones litúrgicas, son sus principales cometidos. Siguen siendo pocos y es por ello que no alcanzan a estar en todas las misas de sábado y domingo. Anímense y hagan que sus niños se acerquen a Jesús siendo acólitos. Hoy, al festejar su Día, hacemos un recuerdo agradecido y una oración por quien fuera su primera Monitora y Guía, Teresita Tamayo Q.E.P.D. El Grupo de acólitos de la Parroquia pertenece al Movimiento de Acólitos Vicentinos (MACOVI), que tendrá su I Asamblea Nacional del 18 al 20 de Octubre.
FELITACIÓN POR ANIVERSARIO
La dimos efusivamente a los Ministros Extraordinarios de la Comunión, que el 14.08 cumplió su 20º Aniversario. Ellos, 13 de 15, lo celebraron con Misa de Acción de Gracias y con una cena ágape en la noche, en la que estuvieron invitados los Padres de la Parroquia. Les reiteramos nuestra felicitación y la seguridad de nuestras oraciones.
2º TALLER SOBRE SAN PABLO
Se lo llevó a cabo el miércoles 13 a las 7.30 p.m., celebrando el Jubileo Paulino por el bimilenio de su martirio. Estuvo a cargo del P. Arturo y contó con la participación de 39 talleristas. Estos salieron muy contentos y deseosos de que llegue pronto el 3º Taller, que será el miércoles 19 de Setiembre, también a las 7.30. Están todos invitados y se les pide traer la Sagrada Escritura. La entrada es gratis.

Tema

UNA MUJER PARA NUESTRO TIEMPO, SANTA MÓNICA
En el santoral de la Iglesia, santa Mónica y san Agustín van siempre seguidos, madre e hijo (el 27 y 28 de agosto, respectivamente). Dos personajes cuyos testimonios pueden ser de gran alivio y ayuda para tantas familias de nuestro tiempo. Mónica nació en Tagaste (África del Norte) a unos 100 km de la ciudad de Cartago en el año 332 y vivió de modo ejemplar su misión de esposa y de madre, hasta su muerte a los 55 años.
Obligada a casarse  con Patricio, hombre  trabajador, pero terriblemente malgeniado, y además mujeriego, jugador y sin religión ni gusto por lo espiritual, sufrió lo indecible durante treinta años. La criticaba el mucho rezar y su generosidad tan grande con los pobres, aunque nunca se opuso a ello. Y fue quizás esto lo que al final motivó su conversión y bautizo en el año 375, lo mismo que la de su suegra, mujer terriblemente colérica que por meterse demasiado en el hogar de la nuera le amargaba la vida

Fue ganando a los dos para Cristo a base de paciencia y amor. Ella misma nos dio el secreto de su trato con Patricio: "Cuando mi esposo está de mal genio, yo me esfuerzo por estar de buen genio. Cuando el grita, yo me callo. Y como para pelear se necesitan dos y yo no acepto la pelea, pues...no peleamos". Esta fórmula ha servido y sirve a millones de mujeres (y de hombres) para mantener la paz en la casa.

“Muerto el marido al año siguiente de su bautismo, Mónica se dedicó por entero al cuidado de sus tres hijos, dos varones y una mujer. Los dos menores fueron su alegría y consuelo, pero el mayor Agustín, de 17 años y extraordinariamente inteligente, la hizo sufrir por muchos años, por su comportamiento non santo y rebelde. Hasta se hizo maniqueo, miembro de una secta satánica en la que quiso hacer entrar a su madre. Mónica lo echó sin más de la casa y le cerró las puertas, porque bajo su techo no quería albergar a enemigos de Dios.

El mismo Agustín dirá más tarde que su madre lo engendró dos veces. la segunda necesitó de un largo recorrido espiritual, hecho de oraciones y lágrimas, coronado al final por la victoria de verlo no solo abrazar la fe y recibir el Bautismo, sino también dedicarse enteramente al servicio de Cristo”. La humanidad y la Iglesia le deben a Mónica el regalo de uno de sus hombres y santos más grandes e interesantes
Hoy, con tantas dificultades en las relaciones familiares y con tantas madres angustiadas porque los hijos se inician en caminos equivocados, Mónica es una invitación permanente a no darse por vencidas sino a perseverar en la misión de esposas y madres, manteniendo firme la confianza en Dios y su constancia en la oración. Sólo Dios sabe cuántas esposas y madres se encomiendan a sata Mónica y con sus oraciones y sacrificios logran la conversión de sus esposos e hij@s.   AE

Archivo de la Hoja Parroquial

A continuación el archivo con los números anteriores de la Hoja Parroquial Encuentro

Hoja Parroquial - Encuentro Nº 506
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 503
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 501
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 500
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 499
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 497
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 496
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 495
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 493
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 494
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 200
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 200
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 482
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 480
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 479
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 478
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 477
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 476
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 474
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 473
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 472
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 470
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 471
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 469
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 468
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 466
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 465
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 464
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 462
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 461
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 463
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 460
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 458
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 457
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 456
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 455
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 455
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 454
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 453
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 450
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 452
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 451
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 450
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 449
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 448
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 447
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 446
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 445
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 444
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 443
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 442
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 441
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 440
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 439
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 438
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 437
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 436
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 435
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 434
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 433
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 432
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 430
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 429
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 428
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 427
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 426
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 425
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 424
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 423
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 422
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 421
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 420
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 419
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 417
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 416
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 415
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 414
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 412
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 411
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 410
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 409
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 408
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 407
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 406
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 405
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 404
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 403
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 402
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 401
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 399
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 398
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 397
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 395
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 394
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 392
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 391
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 390
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 389
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 388
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 387
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 386
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 385
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 384
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 383
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 382
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 381
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 380
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 379
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 378
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 377
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 376
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 375
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 374
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 373
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 372
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 371
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 370
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 369
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 368
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 366
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 365
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 364
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 363
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 362
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 361
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 360
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 359
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 358
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 357
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 356
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 355
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 354
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 352
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 351
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 350
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 349
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 348
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 347
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 345
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 343
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 342
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 341
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 340
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 339
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 338
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 337
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 336
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 335
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 334
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 333
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 332
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 331
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 330
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 329
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 328
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 327
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 326
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 325
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 324
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 323
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 322
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 321
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 320
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 319
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 318
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 317
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 316
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 315
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 314
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 313
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 312
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 311
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 310
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 309
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 307
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 304
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 274
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 273
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 272
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 271
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 270
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 269
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 268
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 267
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 266
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 265
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 264
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 263
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 261
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 260
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 259
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 256
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 258
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 257
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 255
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 254
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 253
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 252
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 251
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 250
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 249
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 248
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 247
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 246
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 245
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 243
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 242
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 241
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 240
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 239
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 238
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 237
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 236
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 235
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 234
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 233
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 232
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 231
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 230
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 229
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 228
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 227
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 226
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 225
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 224
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 223
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 222
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 221
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 220
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 219
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 218
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 217
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 216
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 215
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 214
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 213
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 212
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 211
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 210
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 209
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 208
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 207
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 206
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 205
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 204
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 203
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 199
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 198
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 197
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 196
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 195
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 194
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 193
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 192
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 191
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 190
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 189
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 188
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 187
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 186
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 185
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 184
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 183
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 182
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 181
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 180
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 179
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 174
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 173
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 172
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 171
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 170
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 169
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 168
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 167
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 166
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 165
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 161