Hoja Parroquial - Encuentro Nº 341

30/09/11
Carta del Párroco
DOMINGO XXVII – TIEMPO ORDINARIO

Queridos hermanos:

El diálogo de Jesús con los sumos sacerdotes y ancianos del pueblo que se observa en el evangelio, es el diálogo que también quiere entablar, hoy, con nosotros. ¿Para qué?, para que no repitamos la misma historia, sino que desde la fe mostremos fidelidad y obediencia a su palabra e inspiraciones.
Dios, queridos hermanos, es el propietario del que habla Jesús en la parábola. Los labradores, a los que arriendan la viña, son los dirigentes religiosos del Pueblo de Israel. Los enviados para recoger los frutos son los profetas a quienes los dirigentes no hacen caso. El Hijo es Jesucristo a quien terminan matándolo para quedar se con la viña.

 Hermanos, el compendio de la historia de la salvación que se nos muestra, en la parábola, nos revela el gran amor que Dios tiene para con nosotros. Pero también revela el gran egoísmo del corazón humano que se aleja de su creador, encerrándose en la soberbia y haciendo de su corazón duro e insensible como la piedra. Pero a pesar de esta actitud, Dios que es fiel, nos sigue buscando e invitando a la conversión.

Jesucristo con su muerte y resurrección ha sellado la nueva alianza con nosotros, el nuevo pueblo de Dios, y nos ha entregado su viña (las promesas del reino en el mundo) para que la trabajemos y hagamos que dé fruto abundante. Qué tarea y compromiso tan grande que nos pide el Señor, ¿Verdad?, ya que desde nuestro bautismo nos pide conversión diaria para responder con alegría y fidelidad a sus invitaciones.

Hermanos, ¿Cuáles están siendo los frutos de fe, a la invitación del Señor?, ¿Estaremos repitiendo la misma historia de Israel, cerrando nuestro corazón a su palabra?. No dejemos pasar la oportunidad que nos brinda el Señor. Hagamos de nuestra vida una ofrenda agradable a sus ojos. Que nuestros frutos de amor al Señor sean el crecimiento en la virtud, de las que nos habla san Pablo en su carta a los Filipenses: Caridad, pureza, escucha, diálogo, paciencia, entendimiento, aceptación, perdón y unidad. Y estas sean plasmadas en la vida familiar, social  y eclesial.

Quiera Dios, hermanos, encontrarnos listos y preparados para cuando él nos llame. Y escuchar al final de nuestras vidas, aquellas palabras maravillosas que Jesús dirige  a sus amigos fieles: “Vengan benditos de mi Padre, a gozar de la herencia eterna… porque cada vez que ayudaron a unos de mis hermanos, los pobres, conmigo lo hicieron”.

Les invito pues a enraizar nuestra vida en la persona de Jesús y guiados por el Espíritu Santo, y no por el poseer y dominar, produzcamos frutos de amor, unidad y paz en nuestra Iglesia.
Bendiciones.

P. Arturo Aguirre, C.M.

Noticias

Noticias
AGENDA MES DE OCTUBRE: 1er Quincena
01-15 Celebración Bautismos 4:00 pm
04 Consejo Pastoral Parroquial
05 Charla pre Bautismal
07 Misa en honor al Sagrado Corazón de Jesús 11:00 am.
06 -13 Hora Santa. 5:30 pm.

COLECTA COMPARTIR

Con el lema “Jóvenes, comprometidos con una vida nueva”, y que buscaba incentivar la importancia de los jóvenes como futuro de nuestra sociedad, se le tuvo en la comunidad parroquial la primera semana de setiembre recolectándose entre colecta y sobres, la suma  de S/ 2,720 nuevos soles. Agradecemos a todos por su colaboración.

PASTORAL JUVENIL

A todos los jóvenes de la comunidad parroquial que deseen ser parte activa de nuestra Iglesia, les invitamos a participar de las comunidades juveniles presentes en nuestra comunidad parroquial, a saber: JUMAVI (Juventud Mariana Vicentina), MISEVI (Misioneros Seglares Vicentinos) y CAPHONU (Comunidad hombres nuevos). Todos ellos tienen sus reuniones los días sábados de 5:00 pm a  8:00 pm. ¡¡¡Los esperamos!!!.

SOPA VICENTINA

Organizada por las Voluntarias Vicentinas de nuestra parroquia, se le tuvo el miércoles 28 del presente en el local comunal de la  “Medalla Milagrosa”.  Participaron muchos niños y papás, fue un compartir muy ameno de la fe con tema de reflexión a cargo del P. Arturo, la animación por parte de las hermanas del seminario de las Hijas de  Caridad y la gran Sopa Vicentina ofrecida por las voluntarias que felices se les veían atendiendo a los grandes invitados. Gracias, Señor, por tu presencia viva en tus hijos que heredaron el carisma vicentino

NIÑOS ACÓLITOS.

Se hace un llamado a todos los niños que hayan recibido el sacramento de la Eucaristía a ser parte del grupo de los niños Acólitos de nuestra parroquia. Las reuniones se realizan los días sábados de 4:00 a 5:30 pm. En el salón parroquial. Los esperamos. Preguntar por Jonatán (coordinador)


TEXTOS DE LA SEMANA XXVII
         
Lun:     Jon 1, 1—2, 1-11; Sal: Jon 2, 3-8;; Lc 10, 25-37
Mar:     Jon 3, 1-10; Sal 129; Lc 10, 38-42
Mié:     Jon 4, 1-11; Sal 85; Lc 11, 1-4     
Jue:     Ml 3, 13-20a; Sal 1; Lc 11, 5-13
Vie:     Jl 1,13-15; 2, 1-2; Sal 9; Lc 11, 15-26
Sáb:     Jl 4, 12-21; Sal 96; Lc 11, 27-28
Dom: Is 25,6-10a; Sal 22; Flp 4, 12-14. 19-20; Mt 22, 1-4

Tema

Tema
Cuando el hombre se aleja de Dios
Muchas veces, cuando me he encontrado con personas y les he peguntado de su vida y qué hacer cotidiano, las respuestas han sido: Padre, "He dejado de asistir a mi comunidad, a  misa, he dejado a Dios de lado, le pido que me tenga presente en sus oraciones”.

Si pudiera hacerme oír por ti, que como cristiano pasas muchas veces una situación similar, te diría con todas mis fuerzas: “¡Estás en un grave peligro! ¡Vuélvete al Señor, inmediatamente!”. Sin embargo, mi grito, por desesperado que fuese, no lograría infundir el temor que se debe tener ante un peligro así; a lo más haría que me creyeses loco.

Pero, ¿qué harías tú, como miembro de la Iglesia frente a un hermano ciego que camina derecho hacia un precipicio? ¿Qué harías tú ante un automovilista que corre, en una noche oscura de temporal, en dirección a un puente cortado? El peligro que enfrenta un creyente que se ha alejado de Dios no es menor a lo antes mencionado.

No se trata simplemente de que alejándote de Dios pierdas el gozo y la paz, sino se trata de que estés en peligro de perder tu vida. Tu vida querido hermano es una toma constante de decisiones. Lo que tú elijas ahora te seguirá para toda tu vida. Sea en el plano sentimental, sea en el plano familiar, laboral o profesional. Todo lo que pases y disfrutes en la vida, estará determinado por lo que hiciste (o no hiciste) hoy.

A lo largo de mi corto sacerdocio, he conocido personas que amaban al Señor y tempranamente quisieron servirle; sin embargo, fueron estorbados más tarde, en forma permanente, por amigos incrédulos, por la sensualidad del mundo o por un trabajo asfixiante. Cuando un creyente se acerca a Dios se aleja del pecado, pero cuando se aleja de Dios se acerca peligrosamente al pecado. Siendo un hijo de Dios, y habiendo conocido la santidad, se ve envuelto en las costumbres de los que no conocen a Dios. ¿Cuál será allí su satisfacción? Sin lugar a dudas la desdicha.
¿Cuáles, son entonces, las palabras para los hombres que creen en Dios, pero se han alejado de sus caminos? Sería, fundamentalmente, una palabra de advertencia y de invitación. La Palabra de Dios nos dice: “Busca a Dios mientras puede ser hallado, llámale en tanto que está cercano” (Is. 55:6). Y también dice: “Acerquémonos confiadamente al trono de la gracia, para alcanzar misericordia y hallar gracia para el oportuno socorro” (Heb.4:16). En otro lugar dice: “Acerquémonos con corazón sincero...” (Heb.10:22).

Tú, hermano, no necesitamos hacer méritos antes de acercarte a Dios. Dios sabe que tú no puedes mejorarte a ti mismo, ni tampoco acercarte a él cuando tu corazón está frío y duro. Pero sí, le puedes hablar sinceramente y decir lo que realmente sientes. Dile que has pecado, que no puedes contigo mismo, que si Él no te ayuda, estarás perdido. Dile sin rodeos todo lo que pasa en tu vida y pídele ayuda. Si lo haces con sinceridad, recibirás socorro. Dios es tan misericordioso y fiel a su Palabra, que la única manera de no ser ayudado es no pidiendo ayuda. Tú sabes que Dios te ama. Esto es una verdad preciosa para ti, ¿verdad?. Así que de ti depende el lugar donde estar. Pero, ánimo no todo está perdido vuelve al Señor, nuestro Dios.

P. Arturo Aguirre Rojas, C.M.

Archivo de la Hoja Parroquial

A continuación el archivo con los números anteriores de la Hoja Parroquial Encuentro

Hoja Parroquial - Encuentro Nº 506
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 503
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 501
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 500
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 499
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 497
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 496
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 495
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 493
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 494
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 200
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 200
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 482
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 480
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 479
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 478
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 477
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 476
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 474
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 473
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 472
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 470
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 471
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 469
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 468
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 466
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 465
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 464
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 462
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 461
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 463
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 460
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 458
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 457
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 456
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 455
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 455
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 454
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 453
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 450
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 452
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 451
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 450
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 449
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 448
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 447
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 446
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 445
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 444
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 443
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 442
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 441
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 440
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 439
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 438
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 437
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 436
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 435
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 434
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 433
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 432
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 430
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 429
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 428
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 427
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 426
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 425
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 424
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 423
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 422
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 421
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 420
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 419
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 417
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 416
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 415
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 414
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 412
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 411
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 410
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 409
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 408
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 407
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 406
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 405
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 404
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 403
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 402
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 401
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 399
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 398
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 397
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 395
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 394
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 392
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 391
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 390
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 389
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 388
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 387
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 386
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 385
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 384
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 383
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 382
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 381
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 380
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 379
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 378
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 377
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 376
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 375
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 374
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 373
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 372
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 371
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 370
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 369
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 368
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 366
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 365
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 364
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 363
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 362
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 361
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 360
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 359
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 358
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 357
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 356
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 355
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 354
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 352
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 351
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 350
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 349
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 348
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 347
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 345
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 343
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 342
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 341
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 340
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 339
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 338
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 337
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 336
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 335
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 334
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 333
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 332
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 331
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 330
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 329
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 328
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 327
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 326
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 325
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 324
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 323
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 322
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 321
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 320
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 319
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 318
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 317
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 316
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 315
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 314
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 313
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 312
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 311
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 310
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 309
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 307
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 304
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 274
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 273
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 272
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 271
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 270
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 269
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 268
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 267
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 266
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 265
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 264
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 263
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 261
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 260
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 259
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 256
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 258
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 257
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 255
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 254
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 253
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 252
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 251
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 250
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 249
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 248
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 247
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 246
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 245
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 243
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 242
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 241
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 240
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 239
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 238
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 237
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 236
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 235
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 234
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 233
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 232
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 231
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 230
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 229
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 228
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 227
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 226
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 225
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 224
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 223
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 222
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 221
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 220
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 219
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 218
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 217
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 216
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 215
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 214
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 213
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 212
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 211
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 210
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 209
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 208
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 207
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 206
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 205
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 204
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 203
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 199
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 198
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 197
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 196
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 195
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 194
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 193
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 192
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 191
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 190
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 189
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 188
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 187
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 186
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 185
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 184
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 183
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 182
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 181
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 180
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 179
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 174
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 173
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 172
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 171
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 170
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 169
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 168
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 167
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 166
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 165
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 161