Hoja Parroquial - Encuentro Nº 330

13/07/11
Carta del Párroco

Queridos amigos

La parábola del buen trigo y la cizaña (Mt 13, 24-43) es otra parábola campesina, que como la del sembrador, Jesús nos hace el favor de explicarla. A continuación nos cuenta las parábolas del grano de mostaza y de la levadura. Las tres, como la del sembrador que vimos el domingo pasado, se refieren al Reino de Dios, que es la Buena Nueva, que Jesús vino a proclamar y hacer realidad en este mundo (Mc 1, 14-15). Y del que somos al mismo tiempo “sembrados” y “sembradores”. Sobre el Reino de Dios hay unas 20 parábolas, cada una de las cuales se refiere a un aspecto central del mismo. Hay que tener esto en cuenta para no dejarnos extraviar por los ricos detalles. Que la visión del bosque no nos haga perder de vista el árbol

La parábola del buen trigo y la cizaña toca el terrible problema de la existencia del mal en el Reino de Dios (y en el mundo), Aparentemente se estaría refiriendo al origen del mal, su permanencia y su final. ¡¿Cómo es posible que siendo Dios bueno, exista el mal en su creación y en su Reino?! Lamentablemente para nosotros, Jesús no ha querido darnos una respuesta profunda y convincente del por qué existe el mal en el mundo. Como se dijo arriba, sólo quiere decirnos que en el Reino de Dios hay y habrá ciudadanos buenos y malos. La explicación que nos da (Mt  13, 37-43), pese a las apariencias, es sólo una respuesta simple y al alcance de sus oyentes, la que sin duda los dejó satisfechos.

Las parábolas del grano de mostaza y del puñado de levadura (Mt 13, 31-33),  nos dicen que el Reino de Dios empieza pequeño. Pero aunque las dos se refieran a lo mismo, tienen sus particularidades. Veamos la del grano de mostaza (planta gramínea). El Reino de Dios es pequeño como un grano de mostaza, pero, como él, tiene vida, una fuerza interna que la hace crecer y crecer. El grano de mostaza, hasta convertirse en un arbusto, en cuyas ramas anidan confiados los pajarillos. El Reino de Dios (y la iglesia), hasta alcanzar y sobrepasar los límites del universo, haciéndose católico o universal, que es lo que “católico” significa. Nuestra vocación y misión como cristianos es la de ser como un granito de mostaza que crece y crece, hasta abarcar el universo, es decir, ser “católicos”. Tanto, que no se puede ser cristiano sin ser católico.

La parábola de la levadura enseña que el Reino de Dios es como un poco de levadura. La mujer que amasa un pancito mete dentro de la masa un poco de levadura y el pancito se esponja y crece hasta convertirse en un pan grande y rico.  Es lo que hace el Reino de Dios en el mundo y en cada uno de nosotros: actuando como fermento hace crecer nuestra fe, esperanza y caridad, así como los llamados valores del Reino: amor, paz, justicia, libertad, solidaridad. Además, como la levadura se hace parte del pan, así el Reino de Dios tiene que encarnarse en el mundo, con todas sus consecuencias. Nuestra tarea de cristianos es actuar como viva y buena levadura en el mundo hasta integrarlo en el Reino de Dios.

Noticias

Noticias

COLECTAS DE LA INFANCIA MISIONERA Y DE SAN PEDRO, ascendieron a S/. 2,920 y 7,525, respectivamente, los que ya fueron entregados, dándosenos las gracias. Que el Señor retribuya su generosidad.

BODAS DE DIAMANTE SACERDOTALES (60 AÑOS) DEL P. ANTONIO.

Una Comisión ad hoc está preparando el programa de la celebración, que sería el 4 de agosto, fecha en la que el P. Antonio celebra su cumpleaños y el Día del Párroco. En cuanto tengamos los detalles del Programa, los daremos a conocer. Mientras tanto vayamos preparando con la oración este importante aniversario.


CAP HONU CELEBRÓ SU 32º ANIVERSARIO

CAP HONU son la siglas de Comunidad Apostólica Hombres Nuevos y celebró su 32º cumpleaños el sábado 8, en los salones de la parroquia. Unos cien caphonuanos, que trabajan en una decena de parroquias, participaron en una eucaristía de acción de gracias y luego gozaron de un hermoso y completo Programa, que contó con cantos, video de saludos-mensajes del fundador de la Comunidad y de algunos párrocos, sketchs y un sencillo compartir. El ambiente fue cordial y fraterno. Les acompañó un buen rato el P. Antonio. 

NUEVO LLAMADO A SER ACÓLITOS O SERVIDORES DEL ALTAR

Es para los papás que tienen niños de 9 a 15 años con Primera Comunión. Para que les conversen y animen a ser acólitos. La preparación se hace los sábados de 4 a 5.30 en los salones de la parroquia, al fondo de los jardines.

HAITÍ: BECAS DE ESTUDIO PARA SUS NIÑOS POBRES DEL CAMPO

Con fecha 7 de julio del 2011 hemos recibido del Presidente de la Comisión de la Familia Vicentina de Ayuda a Haití, P. Robert P. Maloney, C.M., una Solicitud para dotar de Becas de estudio a niños carenciados de zonas rurales, a través de Zafen.org  Resumo los principales puntos de la solicitud

1. Nos recuerdan que el año pasado, con ayudas como la de nuestra Parroquia ($ 3,153), se beneficiaron más de 2000 niños haitianos en 14 áreas rurales, quienes recibieron una comida diaria y los materiales  necesarios para lograr un exitoso año escolar. Lo pudimos lograr a través de Zafen.org, que es la organización micro financiera en línea de la Familia Vicentina, creada para conmemorar el 350º aniversario de la muerte de Vicente de Paul y de Luisa de Marillac.

2. Nos dicen que Zafen.org está organizando su segunda campaña de recolección de fondos para dar becas de estudio a niños de educación primaria en extrema pobreza. Lo harán a través de la Fundación para el Avance Tecnológico y Económico de Mirebalais (FATEM), que está capacitando maestros para estas escuelas de manera de asegurar los logros  mejores. 

3. Para continuar lo comenzado, nos piden hacer una donación de $50 para dar escuela a un niño por uno año. O, entre varios, 10 becas por $500; 20 becas por $1.000; ó $5.000 para una escuela completa, de 100 alumnos. La Familia Vicentina duplicará su donativo, de modo que, por cada niño que ustedes manden a la escuela, la Familia Vicentina enviará a otro.

4. Aunque el año pasado muchos niños fueron beneficiados, hay miles de ellos en la Meseta Central de Haití cuyo futuro se  verá  transformado gracias a la educación, si podemos conseguir los fondos para llevarlo a cabo. Dios ponga en sus corazones la caridad de invertir en Haití invirtiendo en sus jóvenes.

Tema

Tema

¡VIVA LA VIRGEN DEL CARMEN!

Virgen del Carmen es la advocación y devoción más antigua de la Madre de Dios y la más conocida y extendida en la Iglesia. En Internet hay más de 2, 370,000 referencias de la Virgen del Carmen. Su nombre deriva del llamado Monte Carmelo, en Israel, (Karmel o Al-Karem en hebreo que quiere decir jardín. Son famosos los cármenes o jardines de Granada). El Carmelo se yergue en la costa oriental del Mar Mediterráneo, en la región de Galilea, y tiene en sus faldas numerosas grutas naturales. Como lo había hecho en el siglo IX aC el gran Profeta Elías, otros muchos hombres de Dios se refugiaron, a lo largo de los siglos, en esas grutas para orar y hacer penitencia.

 Imitaron después a Elías muchos anacoretas cristianos, quienes interpretaron la nube de la visión de Elías (1 Reyes 18, 44) como un símbolo de la Virgen María, a la que le levantaron un templo y veneraron como Virgen del Carmelo. Los Hermanos de Santa María del Monte Carmelo vivieron aquí y en Tierra Santa hasta el siglo XIII, en que se vieron obligados a emigrar tras la invasión de los árabes. Fue de estas grutas de donde partieron los primeros “carmelitas” para anunciar la salvación en Jesucristo y el amor de y a María, que llamaban, obviamente,“Virgen del Carmelo, del Carmen, posteriormente.

 Una antigua tradición nos dice que, antes de partir, se les apareció la Virgen María, mientras cantaban el Salve Regina, y ella les prometió ser para ellos su Estrella del Mar, como lo era el monte Carmelo, que erguido junto al mar, parecía y era como un faro para los hombres de mar. Surgió así y después la Orden contemplativa de los «Carmelitas», hombres y mujeres, extendida por todo el mundo.  

 En el año 1246 San Simón Stock, nombrado Superior General de la Orden Carmelita, la puso bajo la protección María: "La flor del Carmelo" y la "Estrella del Mar", como la invocó en su oración. En respuesta, el 16 DE JULIO de 1251 se le aparece la Virgen y le da el escapulario con la siguiente promesa: "Este debe ser un signo y privilegio para ti y para todos los Carmelitas: quien muera usando el escapulario no sufrirá el fuego eterno"

 Cuenta entre sus miembros a santos como Teresa de Ávila, Juan de la Cruz, Teresa del Niño Jesús, Teresa de los Andes y Teresa Benedicta de la Cruz -(Edith Stein, antes de hacerse carmelita (1933), filósofa y escritora alemana, que muriera mártir en las cámaras de gas de Auschwitz, 1942). 

Aunque el escapulario fue dado a los Carmelitas, fueron muchos los laicos que desearon imitar la espiritualidad carmelita y vestir su hábito, e integraron la creada Cofradía del Escapulario (la 3ª Orden para fieles cristianos). Hoy el pequeño escapulario es como un hábito en miniatura de los carmelitas, que, por privilegio del Papa, pueden llevar todos los laicos que lo deseen, como expresión de su amor a la Virgen del Carmen y de su deseo de conseguir sus bendiciones y su promesa.

Junto con la Medalla Milagrosa y el Rosario, el Escapulario es uno de los más importantes sacramentales marianos, es decir, signo de nuestra consagración a Jesucristo por María. La Medalla Milagrosa, el Rosario y el Escapulario, son los tres únicos objetos religiosos entregados personalmente por María. 

Archivo de la Hoja Parroquial

A continuación el archivo con los números anteriores de la Hoja Parroquial Encuentro

Hoja Parroquial - Encuentro Nº 506
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 503
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 501
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 500
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 499
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 497
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 496
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 495
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 493
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 494
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 200
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 200
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 482
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 480
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 479
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 478
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 477
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 476
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 474
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 473
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 472
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 470
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 471
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 469
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 468
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 466
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 465
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 464
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 462
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 461
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 463
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 460
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 458
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 457
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 456
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 455
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 455
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 454
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 453
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 450
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 452
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 451
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 450
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 449
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 448
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 447
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 446
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 445
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 444
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 443
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 442
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 441
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 440
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 439
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 438
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 437
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 436
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 435
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 434
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 433
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 432
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 430
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 429
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 428
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 427
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 426
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 425
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 424
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 423
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 422
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 421
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 420
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 419
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 417
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 416
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 415
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 414
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 412
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 411
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 410
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 409
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 408
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 407
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 406
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 405
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 404
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 403
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 402
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 401
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 399
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 398
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 397
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 395
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 394
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 392
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 391
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 390
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 389
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 388
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 387
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 386
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 385
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 384
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 383
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 382
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 381
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 380
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 379
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 378
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 377
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 376
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 375
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 374
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 373
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 372
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 371
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 370
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 369
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 368
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 366
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 365
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 364
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 363
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 362
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 361
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 360
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 359
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 358
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 357
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 356
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 355
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 354
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 352
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 351
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 350
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 349
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 348
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 347
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 345
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 343
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 342
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 341
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 340
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 339
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 338
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 337
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 336
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 335
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 334
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 333
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 332
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 331
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 330
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 329
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 328
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 327
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 326
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 325
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 324
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 323
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 322
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 321
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 320
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 319
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 318
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 317
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 316
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 315
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 314
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 313
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 312
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 311
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 310
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 309
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 307
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 304
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 274
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 273
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 272
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 271
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 270
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 269
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 268
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 267
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 266
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 265
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 264
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 263
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 261
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 260
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 259
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 256
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 258
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 257
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 255
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 254
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 253
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 252
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 251
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 250
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 249
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 248
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 247
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 246
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 245
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 243
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 242
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 241
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 240
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 239
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 238
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 237
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 236
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 235
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 234
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 233
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 232
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 231
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 230
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 229
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 228
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 227
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 226
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 225
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 224
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 223
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 222
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 221
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 220
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 219
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 218
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 217
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 216
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 215
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 214
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 213
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 212
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 211
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 210
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 209
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 208
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 207
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 206
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 205
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 204
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 203
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 199
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 198
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 197
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 196
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 195
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 194
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 193
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 192
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 191
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 190
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 189
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 188
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 187
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 186
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 185
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 184
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 183
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 182
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 181
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 180
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 179
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 174
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 173
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 172
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 171
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 170
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 169
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 168
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 167
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 166
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 165
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 161