Hoja Parroquial - Encuentro Nº 322

18/05/11
Carta del Párroco

Queridos amigos
Jesús acaba de decir a los apóstoles que se va y que se quedarán solos (Jn 14,33), y esto les ha dejado preocupados y hasta angustiados. Diríamos que su reacción es la normal y que lo mismo nos hubiera pasado a nosotros, y nos pasa cuando alguien a quien queremos mucho se va para siempre. Nos entristecemos y hasta nos angustiamos. Pero para Jesús la cosa no es tan normal y lo achaca a falta de fe. No se angustien, les dice. Tengan fe en Dios; tengan también fe en mí. Y empieza a darles las razones por las que debieran tener más fe, sobre todo en Él (Jn 14, 1-12). En primer lugar, porque El y el Padre Dios son una misma cosa (Jn 10,30). El Padre está en Jesús y Jesús esta en el Padre. Luego, porque Él es el camino, la verdad y la vida: nadie va al Padre si no es por mí. Finalmente, porque nos va a preparar un lugar de ensueño en la Casa del Padre donde estaremos con Jesús para siempre.
Si ustedes releen el evangelio de hoy (Jn 14, 1-12), verán que las razones susodichas están en un contexto de diálogo un sí es no es tenso con sus discípulos, en especial con Tomás, el apóstol razonador, y con Felipe, el apóstol relacionador. Yo prefiero compartir con ustedes algunas observaciones sacadas de lo que entonces se dijo.
Sobre la muerte. Para Jesús la muerte es el momento exacto en el que habiendo preparado un lugar en el cielo para uno, viene a buscarlo para que esté donde Él está (Jn 14, 3). En otras ocasiones Jesús definió la muerte como una dormición: no está muerta, está dormida, dijo de la hija de Jairo antes de revivirla (Mc 5,22). En esta ocasión Jesús le añade una dimensión escatológica.
Sobre el Padre Dios. Digamos que para Jesús Dios es su Padre y su todo. Nosotros también decimos lo mismo, pero hay una diferencia abismal, aún sin referirme al hecho de que Jesús es Hijo “natural” del Padre Dios mientras nosotros lo somos sólo “por adopción”. Necesitaríamos una HP doble sólo para citar las veces en las que Jesús se refiere a su Padre. Aquí quiero referirme a la ternura y la veneración con las que pronunciaba la palabra abba (padre en arameo). Tal que a la hora de traducirla al griego y no encontrar una palabra que incluyera esos sentimientos, la dejaron como abba, sin traducirla. Y tal que cuando el apóstol Felipe le oye embobado hablar del Padre de Dios, no puede contenerse y le pide que le muestre a su Padre: muéstranos al Padre y eso nos basta (Jn 14, 8).
Sobre Jesús camino, verdad y vida. Lo es por su unión de Hijo con el Padre Dios. Y lo es en el contexto de lo que venimos diciendo, aunque pueda tener muchas otras aplicaciones. Es el camino, entre los miles de caminos en la geografía para llegar al Padre; es la verdad, que refleja el rostro exacto del Padre, entre las miles de verdades de la sabiduría humana; y es la vida, que puede entregar y recuperar a voluntad, venciendo la muerte. En la encrucijada de tantos caminos, de tantas verdades y tantas vidas, que se nos presentan como salvadoras, recordemos que sólo Jesús es el camino, la verdad y la vida. Permanezcamos en Él (Jn 15,4).

Noticias

Noticias

CINE-FORO
Será el 9 de junio a las 7.30 en el salón parroquial. La película escogida para el cineforo se titula “a prueba de fuego”, que nos introduce en el seno de una familia que podría ser la nuestra. La intensidad de la trama dura hasta el final, con un desenlace inesperado, pero feliz. Después de la película se tendrá el cineforo, que dirigirá un experto en cineforos. La entrada es libre. Pastoral Familiar, que lo organiza, agradece pasar la voz y venir al interesante evento.
FELIZ CUMPLEAÑOS, P.JESÚS

Los cumplirá el miércoles 25 y le anticipamos nuestra felicitación con el deseo de que pase un hermoso día. Al mismo tiempo pedimos al Señor que le dé muchos años más de vida saludable y fructuosa. La eucaristía por su salud e intenciones la celebraremos ese 25, a las 6.30, teniéndose a continuación un fraternal compartir en el salón parroquial. Estamos todos invitados y se espera la asistencia de muchos, particularmente de los Grupos Pastorales y amigos. El P. Jesús es vicario de nuestra parroquia, a la que llegó en enero desde Chincha, donde se desempeñaba como párroco.

 APADRINA A UN NIÑO EN NECESIDAD

Te lo piden las Voluntarias Vicentinas con el lema “Barriguita llena mente contenta”. La cuota mensual es de S/. 80, con los que podrás alimentar, cuidar la salud y reforzar el aprendizaje de un niño de 1º a 3º Grado de Primaria de la escuelita Medalla Milagrosa en el barrio parroquial del mismo nombre. Puedes apadrinar sól@ o con otr@s, donando semanalmente (S/ 20), o quincenalmente (40), o mensualmente (80) o por los 7 meses del Proyecto (560). ¡Apóyanos!, sé parte de este proyecto. Para la donación: Interbank, cuenta de ahorros No. 263 3018383603, o en la Secretaría de la Parroquia. Su clave al efectuar su entrega será BENEFACTOR N° _____. Para cualquier información: rosadecabada@hotmail.com

 ÚLTIMO ROSARIO DE LA AURORA DE MAYO

Será el sábado 28 a hrs. 6.00 a.m., con Misa de 7.a.m. en la Iglesia Parroquial. Por ser el último y por la necesidad de orar por nuestro Perú en su encrucijada electoral, se espera una buena asistencia, que supere la de las semanas anteriores, que fue bastante buena. Cerremos el Mes de María con el broche de oro de un concurrido y fervoroso Rosario. Salida de la Iglesia parroquial: Dellepiani – Anchorena - Los Manzanos – Pezet - Valle Riestra – Bolognesi – Dellepiani - Iglesia. Responsables: Voluntariado Vicentino y Conferencia de Vicentinos. Salida de la Capilla de las Hermanas: Ejercito-Cossio-Luxardo-Pezet-Velarde-Ejercito-Ugarte y Moscoso-Pezet-Dellepiani-Iglesia. Responsables: Hijas de la Caridad.

 UN MINUTO DE ORACIÓN POR EL PERÚ

Todos los días, a las 8.00 de la noche, detengámonos un minuto orando por nuestro Perú. En unión de San José, Patrono del Perú, y de nuestros santos peruanos. Para que prevalezcan la Verdad y la Justicia, la Unidad y la Paz, el Progreso y el Bien Común. Todo ello bendecido por Jesús y María con el Espíritu Santo. Pasemos la voz.

CURSOS DE CRISTOLOGÍA Y BIBLIA

Siguen adelante con 27 y 30 inscritos, respectivamente; no está mal, pero se esperaría un mayor número de participantes, dada la importancia de los temas. ¿No quisieran venir ustedes? Ni se preocupen porque los cursos ya empezaron, pues como se dan por unidades temáticas, cualquier día es bueno para empezar. Vengan y contágiense de las ganas de aprender de los participantes.

Tema

Tema

                                                                   SÍ A LA VIDA, NO A LA MUERTE

La vida es el derecho fundamental del hombre, porque en él todo depende de su vida o dicho de otro modo, porque si no hay vida no hay hombre. Todo está, debe estar al servicio de la vida del hombre, que es un fin en sí mismo. Tal es el Plan de Dios y tal es el Diseño de la Naturaleza. La familia, el gobierno, la iglesia, el ambiente, el trabajo, la ciencia, el arte, el deporte, etc., etc., todo está en función y al servicio de la vida. Por eso, el Sí a la Vida incluye el No a la Muerte y, más concretamente, que el Gobierno y la Sociedad defiendan la vida desde el momento de su concepción hasta la muerte natural. Sin abortos ni manipulación genética. Sin suicidios asistidos ni eutanasia. Sin pena de muerte.
Decir Sì a la Vida es decir Sí al medioambiente saludable, al trabajo digno y bien remunerado, a la familia basada en el matrimonio y protegida, a la vivienda propia y suficiente, a la educación y la salud, a la seguridad ciudadana, a la economía con ética, a la paz con justicia, a la política limpia, a la libertad de expresión y la libertad religiosa, a cuanto, en fin, cuide, favorezca e incremente la calidad de vida. Como vemos, decir Sí a la Vida es manifestarse por todo lo bueno. No es sólo oponerse al aborto, si bien, por muchas razones, el No al aborto se ha convertido en el santo y seña de la defensa de la vida. Sin duda porque el aborto representa el más cruel, insano y gigantesco ataque a la vida, el más horrible signo de la muerte y de la cultura de la muerte

Producir un aborto es más que quitar la vida
: es matar a un ser humano inocente e indefenso, por no hablar de las circunstancias en que este crimen se comete. Y por no decir que viola el derecho a la vida, es decir, a su defensa y protección. Y esto porque:

*La ciencia ha demostrado que "la vida humana comienza en el momento de la fecundación, en el momento de la fusión del espermatozoide con el óvulo" (Profesor Alfred Kastler, Premio Nobel de Física).
                 * "El hombre entero se encuentra ya en el óvulo desde el momento en que éste es fecundado: todo el hombre con todas sus potencialidades" (Jean Rostand, connotado biólogo francés).
                 * "Aceptar el hecho de que, tras la fertilización, un nuevo ser humano ha comenzado a existir no es una cuestión de opinión, es una evidencia experimental". (Jérome Lejeune. Premio Nobel. Catedrático de Genética Fundamental de la Universidad de la Sorbona).

 Los científicos nos dicen que en el zigoto ya hay una vida "distinta" del óvulo y del espermatozoide, que comienza su propio desarrollo La prueba la encontramos en el niño-probeta o en el zigoto insertado en el útero de una madre de alquiler. Es evidente que no es un tumor de la mujer, sino un ser humano distinto de ella, aunque en proceso de desarrollo, que necesita condiciones especiales de nidación. Su evolución progresiva, sin solución de continuidad, le llevará al nacimiento, niñez, juventud,... hasta su muerte. "El recién concebido es un individuo nuevo, que comienza la aventura humana. Y cuya evolución proseguirá sin cesar hasta la muerte. Embrión, feto, recién nacido, niño, joven, adulto, anciano, todo es el mismo individuo en diferentes edades". (Profesor Botella Llusiá, Presidente de la Real Academia Nacional de Medicina, Catedrático de Ginecología y ex-Rector de la Universidad de Madrid).


Archivo de la Hoja Parroquial

A continuación el archivo con los números anteriores de la Hoja Parroquial Encuentro

Hoja Parroquial - Encuentro Nº 506
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 503
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 501
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 500
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 499
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 497
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 496
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 495
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 493
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 494
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 200
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 200
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 482
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 480
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 479
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 478
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 477
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 476
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 474
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 473
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 472
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 470
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 471
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 469
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 468
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 466
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 465
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 464
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 462
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 461
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 463
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 460
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 458
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 457
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 456
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 455
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 455
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 454
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 453
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 450
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 452
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 451
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 450
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 449
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 448
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 447
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 446
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 445
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 444
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 443
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 442
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 441
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 440
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 439
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 438
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 437
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 436
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 435
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 434
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 433
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 432
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 430
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 429
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 428
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 427
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 426
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 425
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 424
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 423
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 422
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 421
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 420
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 419
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 417
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 416
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 415
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 414
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 412
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 411
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 410
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 409
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 408
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 407
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 406
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 405
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 404
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 403
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 402
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 401
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 399
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 398
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 397
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 395
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 394
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 392
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 391
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 390
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 389
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 388
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 387
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 386
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 385
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 384
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 383
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 382
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 381
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 380
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 379
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 378
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 377
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 376
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 375
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 374
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 373
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 372
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 371
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 370
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 369
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 368
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 366
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 365
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 364
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 363
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 362
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 361
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 360
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 359
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 358
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 357
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 356
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 355
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 354
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 352
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 351
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 350
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 349
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 348
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 347
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 345
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 343
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 342
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 341
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 340
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 339
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 338
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 337
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 336
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 335
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 334
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 333
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 332
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 331
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 330
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 329
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 328
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 327
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 326
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 325
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 324
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 323
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 322
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 321
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 320
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 319
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 318
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 317
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 316
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 315
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 314
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 313
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 312
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 311
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 310
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 309
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 307
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 304
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 274
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 273
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 272
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 271
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 270
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 269
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 268
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 267
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 266
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 265
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 264
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 263
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 261
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 260
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 259
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 256
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 258
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 257
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 255
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 254
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 253
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 252
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 251
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 250
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 249
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 248
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 247
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 246
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 245
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 243
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 242
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 241
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 240
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 239
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 238
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 237
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 236
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 235
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 234
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 233
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 232
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 231
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 230
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 229
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 228
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 227
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 226
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 225
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 224
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 223
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 222
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 221
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 220
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 219
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 218
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 217
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 216
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 215
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 214
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 213
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 212
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 211
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 210
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 209
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 208
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 207
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 206
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 205
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 204
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 203
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 199
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 198
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 197
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 196
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 195
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 194
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 193
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 192
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 191
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 190
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 189
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 188
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 187
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 186
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 185
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 184
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 183
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 182
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 181
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 180
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 179
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 174
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 173
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 172
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 171
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 170
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 169
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 168
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 167
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 166
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 165
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 161