Hoja Parroquial - Encuentro Nº 321

12/05/11
Carta del Párroco

Queridos amigos

El evangelio de hoy (Jn 10, 1-10) nos trae la parábola del Buen Pastor, en la que Jesús dice ser la puerta del redil de las ovejas. Yo soy la Puerta, afirma, aunque a nosotros nos gusta más cuando dice que es el Buen Pastor, sobre todo hoy en que celebramos el Día de Oración por las Vocaciones de Buenos Pastores… Lo curioso es que nunca antes, en toda la Escritura,  Dios o su Mesías son llamados Puerta, como sí pasa con Pastor. De hecho la figura del pastor llena la Biblia, desde Abel, el bueno, que fue pastor. Dios es el Pastor de su pueblo (Sal 8,1; 23,1) y el Mesías es el Buen Pastor (Jn 10,11; 1 Pe 2,25). En Mat 25, 32s, el juicio final es descrito con la imagen de un Pastor que separa las ovejas de los chivos. ¿Por qué Jesús quiso llamarse y presentarse como Puerta? “Esta es la puerta del Señor, por ella entran los justos”, del Salmo 118,20, es quizás en la Escritura lo más cercano a lo que Jesús dijo.
Para entender mejor lo que Jesús quiso significar al decir que es la Puerta del redil habrá que recordar que las ovejas de un pueblo  -solían ser de distintas familias- , eran guardadas durante la noche en el redil, bajo el cuidado de un portero. Y que era este portero quien tenía que reconocer y abrir la puerta al pastor o los pastores, así como a las ovejas que, a la mañana siguiente, irían de pastoreo. Aquellos pastores que conocían los nombres característicos de las ovejas; y aquellas ovejas, que, al ser llamadas por su nombre característico, respondían al pastor. Con esta parábola Jesús quiere darnos varias lecciones, dos principalmente. 1. que Él es el Pastor verdadero (legítimo), al ser la Puerta del redil; y 2. que sus verdaderas ovejas son las que escuchan y siguen su voz. Veamos brevemente los alcances de estas dos lecciones.
Ayer como hoy, los pastores de almas  -(los guías o responsables de personas y pueblos: en lo religioso y espiritual, lo social y cultural, lo económico y político, lo familiar y nacional, incluidos los Padres de la Patria y Gobernantes)-, pueden ser falsos o verdaderos. Veamos (en Jn 10) los criterios que nos dejó el Buen Pastor Jesús para distinguirlos y saber a qué atenernos: 1. amar y ser amado por las ovejas (conocerlas por su nombre y ser conocido por ellas (v.14); 2. caminar delante de ellas (v.4); 3. defenderlas y darles los mejores pastos (que tengan vida y la tengan en abundancia (v.10); 4. dar la vida por las ovejas (v.11); 5. preocuparse por las que no son de su corral (las minorías) hasta que haya un solo rebaño con un solo pastor (v.16); 6. estar motivado por el amor de Dios (v.17); 7. entrar por la puerta que es Jesús v.9)
 Este último criterio, que para Jesús es el primero: Yo soy la Puerta, es de la máxima importancia y actualidad, sobre todo para nosotros, los cristianos. Quiere decir que todo  -hombre, instituciones y cosas- debe pasar por Jesucristo. No sólo para contar con legitimidad  -los que no entran por la puerta son ladrones y salteadores-, sino sobre todo porque “el que entre por mí estará a salvo” (Jn 10, 9). Para terminar, algo muy importante: Jesús ha dispuesto que sea la Iglesia quien acompañe al hombre a recorrer el Camino y a pasar por la Puerta, que son Jesús (Mt 16, 18-19)

Noticias

Noticias

UNA CITA A LA QUE NO PODEMOS FALTAR

Es la MARCHA POR LA VIDA, que tendremos el próximo sábado 21 a las 10 a.m., partiendo del Parque Mariscal Castilla (Lince), que será el lugar de Concentración. Recorrido: César Vallejo, Salaverry (cdras 20 a 1), Av La Peruanidad y Campo de Marte, donde terminará con un festival de música por la vida.

LA PARROQUIA SE HARÁ PRESENTE EN LA MARCHA POR LA VIDA.
Nos encontraremos en la esquina del Parque con César Vallejo, donde estarán la Pancarta y banderines de la Medalla Milagrosa y por donde luego caminaremos hasta Salaverry. Hay mucho entusiasmo por participar y allá estaremos como parroquia, haciendo oír nuestro SI A LA VIDA. Se recomienda vestir polo blanco y llevar globos blancos o azules.

JORNADA DE ORACIÓN Y COLECTA POR LAS VOCACIONES

Es hoy, con motivo del Día del Buen Pastor. Oremos con fe y colaboremos con generosidad para el sostenimiento de los seminarios sacerdotales.

ROSARIO DE LA AURORA 

Sábado 21 a hrs. 6.00 a.m. Misa de 7.00 a.m. en Capilla Hijas de la Caridad

Salida de la Iglesia Parroquial: Dellepiani-hasta Calle A-siguiendo por La Pera-hasta Punta Negra-Punta Negra-Capilla HH, donde se celebrará la Sta. Misa. Responsable: Renovación Carismática y MISEVI

Salida de la Capilla de las Hijas de la Caridad: Capilla HH.-Yabar (Barrio MM)-Marbella-regreso a Capilla HH, donde se celebrará la Misa. Responsable: HdC

MENU DE CAVI PARA MAYO

El Centro de Animación Vicentina (CAVI) te ofrece el siguiente rico MENÚ. Mira a cuál o cuáles vas a ir y pasa la voz.

·         CURSO TALLER: sobre el Libro del Profeta Amós: Dios escucha el clamor de su pueblo. Los miércoles 18 y 25 de Mayo, de 7.15 a 9 p.m; y 1 y 8 de Junio ,

El tema del 18: Contexto del profetismo anterior al Exilio: Amós

·         JORNADA DE FORMACIÓN: el viernes 20, 7.15 a 9 p.m: Doctrina Social de la Iglesia: la persona humana;

Lugar: CAVI, Av. Angamos Este 647 (Surquillo). Informes Tel. 444 15 90

·         RETIRO VICENTINO PARA LAICOS: 27 a las 6 p.m. 28 y 29 has las 5 p.m.

       Lugar: Casa de Retiros de las Hijas de la Caridad, Av. Ejército 2402, Magdalena.

MISA JUVENIL Y VOCACIONAL

Será a las 7.30 de la noche del próximo domingo. Reanudaremos así la práctica de las Misas Vocacionales Mensuales, que desde Mayo se tendrá los Terceros Domingos de Mes a las 7.30 p.m. Se contará con la participación de comunidades religiosas invitadas y se espera la presencia de muchos fieles, especialmente jóvenes, y de los Grupos Pastorales.

UNA ROSA PARA LA VIRGEN MARÍA

Es el homenaje que la Conferencia Vicentina de la parroquia quiere rendir el próximo domingo 22 a nuestra Madre de la Medalla Milagrosa, en este Mes de María. Para el efecto está cursando la siguiente invitación: por favor, adquiera una flor a la entrada de la iglesia y deposítela en la canasta de las ofrendas de la Misa.

Tema

Tema
XLVIII Jornada Mundial de Oración por las Vocaciones
Del Mensaje de Benedicto XVI, es lo que sigue 

 Origen de la Jornada. Hace setenta años, el Venerable Pío XII instituyó la Obra Pontificia para las Vocaciones Sacerdotales. A continuación, animadas por sacerdotes y laicos, obras semejantes fueron fundadas por Obispos en muchas diócesis como respuesta a la invitación del Buen Pastor, quien, “al ver a las gentes se compadecía de ellas, porque estaban extenuadas y abandonadas, como ovejas que no tienen pastor”, y dijo: “La mies es abundante, pero los trabajadores son pocos; rogad, pues, al Señor de la mies que mande trabajadores a su mies” (Mt 9, 36-38). En esta línea y para este año, les propongo “Promover las vocaciones en la iglesia local”.

 “Proponer las vocaciones en la Iglesia local” significa tener la valentía de indicar, a través de una pastoral vocacional atenta y adecuada, este camino arduo del seguimiento de Cristo, que, al estar colmado de sentido, es capaz de implicar toda la vida. Es importante incrementar cuanto sea posible “las vocaciones sacerdotales y religiosas, poniendo interés especial en las vocaciones misioneras” (Decr. Christus Dominus, 15). Deben contribuir a esto los sacerdotes, las familias, los catequistas, los animadores. Haciendo que cada momento de la vida de la comunidad eclesial –catequesis, encuentros de formación, oración litúrgica, peregrinaciones a los santuarios- sea una preciosa oportunidad para suscitar en el Pueblo de Dios, particularmente entre los más pequeños y en los jóvenes, la responsabilidad de la respuesta a la llamada al sacerdocio y a la vida consagrada.

 El arte de promover y de cuidar las vocaciones encuentra un luminoso punto de referencia en las páginas del Evangelio en las que Jesús llama a sus discípulos a seguirle y los educa con amor y esmero. En este arte están: la oración (Lc 6, 12), que se eleva al “Señor de la mies” tanto en las comunidades parroquiales, como en las familias cristianas y en los cenáculos vocacionales. La invitación a entrar en su amistad, “¡Sígueme!”, para escuchar de cerca su Palabra y vivir con Él; y vivir una fraternidad en comunidad, que nace de la disponibilidad total a Dios (cf. Mt 12, 49-50; Jn 13, 35). Aprender a tener la mirada de Jesús y a conformar la propia voluntad con la suya.

 El Señor no deja de llamar, en todas las edades de la vida, para compartir su misión y servir a la Iglesia en el ministerio ordenado y en la vida consagrada, y la Iglesia “está llamada a custodiar este don, a estimarlo y amarlo. Ella es responsable del nacimiento y de la maduración de las vocaciones sacerdotales” (Pastores dabo vobis, 41). Especialmente en nuestro tiempo en el que la voz del Señor parece ahogada por “otras voces” y la propuesta de seguirlo, entregando la propia vida, puede parecer demasiado difícil. Toda comunidad cristiana, todo fiel, debería de asumir conscientemente el compromiso de promover las vocaciones. Principalmente a los muchachos, a las muchachas y a los jóvenes -como hizo Jesús con los discípulos.

Queridos hermanos y hermanas, la capacidad de cultivar las vocaciones es un signo característico de la vitalidad de una Iglesia local. Invocamos con confianza e insistencia la ayuda de la Virgen María, para que, con el ejemplo de su acogida al plan divino de la salvación y con su eficaz intercesión, se pueda difundir en el interior de cada comunidad la disponibilidad a decir “sí” al Señor, que llama siempre a nuevos trabajadores para su mies.

Archivo de la Hoja Parroquial

A continuación el archivo con los números anteriores de la Hoja Parroquial Encuentro

Hoja Parroquial - Encuentro Nº 506
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 503
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 501
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 500
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 499
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 497
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 496
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 495
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 493
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 494
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 200
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 200
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 482
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 480
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 479
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 478
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 477
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 476
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 474
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 473
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 472
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 470
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 471
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 469
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 468
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 466
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 465
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 464
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 462
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 461
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 463
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 460
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 458
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 457
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 456
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 455
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 455
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 454
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 453
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 450
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 452
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 451
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 450
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 449
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 448
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 447
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 446
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 445
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 444
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 443
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 442
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 441
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 440
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 439
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 438
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 437
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 436
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 435
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 434
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 433
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 432
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 430
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 429
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 428
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 427
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 426
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 425
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 424
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 423
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 422
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 421
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 420
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 419
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 417
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 416
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 415
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 414
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 412
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 411
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 410
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 409
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 408
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 407
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 406
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 405
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 404
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 403
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 402
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 401
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 399
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 398
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 397
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 395
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 394
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 392
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 391
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 390
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 389
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 388
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 387
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 386
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 385
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 384
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 383
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 382
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 381
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 380
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 379
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 378
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 377
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 376
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 375
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 374
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 373
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 372
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 371
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 370
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 369
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 368
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 366
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 365
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 364
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 363
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 362
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 361
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 360
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 359
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 358
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 357
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 356
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 355
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 354
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 352
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 351
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 350
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 349
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 348
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 347
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 345
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 343
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 342
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 341
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 340
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 339
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 338
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 337
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 336
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 335
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 334
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 333
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 332
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 331
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 330
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 329
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 328
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 327
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 326
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 325
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 324
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 323
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 322
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 321
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 320
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 319
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 318
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 317
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 316
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 315
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 314
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 313
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 312
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 311
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 310
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 309
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 307
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 304
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 274
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 273
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 272
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 271
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 270
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 269
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 268
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 267
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 266
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 265
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 264
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 263
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 261
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 260
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 259
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 256
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 258
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 257
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 255
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 254
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 253
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 252
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 251
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 250
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 249
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 248
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 247
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 246
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 245
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 243
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 242
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 241
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 240
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 239
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 238
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 237
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 236
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 235
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 234
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 233
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 232
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 231
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 230
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 229
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 228
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 227
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 226
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 225
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 224
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 223
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 222
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 221
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 220
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 219
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 218
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 217
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 216
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 215
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 214
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 213
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 212
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 211
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 210
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 209
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 208
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 207
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 206
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 205
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 204
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 203
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 199
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 198
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 197
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 196
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 195
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 194
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 193
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 192
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 191
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 190
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 189
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 188
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 187
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 186
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 185
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 184
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 183
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 182
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 181
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 180
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 179
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 174
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 173
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 172
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 171
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 170
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 169
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 168
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 167
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 166
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 165
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 161