Hoja Parroquial - Encuentro Nº 272

06/06/10
Carta del Párroco

Queridos amigos

La cosa más bella y grande de un Congreso Eucarístico es siempre el encuentro final: cuando miles y miles de fieles se congregan en torno a la Eucaristía formando un todo con Jesucristo. Y expresan y recrean así la Iglesia del Señor. Claro que un Congreso tiene muchas e importantes actividades. Pensemos en las programadas para este Primer Congreso Eucarístico y Mariano de Lima… Y pensemos en la solemne Eucaristía, que  presidida por su Pastor, concelebrada por decenas de sacerdotes y acompañada por miles de fieles, será su broche de oro final. Todo muy bello y emotivo, pero lo más grande y significativo habrá sido siempre la iglesia-comunión que ahí se expresa, la unidad que ahí se vive: Jesucristo Hostia, Obispo y Fieles en y como Asamblea Santa.

Los Congresos Eucarísticos ponen de manifiesto el poder de convocatoria y de unión de la Eucaristía. También, como lo acabo de decir, su sentido de iglesia-comunión, que le es inherente. Por donde se la mire la eucaristía, que exige la unidad de los creyentes para poder celebrarla, es unidad y crea unión. Claro que produce otros muchos efectos -(nos da fuerza para el camino, perdona los pecados, es germen de resurrección, etc.)-, pero el de la unidad es el más valioso y decidor. Significativamente, los mismos pan y vino salen de la unión de muchos granos de trigo y de uva. Signo de unidad, llamaba S. Agustín a la eucaristía.

La primera y más querida unión que produce la eucaristía es con Jesucristo. Tanto que nos transforma en Él, que es lo que quiso, cuando al celebrar la Última Cena, instituyó la eucaristía y el sacerdocio (para que nunca falte la eucaristía). La parábola de la vid y los sarmientos (Jn 15, 1-6) y la oración sacerdotal de Jesús (Jn 17, 21), se refieren a esta unión con Él. Pero también a la unión entre nosotros, tan requerida y sin embargo tan destruida. “El cáliz de nuestra Acción de Gracias (eucaristía), ¿no nos une a todos en la sangre de Cristo? Y el pan que partimos ¿no nos une a todos en el cuerpo de Cristo? El pan es uno, por eso nosotros, aunque somos muchos, formamos un solo cuerpo, porque comemos todos del mismo pan (1 Cor 10, 16-17)

Para los cristianos y, en especial para los que tanto comulgamos, saquemos dos aplicaciones prácticas. La primera se refiere a la importancia de la unidad, de vivir unidos entre nosotros. Es lo que más ha querido el Señor. Lamentablemente, pareciera que es lo que menos queremos nosotros. La unidad, que es la otra cara de la caridad, no parece ser virtud de nuestra devoción. ¡Tantas familias y vecindarios y confesiones religiosas y países divididos! ¡El mundo siempre dividido! La otra aplicación práctica tiene que ver con nuestra actitud ante la eucaristía. Hablando en general, somos individualistas y subjetivos. Muchos van a su misa y reciben su comunión, olvidando que la misa es asamblea y la comunión unión con los hermanos. No podemos participar y/o recibir la eucaristía sin entrar en comunión con los hermanos y sin comprometernos a vivir en la caridad.

 

Noticias

Noticias

CONSEJO PASTORAL PARROQUIAL DE JUNIO
Lo tuvimos el martes 1º, y contó con la participación de 13 delegados de 9 Grupos Pastorales. Faltaron 7 GPs, de los que sólo 2 justificaron. Se recibieron los Informes orales y escritos de los GPs correspondientes al mes de Mayo. De los informes del párroco, entresacamos los siguientes: retorno mañana de Mons. Revoredo; felicitación a los catequistas por su Día (la Stma Trinidad); invitación a seguir participando en las actividades del Congreso Eucarístico, especialmente el domingo 6, que es también el día de la clausura; en el Taller-Testimonio a cargo del P. Javier, el jueves 10; y en la misa y adoración de la Fiesta del Sgdo. Corazón de Jesús, el viernes 11, clausurando así el Año Sacerdotal. En relación con la Semana y el Jubileo Eucarísticos de la Parroquia, se pasó a designar los GPs responsables de cada día. Luego se vio la organización del Corpus Cristi de la parroquia, que será el domingo 13, y los GPs responsables de las diferentes tareas. Siendo las 9. 30 de la noche, se dio por terminada la reunión con una oración a la Stma. Virgen.

FIESTA DEL  SAGRADO CORAZÓN DE JESÚS Y CLAUSURA DEL AÑO SACERDOTAL
En la Fiesta del Sagrado Corazón se celebra la Jornada Mundial de Oración por la santificación de los sacerdotes, que el año pasado (19.06. 2009) el Papa Benedicto XVI convirtió en Jubileo Sacerdotal. Este viernes 11, será su clausura solemne en Roma; en la parroquia la celebraremos con misa y adoración eucarística, desde las 11 a.m. En la víspera y también como parte de la clausura, el P. Javier tendrá a su cargo el Taller y Testimonio sobre el sacerdocio. El Papa Benedicto XVI inauguró el Año Sacerdotal para celebrar el 150 aniversario de la muerte de san Juan María Bautista Vianney, el Santo Cura de Ars, quien sin dejar de ser el Patrono Celestial de los párrocos, es desde este 11 el Patrono Celestial de todos los sacerdotes.

TALLER Y TESTIMONIO SACERDOTAL
Será el 10 de junio de 7.30 a 9.00 p.m., en el salón parroquial, y estará a cargo del P. Javier. Es el último de los 4 Talleres-Testimonios que la parroquia programó dentro del Año Sacerdotal, participando así en su clausura, que se tendrá solemnemente en Roma, el 11 de Junio, Fiesta del Sagrado Corazón de Jesús. El Taller-Testimonio terminará con un sencillo y fraterno compartir.

LA FIESTA DE CORPUS CRISTI EN LA PARROQUIA.
La celebraremos el domingo 13, con Misa a las 11 a.m., y procesión con Jesús Eucaristía, a continuación. El recorrido de la procesión, con sólo cuatro altares, será: Dellepiani - Francisco Bolognesi - Vallerriestra - Pezet - Dellepiani - Iglesia. Acompañaría la Banda de músicos de La Marina. Los misioneros y algunos Grupos Pastorales visitarán los hogares, invitando a las familias. Están invitados todos los fieles y se espera la asistencia de gran número de ellos, participando en familia. Ese domingo 13 NO HABRÁ MISA DE 12

LLAMADO A PARTICIPAR EN EL JUBILEO EUCARÍSTICO DE LAS CUARENTA HORAS
Lo tendremos los días 8, 9 y 10 de junio, de 3.30, en que empezará la adoración, hasta las 6.30 p.m., en que se dará la bendición con el Santísimo, para continuar con la Sta. Misa. Se hace un llamado a todos los fieles, en especial a quienes tanto comulgan, y se espera la asistencia de muchos, un rato al menos. Por parte de los Grupos Pastorales, el martes 8 participarán Liturgia, Conferencia y MECs, en este orden; el miércoles 9, JMV, RCC y Vocaciones; el jueves 10, AMM, Misioneros, CAPHONU y PF. Tan extendido por toda la iglesia y tan colmado de indulgencia.as por los Papas, a nuestra parroquia le correspondió este año el turno de los días 8, 9 y 10, víspera de la Fiesta del Sgdo. Corazón de Jesús y de la Clausura del Año Sacerdotal. Veámoslo como una gran Bendición para nuestra Parroquia.

Tema

CATEQUESIS DE JUAN PABLO II SOBRE LA EUCARISTÍA (resumida)

«¡Sacramento de piedad, signo de unidad, vínculo de caridad!». La exclamación de san Agustín recoge y sintetiza las palabras de Pablo: «Porque aun siendo muchos, somos un solo pan y un solo cuerpo, pues todos participamos de un solo pan» (1 Corintios 10, 17). La Eucaristía es el sacramento y el manantial de la unidad eclesial. Esto ha sido confirmado desde los orígenes de la tradición cristiana…

2. El Concilio de Trento lo compendió enseñando que nuestro Salvador ha dejado la Eucaristía a su Iglesia «como símbolo de su unidad y de la caridad con la que quiere que estén íntimamente unidos entre sí todos los cristianos»; por ello, es «símbolo de ese cuerpo del que él es la cabeza» (Pablo VI, «Mysterium fidei»). El Catecismo de la Iglesia Católica sintetiza esto con eficacia: «Los que reciben la Eucaristía se unen más estrechamente a Cristo. Por ello mismo, Cristo los une a todos los fieles en un solo cuerpo: la Iglesia» (CIC, 1395).
 
3. Esta doctrina tradicional está intensamente arraigada en la Escritura. Pablo la desarrolla partiendo de la «koinonía», es decir, la comunión que se instaura entre el fiel y Cristo en la Eucaristía  (1 Cor 10, 16). Esta comunión es descrita más precisamente en el Evangelio de Juan como una relación extraordinaria de «interioridad recíproca»: «él en mí y yo en él». Jesús, de hecho, declara en la sinagoga de Cafarnaúm: «El que come mi carne y bebe mi sangre, permanece en mí, y yo en él» (Juan 6, 56).
 
4. Esta comunión-«koinonía» de carácter «vertical»», pues nos une al misterio divino, genera al mismo tiempo una comunión-«koinonía» que podemos llamar «horizontal», es decir, eclesial, fraterna, capaz de unir en un lazo de amor a todos los participantes en la misma mesa. «Porque aún siendo muchos, somos un solo pan y un solo cuerpo, pues todos participamos de un solo pan» (1 Corintios 10, 17). El discurso sobre la Eucaristía anticipa la gran reflexión eclesial que el apóstol desarrollará en el capítulo 12 de la misma Carta, cuando habla del cuerpo de Cristo en su unidad y multiplicidad. Y Lucas  en los Hechos de los Apóstoles (2, 42-44): «Acudían asiduamente a la enseñanza de los apóstoles, a la comunión, a la fracción del pan y a las oraciones [...] Todos los creyentes vivían unidos y tenían todo en común» (Hechos de los Apóstoles 2, 42-44).
 
5. Por este motivo, se reniega del significado profundo de la Eucaristía, cuando se celebra sin tener en cuenta las exigencias de la caridad y de la comunión (1Corintios 11, 20). La Eucaristía deja de ser es un «ágape», es decir, expresión y fuente de amor. Y quien participa indignamente, sin hacer que se convierta en caridad fraterna, «come y bebe su propio castigo» (1Corintios 11, 29). La Eucaristía recuerda, hace presente y genera la caridad. Con la liturgia, recemos a Dios Padre. «Y a nosotros, que nos alimentamos con el cuerpo y la sangre de tu Hijo, danos la plenitud del Espíritu para que seamos en Cristo un solo cuerpo y un solo espíritu». (Oración Eucarística, III).

Del Cardenal Kasper: “En Jesucristo todo debe resumirse en uno (Ef 1,10; Col 1,20). De tal manera que al final Dios sea todo en todos (1Cor 15,28). Es por esto que Jesucristo derribó con su muerte el muro de la división y produjo la paz (Ef 2,14); y perdieron su significado de división las antiguas diferencias entre judíos y gentiles, esclavos y libres, hombre y mujer (Gal 4,28).

 


Archivo de la Hoja Parroquial

A continuación el archivo con los números anteriores de la Hoja Parroquial Encuentro

Hoja Parroquial - Encuentro Nº 506
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 503
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 501
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 500
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 499
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 497
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 496
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 495
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 493
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 494
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 200
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 200
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 482
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 480
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 479
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 478
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 477
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 476
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 474
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 473
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 472
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 470
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 471
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 469
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 468
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 466
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 465
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 464
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 462
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 461
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 463
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 460
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 458
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 457
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 456
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 455
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 455
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 454
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 453
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 450
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 452
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 451
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 450
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 449
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 448
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 447
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 446
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 445
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 444
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 443
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 442
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 441
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 440
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 439
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 438
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 437
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 436
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 435
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 434
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 433
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 432
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 430
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 429
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 428
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 427
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 426
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 425
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 424
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 423
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 422
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 421
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 420
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 419
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 417
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 416
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 415
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 414
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 412
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 411
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 410
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 409
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 408
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 407
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 406
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 405
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 404
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 403
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 402
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 401
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 399
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 398
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 397
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 395
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 394
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 392
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 391
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 390
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 389
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 388
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 387
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 386
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 385
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 384
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 383
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 382
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 381
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 380
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 379
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 378
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 377
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 376
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 375
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 374
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 373
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 372
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 371
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 370
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 369
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 368
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 366
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 365
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 364
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 363
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 362
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 361
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 360
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 359
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 358
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 357
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 356
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 355
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 354
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 352
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 351
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 350
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 349
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 348
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 347
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 345
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 343
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 342
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 341
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 340
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 339
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 338
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 337
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 336
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 335
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 334
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 333
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 332
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 331
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 330
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 329
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 328
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 327
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 326
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 325
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 324
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 323
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 322
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 321
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 320
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 319
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 318
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 317
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 316
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 315
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 314
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 313
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 312
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 311
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 310
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 309
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 307
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 304
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 274
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 273
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 272
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 271
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 270
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 269
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 268
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 267
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 266
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 265
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 264
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 263
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 261
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 260
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 259
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 256
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 258
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 257
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 255
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 254
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 253
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 252
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 251
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 250
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 249
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 248
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 247
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 246
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 245
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 243
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 242
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 241
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 240
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 239
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 238
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 237
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 236
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 235
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 234
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 233
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 232
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 231
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 230
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 229
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 228
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 227
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 226
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 225
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 224
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 223
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 222
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 221
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 220
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 219
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 218
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 217
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 216
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 215
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 214
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 213
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 212
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 211
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 210
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 209
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 208
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 207
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 206
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 205
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 204
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 203
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 199
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 198
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 197
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 196
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 195
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 194
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 193
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 192
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 191
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 190
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 189
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 188
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 187
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 186
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 185
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 184
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 183
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 182
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 181
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 180
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 179
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 174
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 173
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 172
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 171
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 170
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 169
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 168
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 167
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 166
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 165
Hoja Parroquial - Encuentro Nº 161